Extraña sucesión de infortunios que, poco a poco, fueron minando mi voluntad hasta transformar aquel viejo anhelo de triunfo en esta pacífica convivencia con el fracaso.

martes, 24 de noviembre de 2009

LA CONSPIRACIÓN DEL COLOR PÚRPURA

Síntesis del post: Pensamiento dual que debía versar sobre la conspiración del color púrpura pero terminó en cualquier cosa, todo ello en una tarde cualquiera de noviembre, lluviosa pero no tanto.




Hablemos un poco sobre este mundo púrpura, mezcla de rojo y de azul, de pasión y sospecha. La idea es comenzar con una frase que sirva de apoyo para nuestras elucubraciones. Por ejemplo:

“En este mundo púrpura…”

A lo nuestro entonces.

“En este mundo, púrpura y fucsia son más o menos la misma cosa. Todo lo que nos rodea son nombres y calificativos de exactitud rigurosa al momento de la enunciación, pero que en la práctica se despojan de esa cualidad con un desparpajo escandaloso.” Esto lo diré yo a modo de introducción.

“Disculpe señor, no quiero arruinarle el desarrollo, pero me siento obligado a señalar que le está sobrando una coma. La consigna que acaba de establecer es “En este mundo púrpura…”, y no “En este mundo, púrpura…”. La verdad es que se lo dejaría pasar, pero como la última vez tampoco respetó su propio plan, me parece que las suyas han dejado de ser simpáticas observaciones para convertirse en solapadas transgresiones. Además, si no se enoja, le hago otra observación (esta vez de mi autoría): El desparpajo no puede ser otra cosa que escandaloso; esa es una de sus condiciones esenciales. Sin escándalo, no hay desparpajo, o como venía usted diciendo, sin el calificativo no podemos emplear el nombre.” Todo esto dirá usted solo para demostrar su inquebrantable voluntad de incordiar.

“A ver amigo, seamos razonables. No podemos voltear el escrito entero por una coma insignificante. Estoy intentando establecer que en este cascote solitario que nos toca habitar, objetos y sucesos se encuentran sometidos sin remedio a las leyes del relativismo. El mundo no es púrpura, sino del color que le asigna aquel que se ocupa de su descripción.” Esto lo diré yo en un intento vano de poner paños fríos.

“¡Mentira! Aquí mismo tengo su declaración del otro día. Usted odia el color púrpura, y por eso le niega el título de color oficial del mundo. Además, basado en vaya a saber qué trauma de su juventud, sospecha del azul y le asigna al rojo un carácter ‘demasiado sexual’. Fíjese que, incluso, en este último caso acaba pidiendo perdón por el simple hecho de pronunciar la palabra. Ni siquiera es capaz de mencionar el sexo sin que la vergüenza le tome por asalto esos mofletes sobrealimentados.” Esto lo dirá usted tratando de ponerme en ridículo en mi propia casa.

“Un momentito, que yo estoy en mi peso ideal. Y en cuanto a lo del sexo, solo hablé de ese modo porque me parece que para colocar determinados temas sobre el tapete, siempre es preferible esgrimir primero una delicada disculpa. Es un tema de educación señor; acá hay señoras y señoritas que no tienen por qué soportar sin previo aviso elucubraciones de ese tenor. Ahora, si me permite, quisiera continuar con lo que estaba diciendo. Desde el principio esto aspiraba a ser un ensayo individual sobre algunas particularidades del color púrpura, pero usted ha logrado desvirtuarlo.” Esto responderé yo buscando excluirlo a usted de este asunto.

“¿No era que iba a hacer referencia a una supuesta conspiración de este colorcito? Si no es así, su ‘Síntesis del post’ no tiene ningún sentido. Además, ahora que lo leo con atención, se habla de un pensamiento dual; o sea, de a dos. Usted y yo. Mi presencia es imprescindible.” Esto objetará usted en un intento desesperado por continuar molestando.

“Bueno, no me había percatado de eso. Entonces solo tengo que idear un título que incluya el color púrpura y lo excluya a usted.” Esto lo diré yo mirándolo fijo.

Y usted hará silencio.

Y algún día yo le contaré algunas cosas acerca de la conspiración del color púrpura.

Pero solo cuando usted madure.


Tengan ustedes muy buenas noches.

PS: La Candorosa nos ha otorgado un premio que ya pusimos en la vitrina, pero que presentaremos y agradeceremos como corresponde el día viernes.

25 comentarios:

Carugo dijo...

Y sí, este es un cascote solitario que viaja a la nada, un mundo poorpura y axfucsiante.....
Saludos.
Como siempre, lo suyo es de exportación.

Winter dijo...

Nooo, si Ud. debe tener alguna cuestión previa con esto de los colores y el escándalo...

Debería confesar, Ud. tiene una extravagante imaginación con un origen seguramente cuestionable. Sí, sí. Estoy instalando la sospecha.

dondelohabredejado dijo...

Una joyita este pensamiento dual.
Usted está para cosas grandes, Yoni. Cada vez que lo leo, me digo lo mismo.
Y tal como le había comentado en el anterior post sobre el color púrpura, no puedo verlo del mismo modo. Sus letras modifican la vida de sus lectores, sus escritos son hitos y es hora de que lo sepa.
Mis más cordiales y agradecidos saludos.

El Mostro dijo...

¿No hablamos ya del púrpura? A lo noche vuelvo, me ocupado.

La solitaria dijo...

Algún tema en particular con los colores? algún trauma, algún fetiche, algo??

Mona Loca dijo...

Veo que varios comentaristas han arriesgado diagnóstico.
Yo también: esquizofrenia.

Por eso no puede prescindir del otro.
Y siempre ese otro es una compañía incordiante!

Con estas conversaciones, usted me recuerda las charlas de café que tenía en mi juventud, cuando me creía una intelectual de porte.

beso

Ouchurus dijo...

Y dale con eso del bobero...





Venga, tome asiento.No no, esa es mi silla, en esta va usted.("¿problemillas con la autoridad?")

Tome una hoja y acá le dejo los lápices de colores.Y el sacapuntas.
Ahora le voy a pedir que dibuje una casa, luego un árbol y por último una persona.Si si, como usted quiera.No, no vale que sean con palitos tipo monigote.


("Mhmmm...este flaco está en el horno...techo rojo...uy dió!...paredes azules? bué, mínimo 4 años de terapia...púrpura para el pelo?! quién usa el color púrpura??
en fin, yo no sé para qué acepto estas derivaciones!")

Any dijo...

Yo sigo sosteniendo que ud se aprovecha de su capacidad para crear diálogos imaginarios para llamarnos irrazonables, maleducados, molestos, inmaduros y que se yo cuantas otras cosas. Y encima nos amenaza con excluirnos, nos amenaza a nosotros! asi, livianamente!
Piense, piense, piense, que va a hacer sin nosotros, sin nuestros comentarios, sin nuestras observaciones brillantes? Aburrirse como un hongo japonés, quedarse solo como perro bloguero malo ...
Ud no quiere eso cierto?
(Diga que no por favor)
un abrazo

Mariela Torres dijo...

No me va a creer, pero yo también siento una voz dentro de mí que cuestiona mis frases y me desautoriza. Pero la suya es peor, por lejos.

Saludos.

eMe dijo...

O yo estoy viendo doble, o estoy inventando post o de esto ya hablamos...???

Como el Mostro, vuelvo con más tiempo porque no terminé de leer...


(y bien mareada que me voy...)

Laura dijo...

ah no, ya me porté bien una vez con usted y sus delirios sobre el color púrpura, dos posteos sobre el mismo color en tan poco tiempo es demasiado para mí

un beso

La sabiduría de Pato dijo...

En su cabeza mientras escribía el diálogo ¿se imaginaba una voz distinta para quien le respondía o simplemente era como hablar con un espejo?
Siempre tuve esa duda...

Abrazo!

Uncle Leo dijo...

Yoni, viva la vida, no se complique tanto
Azul!!! mi amor es azul como el mar azuuulll...nananannaa nana na

La candorosa dijo...

El color púrpura es peligroso.
En realidad, charlando vez pasada con el color verde, hizo referencia a la peligrosidad del color púrpura.

Bueno, en realidad el verde, se hace el buenito, ¡¡pero mucho no le creo!!

Y no olvide, el rojo, es alcahuete.

Saludazos cromáticos!

PD: recuerde, usté merece ese "presente" y mucho más, señor!!

Bugman dijo...

Yo no se si usted se ha dado cuenta, pero su saludo al final de cada artículo, la frase "Yo no soy de los que se desalientan con facilidad..." en la barra lateral, los links visitados, (y me animo a conjeturar que su ropa interior, y acaso algún detalle del estampado de su corbata), son púrpuras.

(Ahí tiene Ouchurus, se la dejé picando, si me permite la analogía futbolística).

Almafuerte dijo...

Indudablemente, los diálogos que resuenan dentro del propio cráneo son un excelente material de escritura.
De la suya, claro, porque los míos son de otro tenor. O de otro color.
A mi me dialogan personas que algún día inevitablemente me terminan diciendo realmente lo que imaginé. ¿Seremos tan previsibles?

LadyMarian dijo...

Mi problema era con el azul marino y lo resolví con el psicoanálisis. El problema era que el uniforme del colegio era de ese color! 12 años de azul marino enloquecen a cualquiera!
Le recomiendo terapia porque al ser púrpura es una patología de buen pronóstico... mejores perspectivas que el azul marino, por supuesto ;)

Stella dijo...

Yoni, no haga caso a esas voces internas que nos pelean. No saben nada! Y, si pudiéramos verlas, seguro serían de color púrpura!

Igual si quiere, le traje una pastillita! Tómela sin temor, es natural.
...naturalmente recetada por el médico...

El Gaucho Santillán dijo...

Leyendo esto, me doy cuanta, una vez màs, que soy el ùnico cuerdo en la blogòsfera.

(Y mi duende fucsia que se llama Pingocho, que siempre me dice al oìdo, que le prenda fuego a la fàbrica)

Yoni Bigud dijo...

Carugo: El mundo es un sitio cruel, es cierto. Muchas gracias a usté.

Winter: Hace bien en instalar la sospecha. Muchas gracias.

Marina: Muchas gracias a usté por sus palabras.

Mostro: Ya hablamos, es cierto.

Solitaria: Yo no tengo traumas. Más bien fijaciones.

Mona: Usté es una profesional respetable. ¿Qué me recomienda? ¿La azul o la roja?

Ouchurus: ¿Puedo dibujar tarántulas? Quiero dibujar tarántulas. ¿Puedo?

Any: No quiero eso. Por favor no se vaya. ¡Vuelva!

Mariela: Me deja más tranquilo. Muchas gracias.

eMe: Es que cuando me pongo pesado, me pongo pesado. Perdón.

Laura: Lamento oír eso de su boca.

Pato: Yo no imagino. Veo. Y sí, también escucho una voz tipo la del Coco Basile.

Uncle Leo: Y después me dicen a mí...

Candorosa: No crea nada de lo que le diga el verde. Ese es amigo del amarillo, y todos sabemos que el amarillo no es de fiar.
Muchas gracias a usté.

Señor Bugman: Desconfíe siempre de mis saludos, de mis dichos y de mis costumbres.
Desconfíe también de Ouchurus. Esa chica le da al Yoni Uoquer.

Almafuerte: Creo que todos somos previsibles, la cuestión es hacer lo contrario de lo que pensamos. Para desorientar ¿vio?

LadyMarian: Mi terapeuta me odia. Desconfío de él. Prefiero odiar en silencio. Muchas gracias a usté.

Stella: ¿Qué me dio? Veo mariposas de colores. De color. Bah... púrpuras.

Gaucho: Incendie la fábrica, mátelos a todos y se salvará.


Un saludo.

miralunas dijo...

esquizofrenia!... eso me gusta!
el color púrpura es de veras sospechoso y dificil de desechar, vea usté a los monseñores.
siga esquizofrénico, chico...se me hace del todo amigable, vea.

Cuello de Pavo dijo...

por lo que leo mas que al púrpura pareciera que se odia a usted mismo

Julieta dijo...

Si sos feliz hablando del púrpura ,que por supuesto no es uno de mis predilectos,quién puede prohibírtelo..Sos el dueño del blog y hablás de lo que se te cante ...o no ??
Beso

Yoni Bigud dijo...

miralunas: Vuelva por favor. Usté es de las pocas que me brinda una sonrisa, compasiva o no.

Cuello de pavo: No se me ponga de punta o lo voy a investigar.
No, mentira. Tiene razón.
No, mentira. Haga como que no le contesté.

Julieta: Sepa que usté me cae cada vez mejor, y no tengo un blog para decírselo. Una pena.

Un saludo.

Julieta dijo...

Vamos ,!! que a todas le dirás lo mismo !!