Extraña sucesión de infortunios que, poco a poco, fueron minando mi voluntad hasta transformar aquel viejo anhelo de triunfo en esta pacífica convivencia con el fracaso.

lunes, 22 de diciembre de 2008

LAS MAÑANAS HIPERACTIVAS DE YONI

Síntesis del post: Sesión de tele en la mañana del domingo. Extenso post. Hallazgo del Show de Peter Serafinowicz, genial episodio de Hulk y de postre He-Man.


Lou Ferrigno. Hace poco Laura Ubfal se hizo un peinado medio raro y quedó parecidísima.

El domingo me levanté a las diez de la mañana. Clavaditas. Y como el sábado por la noche tuvimos una fiesta a causa de la cual mis mujeres aún dormían a pata suelta me entregué, sin más, a una sesión mañanera de tele en el sillón del living. Así, a persiana cerrada, en calzones y con mi vaso gigante de Coca Zero con hielo echándome gotitas frías en la barriga y sobre el mencionado sillón (espectáculo espeluznante que suele poner a mi mujer de un pésimo humor).

Sin demasiadas esperanzas clavé mis ojos turbios justo en el centro de la pantalla, bien dispuesto a sumirme en un zapping furtivo y casi siempre estéril, y al mismo tiempo lidiar con ese insufrible dolor de cabeza que por lo general aparece luego del abuso etílico sin control (y Dios sabe que este sábado he pecado). Sin embargo no ocurrió ninguna de esas dos calamidades, lo cual, además de convertirse en una gratísima sorpresa para mi físico maltrecho, acabó generando una mañana de lo más entretenida.

Me encantan esas pocas oportunidades en las que el destino se decide a contrariar los pronósticos de mi espíritu pesimista y me regala esa sensación tan parecida a la felicidad, aunque siempre sea bajo la forma de instante y en el plano de la estricta cotidianeidad. Quiero decir –para aquellos que aún no han entendido la idea- que jamás me ha regalado cinco millones de dólares y unas trillizas suecas recién salidas del convento, pero a veces se digna a permitirme unos pocos minutos de paz genuina, maquillados con algo de entretenimiento del bueno. Y yo, que no soy muy exigente a la hora de darme por satisfecho, acepto de buen grado y aprovecho hasta que él se cansa. Digo, el destino. Por supuesto.


A lo nuestro.

Rapidito que hay mucho que hacer y tenemos poquito tiempo.



Les cuento el producto de mi zapping:


A las diez y dos minutos mi dedo pulgar inició una danza frenética sobre el channel up y el channel down que en un santiamén me depositó en ISAT. Y allí me quedé clavado hasta las once de la mañana.

¿Alguno de ustedes ha visto alguna vez el show de Peter Serafinowicz?

Espero que sí. Y si no…

¡¡¡VEANLÓN!!!

El hombre es muy gracioso.

Desopilante.

Y no hablo del programa porque no se me ocurre cómo abordar la descripción.

Peter Serafinowicz. El hombre tiene algo.


Ahora viene lo bueno:

A las once, en TCM, me topé con El Increíble Hulk, con Bill Bixby y Lou Ferrigno. Y me emocioné hasta las lágrimas.

Resulta que en este apasionante capítulo, el doctor David Bunner está trabajando como una especie de encargado en un edificio cuando es descubierto por el secuaz de un horrible maleante.

¿Qué ocurre?

Bueno; este maleante está en serios problemas porque le debe plata a otro maleante que, además de ser tan malo como él, tiene tres o cuatro secuaces más, lo que en la lógica de esta serie equivale a ser un tipo más peligroso.

Sí, está bien… ¿pero qué ocurre?

Bueno; resulta que este maleante en problemas es exactamente igual al doctor David Bunner, y a lo largo de unos intensos sesenta minutos que me tuvieron al borde del asiento, le hace las mil y una para que lo maten en lugar suyo. Un canalla.

Pero no se preocupen, que al final obtiene su merecido.

Lo que más me gustó es que en este capítulo también aparece McGee, el periodista ese que tiene muchísima mala suerte y a pasar de preguntar y preguntar por “la criatura” nunca obtiene un solo resultado.

Aunque esta vez hay un cara a cara con el doctor Bunner en la puerta del departamento de este último, en el que incluso alcanza decirle lo siguiente en medio de un forcejeo:

“Doctor Bunner… está vivo…”.

Así, muy con cara de emoción y sorpresa.

Pero claro, el doctor le explica que él en realidad es el maleante, y para colmo en ese instante llega el secuaz y McGee se termina salvando por un pelito de que entre los dos le den una paliza memorable.

Otro dato curioso del capítulo es que justo antes de que McGee encuentre al doctor, mantiene una charla con una vecina que además de informarle el número del departamento del fugitivo, le pregunta si su periódico hizo una nota sobre “El hombre de los seis millones de dólares”, a lo que el periodista responde que si ella lo leyó debe ser cierto. Un guiño a una serie contemporánea de Hulk que me pareció muy simpático (para los que no lo saben, “El hombre de los seis millones” es el verdadero título de la serie “El hombre nuclear”).

Al final el maleante le ofrece plata y convence al doctor Bunner para que lo reemplace en una cita con los otros maleantes, que por supuesto no están al tanto del cuchu cambiasso y lo tratan de asesinar.

¿Y cómo?

¿Pegándole un tiro?

No señor. ¿Qué son? ¿Tontos?

Lo atan, lo meten en un agujero en la tierra y le tiran cemento encima no sin antes explicarle en detalle todos sus planes maléficos futuros.

Ahí nomás emerge la criatura, rompe algunas columnas, pega algunos gritos, a los maleantes se les patinan las armas y después de unas corridas terminan todos en cana. Incluso el doble del doctor, que estaba en un auto a unos pocos metros para cerciorarse de que sus enemigos mordieran el anzuelo y mataran al impostor.

Por supuesto McGee insiste con sus averiguaciones en la seccional de policía, pero un sargentucho lo saca carpiendo y otra vez acaba con las manos vacías.


A las doce en punto y con lágrimas en los ojos pegué un salto a otro canal, y al primer botoncito caí en Retro.

He-Man

Tenía planeado hablar mucho de He-Man, pero este post ya se hizo eterno, y a esta altura muchos de los que empezaron la lectura ya deben estar en otra cosa. Por lo tanto voy a decir solo dos o tres cositas.

He-Man es un groso.

En esta ocasión salvó un palacio de un dragón volador con cabeza de león que estaba enfurecido porque un niño le había robado una joya redonda y brillante, que después acabó siendo un huevo del que nació un dragoncito que devolvió la paz a Eternia.

Claro, el chico lo hizo para sentirse importante, pero entretanto el bicho aplastó media ciudad, y He-Man tuvo que tirarle toda el agua de un lago encima para que se calmara y de paso apagar unos fuegos que había iniciado intentando incendiar al niño en forma bastante irresponsable.

Después le revoleó una montaña en circunstancias que no recuerdo muy bien. Sí, la arrancó del piso y se la revoleó, pero no lastimó a nadie.

Y eso es todo. La moraleja de la historia era que todos somos importantes de alguna forma, y que no es necesario andar choreando la cosa ajena para que nos quieran o nos respeten un poco.

Qué lástima que el matrimonio imperial no vio He-Man el domingo a las doce.

Y ahí se despertaron mi mujer y mi hija. Juntas. Y se acabó lo que se daba. Y final del post.

Una última reflexión y me voy.

Lo juro.

¿Qué les pasa a los habitantes de Eternia?

¿No se dan cuenta de que He-Man es el príncipe Adam después de una sesión de cama solar?

Y lo mismo corre para el gatito miedoso y Battle Cat.


He-Man y Battle Cat

Príncipe Adam y Cringer


Y chau. Les pido perdón… parece que hoy me asaltó mi costado infantil, que últimamente me asalta bastante seguido. No hace falta que me lo digan.


Felicidades a todos si no nos cruzamos antes.


Tengan ustedes muy buenas tardes.

24 comentarios:

m. dijo...

¡Ringo remembers!! hoy estuve viendo en youtube unos fragmentos, justo me lo recomendaron no sé si ayer, yoni, el mundo es un paGnuelo. Viste ese sketch? el de los beatles? no es genial?

ay la vi!!!!! (estoy leyendo por partes y te comento a medida que voy leyendo, sorry, hablo de la del increíble hulk. Pará que sigo leyendo)Ja me había olvidado del nombre del periodista. Capitulón.

La de He-man no la vi, no era muy de He-man yo, más mi hermano. Excelente post yoni, felicidades para todos.

Marichu dijo...

Me encantó! Cuando mis hombres me prestan el control remoto (tengo 4) por lo general termino haciendo algo parecido...un poquito de "Don gato" "La pantera rosa" "La mujer biónica" y cuando mis instintos infantiles están satisfechos me busco alguna película de terror...buen post en de hoy, muy tierno, saluditos!

Pablo dijo...

Coincido en que si los habitantes de Eternia no ven las similitudes entre He-Man y el principe Adam, entonces no les debe hacer mucha diferencia estar gobernados por un barbudo en chupines o una calavera encapuchada. Gracias por la magia.

Pablo dijo...

Si por lo menos Adam tuviese anteojos como Clark Kent...

Mona Loca dijo...

Cuando me levanto temprano hago lo mismo que usted, sin la parte de los calzones, ni de la Coca Zero ( a la mañana, empezar así, equivale a un bujero en el estómago)

Pero clavo sintonía en el canal Sony.

El increíble Hulk, contemporáneo de Stiv Óstin?????? vaya, en mi cabeza, Hulk era posterior!!!
Vienen: Stiv, Yeimi somers y Hulk, por orden de aparición.
Una vez más me ha desasnado.

Qué triste esa serie, siempre terminaba que el doctor se iba por un camino con esa musiquita triste...

Bueno, veo que ha pasado un buen domingo.

Felicidades, si no nos cruzamos.

cerriwden dijo...

El doctor Banners es mi ídolo médico; si es un melancólico con el que me identifico, porque yo tampoco soy yo cuando me enojo.
He-Man y su hermana la princesa Shera, y el duendecito que no recuerdo el nombre.
Era la época de mis hijas , por eso creo que me las ví todas.
Hay diferencias, por el poder de Greyskull!
Muchos besos y felicidades si no nos vemos.

Claude dijo...

No conozco a ese Serafinowicz, y prefiero no innovar. Soy un conservador: me resisto a lo nuevo hasta alcanzar la ignorancia plena.
El Increíble Hulk era como un comic hecho serie. Una versión más humana del Hombre Lobo: acá lo transformador no era la luna (¿qué es la luna?) sino la rabia; el tipo cambiaba si le rompían mucho las pelotas. Genial (salvo que yo recuerde mal).
Con He-Man Ud. me trajo a la memoria la época en que yo tenía 5 años y jugaba con los muñequitos de He-Man. Mi preferido era un tal Fucker (¿estoy recordando bien?) que era celeste. Era como el He-Man malo. En esa época vivía en San Telmo (lo menciono porque también me hizo recordar eso), y cada vez que llegaba de la escuela (preescolar, para ser más exacto) me ponía a jugar con Fucker (no pensar mal). Como Fucker era malo, podría romper cosas. Eso era lo que más me gustaba.

Briks dijo...

YONI!!!!
le juro, pero LE JURO que el domingo estuvimos a la misma hora haciendo la misma cosa

mismo canal, misma bebida y misma situacion ambiental (persiana/sillon)!!!!
diferencias: no calzones (malla bermuda) no soledad (Moni y Chopper a los pies)(bueno...Moni no, ella sentada a mi lado)

QUE COINCIDENCIA !

en algún punto Peter Serafinowicz me hizo acordar a cha cha cha

eso si, después del show..ningun Hulk
pusimos "vida aucatica" en el DVD

hablando de guiños..alguien vió el final de la Hulk de Edward Norton?

je je je

ultimo: yo siempre quise que alguna vez (una al menos) ganara Eskeletor, como siempre querré que gane el Coyote (pero éste siempre SIEMPRE)

El Gaucho Santillán dijo...

Mazinger Z !!! faltò el "descabezado"""!!!!

Y " Astroboy"?

Ahora viene una peli, pero seguro lo cambian.

Y Dragon ball???? las vi todas!!!! con mis hijos!!!

Bueno, me voy a tomar fernet con coquita jajajajajajaja!!!!!

ASALARIADOS!!! ESTOY DE VACACIONES!!!!!!!!

Felicidades.

Yoni Bigud dijo...

m.: Increíble. El domingo vi el Ringo remembers. Lennon lo invita al cuarto blanco donde toca imagine, y le muestra que hizo una canción pro capitalismo. Al lado está un japonés disfrazado de yoko ono, y me mató.

Me gusta su método de lectura-comentario-lectura. Muy original. Qué capítulo pesqué eh...
Y todavía busco la figurita difícil, cuando pelea con otro hulk que también es un médico que anduvo en plan de experimento. ¿Se acuerda? Yo sí, y vengo muy decidido a encontrarlo.

Marichu: ¡Don gato! A qué hora, qué día y en qué canal lo dan. Cómo extraño a matute y a benito.

Pablo: Y... en el fondo se nos parecen bastante.
De nada, le digo yo en un ataque de soberbia que me es impropio.

Pablo: Ahí, todo solucionado.

Mona: Mi estómago es de aluminio. Es algo de lo que me jacto.

Usualmente hago lo mismo que usté con el Sony a full. El domingo a la mañana debe ser el momento en el que más veo tele. Me gusta mucho 30 rock. Y Raymond. Y Scrubs. Y muchas más. Sin embargo el otro día me dio por hacer algunos firuletes, ya ve.

En realidad no sé si Stiv ostin y julk fueron estrictamente contemporáneos. Sí sé que eran de por ái, y que el guiño efectivamente existió, así que debían tener un punto de contacto: O el tiempo, o el director, o algún actor, o algo...

Cerriwden: No soy yo cuando me enojo... ¡Qué frase! Si se hiciera un ranking estaría entre las diez más célebres de las series de todos los tiempos.

Qué cultura la suya. Me gusta eso. El duendecito se llamaba Orco.

Felicidades para usté también.

Claude: Yo soy medio como usted, pero como decía recién, el domingo me dio por hacer firuletes, y me salió bien.

De hecho, Hulk es un comic hecho serie. Yo creo que están bien las dos.

¡Fucker! ¿Sabe que tenía planeado plantear la misma pregunta que acaba de hacer usted? Gracias por esta confirmación. Se llamaba fucker. Yo tengo el recuerdo de estar jugando con mi hermano con ese muñequito, y cuando le dijimos a mi vieja el nombre nos dijo que era imposible, que debíamos estar confundidos. Es obvio que el malentendido existe, pero no tiene que ver con los niños que veíamos la serie. Nosotros escuchamos bien la traducción.

Señor Briks: Usted ya había notado, al igual que yo, que tenemos muchísimos puntos en común. Tenemos costumbres muy similares, y ahora parece que también tomamos decisiones espacio temporales bastante coordinadas. Y eso sin entrar a mencionar la profesión, el deporte practicado en la juventud, etc...

¿Sabe lo que me gustaba de Skeletor? La voz. El tipo que lo doblaba hizo muchísimas voces de malos (e incluso buenos) en las series de los 80. Si mal no recuerdo y mi oído no está fallando, era la voz del pelado que hacía de jefe de Mc Giver.

Un saludo.

Yoni Bigud dijo...

Gaucho: Mazinger Z me gustaba muchísimo. Coyicabuto...
Las demás no tanto. No eran mi campo.

Los que las tenemos bien puestas estamos casi a la una, ya con tres wiskysitos en la bodega y teniendo que levantarnos al alba para ese asunto del salario.

Un saludo.

Falangista Aburrido dijo...

Felicidades y un gran abrazo.


David Banner inventó la publicidad en las páginas de internet.

Lizzy dijo...

Siempre pensé q las "recién salidas de un convento" eran un garrón para uds. Igual q para nosotras invirtiendo roles. Eso de andar enseñando... mmmmm... medio gancho, che.

Serafinowicz es genial. Una buena mezcla de Cha Cha Cha y Little Britain. Aunq lo ví poco (los horarios me matan! El de las 15 es el más decente), sí q me gustó.

Acá te dejo un videito q tal vez te sirva de inspiración para tu próximo Yoni (una parte no se ve, pero bancalo q retoma).

http://www.youtube.com/watch?v=Fo99LULF9Cs&feature=related

Y siga infantiloide, q le hace bien al seso!

Calavera dijo...

La mejor manera de ver películas* es exactamente ésa: en el sillón, sin luz molesta, en calzoncillos y con alimentos y bebidas a mano. Particularmente recomiendo sánguches de milanesa, pizza, cerveza y coca, o cualquier combinación de estos cuatro.

¡abrazos con huesos!

*No veo tele, y aunque veía tele de chico no tengo (lamentablemente) esa fibra nostálgica como para ver series viejas.

Bugman dijo...

Lo dije y lo repito: Man-at arms era un nabo.

Caia dijo...

Yoni! le dió por el retro? está bueno!
Pasaba a dejarle mis mejores deseos para estas fiestas para usté y su flia. Pásela lindo! un gusto haber encontrado su blog, casi accidentalmente.

Little Butterfly dijo...

Ud me tomará por metiche o cuanto menos, infantil.

Pero me encanta cuando mezcla acontecimientos personales (aún cuando puedan ser considerados triviales como tomar coca zero en un sillón) con su faceta de niño maravillado.

Yo me hago las mismas preguntas que se hace Ud acerca de Eternia pero referido de una serie que me gustaba mucho y se llamaba Black Angel.

Jésica Alba es la misma con o sin ropa de cuero!

FELIZ NAVIDAD MI QUERIDO AHIJADO. Que no lo invadan los parientes (se que los Taurinos no gustan mucho de las multitudes) y no se olvide la Barbie para su pequeñita.

Estrella dijo...

Ni idea de Hemans e increíbles hombres verdes; me quedo con la escena de yoni despatarrado y haciendo zapping mañanero!

Saludos y Feliz Navidad!

Yoni Bigud dijo...

Falangista: Felicidades. Cuac.

Lizzy: No le voy a hablar de las preferencias ajenas porque no las conozco. Ratifico aquí lo que escribí el lunes.
Nunca vi Little Britain, pero a Cha cha cha se parece mucho.
¡Muchas gracias por el videito! Le voy a echar un ojo.
Le voy a hacer caso con lo de seguir en esta postura infantiloide.

Calavera: Ya lo creo. Usted, al igual que yo, es el modelo estándar del cerdo.

Señor Bugman: Usted está en lo cierto.

Caia: Me dio por ahí. No sé, debo estar un poco sensible. Muchas gracias e igualmente para usted. Nos encontramos pronto en sus imágenes o en mis palabras. Da lo mismo.

Pequeña Mariposa: Muchas gracias por pasar y por sus palabras, y felicidades para usté también, que se lo merece.

¿Vio? En esos pueblos tipo Eternia la gente es un poco zonza. Eso también vamos a tener que investigarlo.

Estrella: Dígale eso a mi mujer. Felicidades para usted también.

Un saludo a todos, y que tengan una muy feliz navidad.

Marichu dijo...

Que tenga una bonita Navidad y pueda festejarla como más le guste...o sea, lo imagino en calzones y con el control remoto en la mano. No creo que pueda porque estas son fiestas para ponerse pituco, vio? pero igual, que la pase bien con mimos bien merecidos de parte de sus mujeres.

beso

Claude dijo...

Felicidades, Yoni, y, ¿quién sabe?, quizá mañana a la mañana todos duermen y está lo bastante entero como para tener otra jornada hiperactiva.

Claude dijo...

Quise intercalar "Ud." por ahí en el comentario para que se entendiera mejor.

Indis Creta dijo...

Me gustaba mucho He-man! Mi hijo y yo disfritabamos mucho de ese dibujo!
Y que lindo que es desparrarse y hacer zapping, o cualquier otra cosa que permita es "despatarre"!!

Feliz Navidad!!
Besoss

Yoni Bigud dijo...

Marichu: Muchas gracias, e igualmente para usted. NOOOO... lo de la navidad digo. ¿Cómo voy a imaginarla yo en calzones?

Claude: Felicidades para usted. Y sí... de alguna manera fue así.

Claude: Entendido.

Indis Creta: Veo que lo de despatarrarse lo entienden todos menos mi mujer. Esto me preocupa.
Felicidades para usted.

Un saludo navideño a todos.