Extraña sucesión de infortunios que, poco a poco, fueron minando mi voluntad hasta transformar aquel viejo anhelo de triunfo en esta pacífica convivencia con el fracaso.

viernes, 21 de noviembre de 2008

EL MISTERIO BAROLO / POTENTE GEN (ACTUALIZADO)


Síntesis del post: El misterio que encierra el Palacio Barolo, o que yo pienso que encierra el Palacio Barolo. Algunos creen que no encierra ningún misterio y que yo debería hacerme tratar por un profesional. Allá ellos. Y Potente Gen, porque es viernes, y los viernes yo subo un Potente Gen. Hoy estoy un tanto repetitivo.

Había sacado unas fotos lindísimas del Barolo, pero las tengo en el celular y me lo olvidé. Otra vez será.


Mi mujer tiene su estudio en el Palacio Barolo (Avenida de Mayo 1370), que fue construido por el arquitecto italiano Mario Palanti a pedido del empresario textil Luis Barolo. En el año 1923 –fecha de su inauguración- era el edificio más alto de la ciudad y de América del Sur, y en la cúpula posee un faro giratorio de trescientas mil bujías.

Esta magnífica estructura está inspirada en la divina comedia, obra cumbre de Dante Alighieri, ya que la intención de Barolo era conservar allí las cenizas del poeta cuando las constantes guerras acabaran con el continente europeo.

Entre las infinitas analogías y referencias a la divina comedia que existen en el edificio se pueden mencionar las siguientes:


1- División general del proyecto en tres partes: Infierno, purgatorio y cielo.

2- La estructura tiene cien metros, mismo número de cantos que la Divina Comedia.

3- Las estrofas de los cantos del poema siempre son once o veintidós, y los pisos del edificio están divididos en once módulos por frente y veintidós módulos de oficinas por bloque.

4- Las jerarquías infernales son nueve, y nueve son las bóvedas de acceso al edificio, que representan pasos de iniciación.


En fin… información curiosa, pero que no viene al caso.

Lo que sí viene al caso es que en el año 1928, en la ciudad de Montevideo, Palanti construyó un edificio gemelo del Barolo: El Palacio Salvo, ubicado en la esquina de la Avenida 18 de julio y la Plaza Independencia.

Hace unos tres meses estuve paseando en Montevideo junto con mi hermano y su esposa, y una de las pocas (si no la única) actividades programadas fue la visita al mencionado palacio.

“¿Por qué?”, se preguntarán ustedes; y si no se lo están preguntando van muertos, porque lo voy a explicar igual.

En ese momento tenía –y sigo teniendo- la teoría de que allí dentro se desarrolla un universo paralelo al nuestro. Si yo lograra llegar en el Palacio Salvo al sitio exacto que ocupa la oficina de mi mujer en el Barolo, estoy seguro de que mis descubrimientos cambiarían el curso de la historia del mundo.


Estas son algunas de las posibilidades que barajo:

1- Me encontraría con la gemela de mi mujer.

2- Me encontraría con el anverso de mi mujer, o sea, una criatura en las antípodas del arquetipo de mi deseo heterosexual.

3- Me encontraría con una puerta hacia otra dimensión.

4- Me encontraría conmigo mismo, lo cuál sería tremendo no solo para mí, sino para todo el Universo. Sí, para ustedes también… ¿o no forman parte del Universo?

5- Me encontraría con una oficina cualquiera con gente cualquiera que me observaría como se observa a un loco cualquiera (y dale con el cualquiera).



Ustedes se preguntarán por qué no hice el experimento en ese mismo viaje (y si no se lo preguntan van muertos, porque tengo que concluir el post de alguna manera).

Bueno… la verdad es que el Palacio Salvo solo se parece al Barolo por fuera. Adentro es muy diferente, y entonces me costó demasiado ubicarme. Sin embargo, con mi reconocido espíritu aventurero logré encontrar los ascensores, y justo cuando me disponía a subir para develar el misterio, apareció un guardia de seguridad que me preguntó a qué oficina me dirigía. Una corazonada me llevó a pronunciar el apellido de mi mujer, pero después de revisar un inmenso cuaderno de color negro, el tipo me echó casi a las patadas.

Después anduve un rato merodeando por la zona, pero el guardia me descubrió y redobló la vigilancia. Para mí que se ensañó como se ensaña uno con los merodeadores, y yo creo que eso ocurre porque los merodeadores (tengo que dejar de decir merodeadores) nunca descubren sus intenciones, y entonces uno termina pensando que su objetivo último es merodear. Y a nadie le gusta ser el blanco de los merodeadores. Creo.

¿Qué les parece que me voy a encontrar en el Palacio Salvo?

Muchas gracias. Ahora Potente Gen...


----------------------------------------------------------


POTENTE GEN


Gen Pauls

Gastón y Nicolás. Otro par que no puede negar el vínculo.



Gastón y su hermano improductivo. O al menos eso pienso yo con una altísima dosis de injusticia. En fin... Gastón y su hermano, otra prueba demoledora de la existencia del Potente Gen.

ACTUALIZACIÓN:

Estoy al tanto de que el escritor Alan Pauls es hermano de sus hermanos, pero en su caso el Potente Gen se licuó. En algún punto de la cadena se licuó, no me digan que no. Entiendan que el Potente Gen está todavía en estudio, y sus propiedades (léase motivaciones) aún no están del todo claras.

Tengan ustedes un excelente fin de semana.

19 comentarios:

m. dijo...

inquietante lo del edificio gemelo, qué lástima que por adentro eran diferentes, si no ahí te quiero ver, algún brrrrr se te escapaba. Los hermanos Pauls son idénticos, son algo de Alan no? medio hermanos? primos? algo son seguro.

Feliz viernes, yoni.

Indis Creta dijo...

No es fácil ser merodeador. Son seres incomprendidos. Ellos no pretenden llegar a ningun lado. O si...! En realidad lo que buscan es la felicidad, que les resulta esquiva. Tan esquiva como a todos, solo que ellos no lo saben.
Entonces su destino es merodear siempre, eternamente, inclusive después de muertos, buscando aquello que piensan que solo a ellos es negado.
Son almas que no descansan.

Y me pregunto..los merodeadores, en un mundo paralelo, ¿que serían?

Bugman dijo...

No se lo que puede encontrar en el Palacio Salvo, pero sea lo que sea, va a estar tomando mate.

(Los Pauls me parecen unos paparulos. Tenía que decirlo).

Briks dijo...

NOOOOOOOO

EXCELENTE POST !!!!!!!

pero estuviste tan cerca TAAANNN cerca de comprobar tu teoria

el error - clarametne - estuvo al pronunciar el nombre de tu mujer

estoy convencido que allí estará el opuesto de tu dama y por lo tanto (efecto espejo) su nombre es exactamente igual al de tu jermu pero al reves !

Maria Castaña sería Airam Añatsac

Yo tengo que conocer a una Uruguaya, si quiere el proximo viaje lo acompaño.
esto es una aventura asegurada !!
(de paso me traigo una camiseta de los teros, no crea que me olvidé)


che...uno de los pibes de la foto no es Juan Peruggia?

Briks dijo...

AH!
el hermano improductivo tenia un programa de musica bastante bueno


qué se yo

Mona Loca dijo...

Cuchemé, Yoni: Si estaba por entrar al infierno ( ¿encontró el cartelito de "lasciate ogni speranza..."?)no se le ocurrió tirarle unas moneditas a Caronte????

Por eso no lo dejó pasar,m'ijo!

La próxima vez, lleve unas chirolas...

Estrella dijo...

Elige tu propia aventura yoni, y después nos la contás como si fuera cierta. Hay muhcas líneas argumentales; yo me inclinaría por el encuentro con el reverso de tu esposa. Dale!

Y en cuanto a los Pauls, son idénticos, los dos bonitos, como su hermano Alan. Me gustan los tres!

Buen fin de semana.

Claude dijo...

Un potente gen inobjetable, como siempre. Una diferencia a favor de Nicolás: no se está quedando pelado.
En cuanto a sus investigaciones más allá del río, ¿por qué no le dijo al guardia que era un turista, que en Buenos Aires había un edificio igual en el que trabajaba su mujer y que usted quería ver la correspondiente oficina en el edificio uruguayo por mera curiosidad? El turista y el merodeador son categorías similares en algún punto, pero el merodeador es más sospechoso, mientras que el turista apela al orgullo hospitalario nacional.

cerriwden dijo...

Me encanta el edificio Barolo y su historia, pero no se crea que acá es fácil entrar, también hay guardias que después del cuarto sino tenés oficina te echa, no a las patadas, pero casi.
Creo que mi hija eligió Arquitectura por esa visita, ese día, esa historia.
Me encantan las teorías de universos paralelos, y está dá, para mucho.
¿En Montevideo también hay incripciones en el pasaje?

Yoni Bigud dijo...

m.: Inquietante es la palabra.

Con Alan son hermanos, pero tal y como puse en la actualización, creo que en su caso el gen se licuó un poco.

Indis Creta: Exacto, son almas que no descansan. Y no lo hacen ni siquiera en el mundo paralelo, en el cuál adivien qué son... Merodeadores.

Señor Bugman: Qué costumbre ¿no? Pintoresca.

Queda asentada su declaración.

Señor Briks: ¡Muchas gracias! Lo veo muy seguro acerca de lo que dice, así que le creo, y me pongo a practicar el nombre de mi jermu al revés.

Al próximo lo llevo. No entiendo a las selecciones de rugby que eligen esos animales medio gays como sello distintivo. Por eso no entiendo a los sudafricanos. Habiendo tanto animal salvaje, elegir a las gacelas...

Señor Briks: Recuerdo el programa.

Mona: Me encanta su comentario. Estuve pensando en meter esa frasecita en la historia, y después no lo hice. No sé por qué. Qué lindo suena ¿no?

Estrella: Gracias. Si me encuentro con el reverso me voy a ahorrar algunos retos, pero me voy a perder otras cosas. Ay... ¿está segura? No sé si me gusta tanto la idea. El Señor Briks está muy seguro.

Claude: Creo que ahí se terminaron los argumentos a favor de Nicolás.

En cuanto a lo otro... ¿qué decirle? Usted siempre me pone a pensar, y eso me gusta. No lo dije porque soy algo falto de imaginación cuando las situaciones requieren espontaneidad.

Y lo que me gustó: En efecto, el turista y el merodeador son entidades asimilables. Mucho. De hecho me gusta tanto la idea que probablemente aborde el tema de alguna forma en un futuro cercano.

Cerriwden: Yo entro al Barolo casi todos los días, porque es verdad que el estudio de mi mujer queda ahí. Así que los guardias no me dicen demasiado. Más bien los veo siempre adormilados.

Le cuento algo del pasaje de montevideo que me sorprendió mucho: No solo no tiene ninguna inscripción, sino que no atraviesa el edificio de un lado a otro. Es una "L", no tiene los motivos del Barolo y no se puede ver la cúpula desde adentro. Nada de nada. Uno entra y se encuentra con una cosa sucia, descuidada y muy venida a menos. Una pena. ¿Pero qué esperaba yo? ¿que el universo paralelo se me revelara sin oponer resistencia? Claude tiene razón: tendría que haber insistido.

Un saludo.

RELATO DEL PRESENTE dijo...

Alan Pauls? Edgar Alan Pauls?

Yoni Bigud dijo...

Relato: Ese mismo :)

Un saludo.

Saf dijo...

Tenes buena pasata de escritor bloguero.. me gusta.. esta genial tu perfil.

Yoni Bigud dijo...

Saf: Muchas gracias. Bienvenido.

Un saludo.

ALICIA dijo...

Impactante teoría sobre edificios gemelos y sus paralelismos. Estos temas me apasionan y sé que compartimos todo lo relacionado a ellos.
El gen, un calco.
Un beso
Alicia

Yoni Bigud dijo...

Alicia: Profundicemos en esa teoría, que vamos por el buen camino.

Un saludo.

no tan iguales dijo...

¡¡¡¡¡Qué maravilla de post, no sé cómo me lo perdí en su momento!!!!!

Yoni Bigud dijo...

NTI: Muchas gracias!!! Su momento no fue hace tanto, así que no se preocupe.

Un saludo.

terebis dijo...

Escribis lindo yoni, me dieron ganas de conocer el palacio Barolo. En mi proximo viaje a buenos aires me convertire en merodeador