Extraña sucesión de infortunios que, poco a poco, fueron minando mi voluntad hasta transformar aquel viejo anhelo de triunfo en esta pacífica convivencia con el fracaso.

miércoles, 15 de julio de 2009

UN CABALLERO Y UNA MALA BESTIA

Síntesis del post: Nuevo galardón. Teorías de un siniestro grupo de mujeres. Descargo de un caballero. Imputación de vacaciones. Lista de tareas.

Cuestión previa: Fabiana me ha otorgado un nuevo galardón que en este caso consiste en un reconocimiento al costado artístico de este blog.

Bienvenido sea.

Como es costumbre, me arrodillo con los puños apretados en el círculo central y repaso mentalmente la lista de mis enemigos para elegir a alguien a quien enrostrárselo. Luego me apersono en su blog, me apropio de la estatuilla y salgo corriendo a mi casa antes de que se arrepienta, sabedor de que un galardón exhibido implica, no solo una transacción terminada, sino también el derecho soberano a rechazar su devolución.



¡MUCHAS GRACIAS!

Ahora a lo nuestro, que todavía tengo que hablar de un caballero y una mala bestia:

Según el uniforme parecer de un grupo de mujeres que, ya sea por sangre, por ley o por geografía se encuentra íntimamente relacionado conmigo, mi verdadera naturaleza es un horrendo secreto que, como el vilano que soy, me ocupo de resguardar de los ojos indiscretos del mundo para darme el soberano gusto de desplegarla solo en presencia de ellas, que dicho sea de paso, deciden callar por temor, vergüenza o abnegación.

De acuerdo con los datos que pude recopilar gracias a la decodificación de las quejas y los reproches que cada una me expresa en forma individual, y a un oportuno operativo de espionaje cuya táctica no pienso detallar aquí, he logrado reconstruir en mi mente, sino la conclusión a la que arribaron luego de años de compartir meriendas y críticas, aunque sea la falacia que utilizaron como premisa:

Resulta que –siempre según aquel uniforme parecer al que hacía referencia al principio del artículo- conviven en mí un gracioso caballero que hace gala de un pretendido refinamiento que es mérito exclusivo del esfuerzo realizado por sus padres para proveerle una educación decente, pulir sus modales y fomentar sus inclinaciones artísticas, y una mala bestia que transcurre las horas recostada con el control remoto en la mano derecha y las partes íntimas en la izquierda, se viste con lo primero que encuentra y se cambia la ropa interior con menos frecuencia de la deseada, de la cuál, sí, soy enteramente responsable.

Una calumnia que no pienso responder porque –justamente- soy un caballero, sea de quien sea el mérito.

Asumo que en este momento se estarán preguntando por qué me despacho con esta seria denuncia, y por qué no la interpuse en el estrado correspondiente en vez de venirles con el cuento a ustedes, que poco pueden hacer para reparar tanta injusticia.

Pues por indignación.

¿Por qué más?

Esta es la situación:

La Señora Bigud y Pequeña Yoni se van de juerga por quince días, pero como yo hice lo mismo recientemente y además tengo que trabajar, no puedo ser de la partida. Sin embargo, aquel siniestro grupo de mujeres con un parecer uniforme (del cual ellas forman parte) sostiene la hipótesis de que el villano que en realidad se alza con una nueva quincena de vacaciones es este humilde servidor, y que no es el gracioso caballero sino la mala bestia la que se va a adueñar del hogar en ausencia de una autoridad competente. Y como a ellas las pequeñas felicidades ajenas les resultan francamente intolerables, urdieron un plan para imponer una serie de trabas o restricciones que –sueñan- aportarán aunque sea un mínimo de miseria en mi radiante quincena.

Con la promesa de una carne al horno con batatas lograron atraerme a una mesa redonda en la que, lejos de saciar mis demandas gastronómicas, presentaron una interminable lista de tareas que deberé completar antes de que la normalidad regrese y me atropelle.

Mandar todas las cortinas a la tintorería, arreglar una canilla que gotea, averiguar cuánto cuesta reparar un radiador pinchado, perseguir al administrador por una mancha de humedad en la pared del cuarto del fondo, hacer una limpieza de peluches en la habitación de la niña, cambiar las sábanas por lo menos dos veces, usar el lavarropas según las instrucciones que me han proporcionado en vez de mandar la ropa a la casa de mi madre, ir a cenar mucho a la casa de mi madre en vez de pedir que no le pichuleen al queso los de la pizzería, llevarle al médico los análisis que no sé para qué me hice y no dejar los platos de toda la semana para que los lave la señora que viene los viernes son solo una mínima parte de las tareas que me han sido encomendadas.

De más está decir que las completaré todas para dejar a buen resguardo mi buen nombre y honor.

O en su defecto maquillaré la situación para salir impune.

Y ahora me voy contento, porque a partir de hoy, todos los días son viernes, y como lo que se me da la gana, y me tomo un vinito grande sin soda y sin hielo, y un cuarto kilo de helado de banana, y un wiscacho para ver el fútbol, y en vez de tender la cama la estiro, y la cuenta la pagaré cuando me llegue y sin quejarme, que aquí no somos señoritas.



Tengan ustedes muy buenas tardes.

25 comentarios:

Estrella dijo...

A celebrar, entonces, yoni. Si querés, acá entre todos te ayudamos a inventar la mejor de las excusas para cada una de las tareas a cumplir (que no me lean ellas, yo tampoco quiero enemigos, mucho menos, enemigas).
A desplegarse, a relajarse, y a gozar.
Aunque algo me dice que vas a terminar extrañándolas y a contar uno a uno los días que falten para que vuelvan!
Saludos!

Mona Loca dijo...

AH,libertad, divino tesoro...


Usted perdone, pero la sra. Bigud no estaba pensando cuando le encargó lo de los peluches y lo de las cortinas. Es evidente que son tareas que no hará.

Las cortinas, hay que sacarlas y es un trabajo chino, con tantos cositos que tienen para colgar. Y encima después hay que volver a colgarlas ( mismo trabajo chino, y te quedan los brazos a la miseria)!!!

Y los peluches...lavarlos, con esta humedad, y este tiempo loco? Imposible. Nunca es un día adecuado para tal tarea. Con lo que tardan en secar.

En cuanto a la señora de los viernes puede tener una buena propina por el lavado extra...o usted puede comer en esas bandejitas descartables que las rotiserías suelen enviar con el pedido adentro.


Batatas...mmmmhh...fritas, qué rico!
Con razón lo atrajeron las malvadas!

Puede pagarme los consejos con una bandejita descartable con batatas fritas, gracias.

Carugo dijo...

No hubiera podido describir con tanta claridad y maestria esa situación, bastante parecida a lo ocurrido cuando mi mujer se fue a Punta del Este a jugar un torneito de tenis.

Brillante.

Y lo de las mujeres me hizo saltar una lágrima.
Mi madre, mis dos hermanas solteras y mi mujer siempre están haciendo ese tipo de reproches. Sin ir más lejos, ayer llamé a mi vieja y atendió mi hermana melliza que vive con ella.
__Hola Ale, como están, mamá bien?
Me barajó ahí nomás diciéndome:
__Ahhh, por fin llamaste...Mamá está super engripada y la tuve que llevar al médico.
__Pero me hubieras avisado...
__Si vos no te calentás por lo que le pasa a tu madre yo no te voy a hacer de secretaria...
__ (silencio)


Saludos. Es un placer leerlo.

Winter dijo...

Cuestión previa: felicitaciones! (te invadió el teclado el abogado ahí?)
Luego, negociación cero para tareas impuestas. Hacé lo que tengas ganas. Igual no van a estar conformes con lo que hagas. Eso sí, no desordenes ni ensucies demasiado, eso ya sería provocación.
Relajate Yoni.

Bugman dijo...

Dele rienda suelta a su verdadera naturaleza, que no puede ser otra que la de todos los hombres: la bestia primigenia.
No tendrá muchas oportunidades.
Piénselo de esta manera: usted deberá pagar alguna factura, indefectiblemente. Si no es a su mujer por no haber completado una tarea o haberlo hecho en forma insatisfactoria, deberá pagársela a usted mismo por no haber aprovechado el momento.

Fabiana dijo...

Don Yoni:

Ante todo usté se merecía el premio tanto como la quincena de vacaciones.
Sépalo!

Con respecto a la tira infernal de tareas para el hogar, coincido con Mona: Olvide el tema cortinas, excepto que quiera terminar como si hubiera hecho 12 rounds con la Mole Moli..
Lo de los peluches, es preferible la tintorería, si es que tiene una de confianza que sepa de dichos animalejos.
El lavarropas déjeselo a señora, por la dudas que meta la pata..
La buena voluntad le puede salir mas cara que el viaje a casa de su Madre..
Por lo que veo pasamos del vino chico al grande.. :O
Y al helado.. :O
Mire, no se entusiasme mucho, que en 15 días se puede engordar y eso será la prueba irrefutable de su alimentación..

En otro órden de cosas..

Le estoy mandando un mail con la factura del OTRO TECLADO NUEVO.
Se acuerda que en el post del Gallo Claudio, me tuvo que pagar uno, cierto?
Bueno, lo mismo para el presente post..
Es que..

NO PUEDE PONER: "UNA MALA BESTIA QUE TRANSCURRE LAS HORAS RECOSTADA CON EL CONTROL REMOTO EN LA MANO DERECHA Y LAS PARTES ÍNTIMAS EN LA IZQUIERDA!!!!!"


ME HIZO ESCUPIR OTRA VEZ EL CAFEEEEEE!!!!!! :P
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!

Un besote y gracias por alegrarme la tarde!!! ;D

Pablo dijo...

Yoni, en momentos así son tantas las cosas que uno podría hacer que lo más salomónico es no hacer nada.

Cualquier cosa los peluches y las cortinas fueron lavadas el día 1 y se volvieron a ensuciar.

Si hay una manera de evitar las acusaciones de bestialidad es agarrando el control remoto con los pulgares oponibles.

Saludos.

Caia dijo...

Yoni! freedom! No puedo evitar imaginármelo tirado panza arriba mirando el fulbo. Yo que usté contrato a alguien que haga las cosas, cuando vuelvan va a estar todo resuelto, eso sí, ármese un relato de sus aventuras con las tareas domésticas y después se lo desarrolla a la sra Bigud. Besitos, y si conoce una especie de "marido a domicilio" me avisa.

Laura dijo...

este post es impecable, no paré de reirme mientras lo leia y aún sonrio.

ahora le digo algo, o a Ud lo han tenido muy "cortito" siempre o es verdaderamente un hombre fuera de serie, digo, por la numerosa lista que le encargaron.

porque más allá que decida por sí o por no cumplir con lo que le encomendaron, no puedo dejar de remarcar su preocupación por el tema(eso quiere decir mucho)

bueno, algunas de las chicas le fueron dando sugerencias pero la verdad opino como Winter y como Bugman...por más esfuerzos que haga, siempre algo le van a reclamar.

le dejo un saludo.

Almafuerte dijo...

Ay, qué feo es que te den tareas y te obliguen a cumplir.

Sr. Bigud, véale el lado positivo: al menos a ud. lo sobornan con carne y batatas al horno (mmmmm!).
Aunque ud. no lo crea, hay gente que pretende de nosotras un listado de tareas aún mayor, sin ninguna bandeja humeante en compensación ni nada.

Briks dijo...

OID EL RUIDO DE ROTAS CADENAS !!!!






15 días?
siento algo acá... justo acá (me toco el pecho)

ENVIDIA !!


Sr. Yoni
ud sabe, tan bien como yo, que no debe mover un dedo más que para llamar al delivery
como dijeron má arriba, inventaremos - juntos - las excusas necesarias

felicitaciones
disfrute estas, SUS VERDADERAS VACACIONES

Calavera dijo...

Todos tenemos, querido Yoni, un Mr. Hyde... ellas también, sólo que nosotros no lo andamos bandereando. ¿Qué son, si no, los calzones colgando de las canillas?

Aproveche al mango estos quince días; parece ser un plazo perfecto para dejar salir a la bestia hasta que empiece a extrañar a las mujercitas.

Le dejo un gran abrazo.

Ouchurus dijo...

Con todo el respeto que seguramente se merece, la Sra. Bigud está un poco loca...digo, cómo se le ocurrió dejarle ese tipo de tareas a usted, que será todo lo caballero que quiera...pero que es hombre al fin???

Yo creo que lo están probando Yoni, nada más. Se imagina sino que dejaría ella en sus manos algo tan frágil como las cortinas?
No quiero insultar su seguramente fantástica motricidad fina para tratar con ellas (las cortinas)...pero creo que aún asi corren grave peligro.
Y los peluches...que le puedo decir?...los odio, son solo imanes para ácaros...métalos todos en una bolsa y al incinerador, y problema resuelto!
Y si a su vuelta no les gusta como solucionó las cosas...habérlo pensado antes de dejar estas cuestiones en sus manos!!
la culpa no es del chancho, sino del que le da de comer!! (todavía sigo con ganas de comer cerdo le aviso!)

Stella dijo...

Mire lo que le traje:
Regalito

¿Cómo que no entiende de que se trata?
Es para que maquille la situación, mijo!!

Y cualquier cosa que necesite, menos plata que ya no hay, chifle!!

Besoos

Minombresabeahierba dijo...

AH
AHH
AHHH

Que gusto verlo contento!
Esto es poesía:

"A partir de hoy, todos los días son viernes, y como lo que se me da la gana, y me tomo un vinito grande sin soda y sin hielo, y un cuarto kilo de helado de banana, y un wiscacho para ver el fútbol, y en vez de tender la cama la estiro"

Tambien fundamental:
"el control remoto en la mano derecha y las partes íntimas en la izquierda" (debe ser la izquierda!)

Me hizo recordar a Alberto Cortez:

A partir de mañana empezaré a vivir la mitad de mi vida;
a partir de mañana empezaré a morir la mitad de mi muerte;
a partir de mañana empezaré a volver de mi viaje de ida;
a partir de mañana empezaré a medir cada golpe de suerte.

A partir de mañana empezaré a vivir una vida más sana,
es decir, que mañana empezaré a rodar por mejores caminos;
el tabaco mejor y también por qué no, las mejores manzanas,
la mejor diversión y en la mesa mejor, el mejor de los vinos.

abrazo, y buenos vinos!

Passion dijo...

jajajaja!!!
EXCELENTE sentido del humor don Yoni!

MUCHAS FELICIDADES POR EL PREMIO!
merecidísimo!

respecto a su vacaciones, sepa que muuuchos hombres darían lo que FUERA por estar en SU lugar,por ejemplo mi lado masculino...
si "mañana", el padre de mis híjos me dijera que se va 15 DIAS!!!!! con ellos???????????

CON GUSTO HAGO TOOOOOOOOOOODO LO QUE ME ENCANRGUENNNNNNNNNN!
total?
en esos días disfrutará de usted como nunca!
jajaja

Abrazo♥

El Mostro dijo...

Ante todo, felicitancias por el galardón.

Dr.Jeckyll & Mr.Hyde, así somos todos y desde el Neolítico al menos, ¿Que pretenden ahora?

Después, bueno, usted sabe, las mujeres son terribles. Mi anciana madre me largó muy suelta de cuerpo días pasados "Siempre fuiste un turrito.". ¡Pero lo dijo con un dejo de orgullo!

Digale no a cambiar las sábanas hasta un día antes del retorno de su cónyuge. Aproveche y alquile "Zombies Nazis" en su video amigo.

Saludos desde Mosterio.

Yoni Bigud dijo...

Estrella: Claro que sí. Estaba pensando que también me podían ayudar a hacerlas.
Eso de extrañar lo dijo usté. Yo acá me estoy vendiendo como un duro :)

Mona: Pensé lo mismo que usté en cuanto a la propina para la señora de los viernes.
Con respecto a los peluches, me ha malinterpretado. Utilicé la palabra limpieza en el sentido de desaparición forzada. La Señora Bigud considera que son muchísimos para tan poco espacio, y que la niña no se acuerda ni que los tiene.

Carugo: Muchas gracias. Analizando su problema con detenimiento he llegado a la conclusión de que habría que prohibir las reuniones de tres o más mujeres. Para obtener una dispensa deberían sacar un permiso especial en un ministerio creado a tal efecto, y las charlas tendrían que ser grabadas.

Winter: Muchas gracias. Me salió el abogado, sí. Y los abogados vivimos de provocar :)

Señor Bugman: Su claridad me abruma. No me gusta tener que saldar cuentas conmigo mismo, así que abonaré la otra factura con hidalguía.

Fabiana: Muchas gracias por el premio, de más está decir.
En cuanto a lo que pueda engordar, le cuento que tengo denunciados tres kilos más de los que peso hoy, así que arranco con ventaja. Yo estoy en todo.
Agrego la deuda (los teclados) en mi libreta de obligaciones en vías de ser evadidas.

Señor Pablo: Sabia reflexión. Es el camino más probable.
En cuanto a lo de los peluches, le digo lo mismo que a Mona: Utilicé la palabra limpieza en el sentido de desaparición forzada.

Caia: Ya tengo firmado el contrato y preparada una historia en la que resulto un héroe.
Mire, no conozco maridos a domicilio. Yo solo soy un marido en domicilio, que es lo mismo pero distinto.

Laura: Usté sí que ha comprendido cabalmente el fondo del asunto. Soy un fuera de serie.
Sin embargo, la Señora Bigud no es tonta. Solo quiere mortificarme un poco (es cierto que me preocupo), aunque sabe de sobra que acabaré solo el 10 o el 20% de las tareas.

Almafuerte: Las compensaciones son la base de una relación sana. No se deje quitar ese derecho, porque ese es el principio del fin :)

Señor Briks: Muchas gracias. Sé que siempre puedo contar con usté.

Calavera: Muchas gracias. Es cierto lo que dice, y es cierto que uno no responde en la medida en que debiera. Yo prefiero pasar por mártir antes que por tirano.

Ouchurus: Yo creo lo mismo que usté. Me están probando, y pretenden que lidie con un problema que no podré solucionar sin pedir ayuda a los gritos.
En cuanto a los peluches, estimada, eso es exactamente lo que se me pide. Incinerador. Le digo lo mismo que a los demás: Utilicé la palabra limpieza en el sentido de desaparición forzada. La Señora Bigud considera que son demasiados en muy poco espacio.
Yo también me quedé pensando en un buen lechoncito.

Stella: Muchas gracias. Voy a necesitar su regalo, no tenga ninguna duda.
No sé chiflar, así que esté atenta porque voy a aplaudir. ¿Es lo mismo?

Minombresabeahierba: Muchas gracias. Esto es poesía, sí. Mañana es hoy. Y hoy... bueno, usté ya sabe. Hoy es viernes.
Y la vida más sana,
quedará para mañana.
Le dije que esto era poesía.

Passion: Muchas gracias. Igual yo le señalé que no hay que perder de vista que la que se va de vacaciones es ella. Lo mío es un rebote.
Pero mi acotación fue desestimada.
Disfrutaré entonces de mis vacaciones, y pensaré que me las merezco.

Un saludo.

Yoni Bigud dijo...

Mostro: Muchas gracias.
Su pregunta es muy atinada. ¿Qué pretenden ahora?
Se quejan, pero están orgullosas de la mala bestia. Secretamente detestan la pulcritud extrema.
Lo de las sábanas ya es un hecho, y tomo nota de la película.

Un saludo.

Minombresabeahierba dijo...

Espero que esté siguiendo los sabios consejos de sus amigas/os sobre las tareas de hogar que le han dejado..

Me interesa saber si se está con la mano izquierda donde corresponde, y si el vino fluye como arroyos en el deshielo primaveral, disfrutando de sus merecidas vacaciones!

abrazo

Yoni Bigud dijo...

Minombresabeahierba: Por ahora no he movido un dedo, pero las manos están donde deben estar.
Muchas gracias.

Un saludo.

Viejex dijo...

Yoni, no sea pusilánime. Usted sabe de sobra que no hay mejor defensa que un buen ataque. Pero visto que le ganaron de mano la iniciativa, contraataque!!!

En primer lugar, cumpla las tareas asignadas, pero hágalas mal.

Si le pidieron limpiar las cortinas, hágalo y luego de alguna manera arruine el lavado (por ejemplo manchelas con lavandina o desgarre alguna). Lo mismo con los peluches... haga de cuenta que le pidieron limpiarlos literalmente, no se deshaga de ellos. Cambie las sábanas todos los días y amontone las sucias (esas no le pidieron que las lave)

Si no alcanzan compre nuevas, el esfuerzo monetario valdrá la pena.

Por último, tiene 15 días para pensar (en los entretiempos de los partidos, quiero decir) algunas listas de tareas que ELLAS deberán hacer cuando usted se ausente nuevamente.

La próxima vez antes de encomendarle algo lo van a pensar dos veces.

Quizás tres.

O cuatro.

Yoni Bigud dijo...

Viejex: Su sugerencia es lo que estaba esperando para darme ánimos. Hay una cortina horrenda a la que le tengo unas ganas...
Y los peluches aguardarán -relucientes- sobre la cama a su dueña. Decenas de animalitos y criaturas indefinidas que se transformarán en la pesadilla de la señora Bigud.
En cuanto a mi lista, yo lo único que pido habitualmente es que no me cambien la cerradura.
Lo pensé una vez en un entretiempo.

Un saludo.

Minombresabeahierba dijo...

Si se le va complicando la cosa, cuando se acerque el "Temido regreso" (suena a película de "convoys"), acuerdese que soy Amo de Casa (así, con mayúsculas, y la frente alta!) y alguna solución de urgencia le puedo dar.

Yoni Bigud dijo...

Minombresabeahierba: Yo había pensado en un fósforo y un bidón de nafta.
Cuando llegue, le digo que fue un lamentable accidente.

Un saludo.