Extraña sucesión de infortunios que, poco a poco, fueron minando mi voluntad hasta transformar aquel viejo anhelo de triunfo en esta pacífica convivencia con el fracaso.

lunes, 2 de agosto de 2010

AIRE COSMOPOLITA

Síntesis del post: Maratónica jornada. Aeropuertos. Aire cosmopolita. Biografía no autorizada. Reflexión.




Apareció y dijo:

Heme aquí.

Y así, sin más, dio paso al nudo del asunto que traía entre manos, porque las cuestiones pendientes le daban mala espina, y luego del colosal siestón que se había echado los párpados no se le juntaban ni para pestañar.



Península de Yucatán. México. Viernes 30 de julio, 13.30 horas.

Apoyado en su fortaleza y su juventud, este humilde servidor se lanza de cabeza a una maratónica jornada que lo conducirá, primero por tierra, desde algún punto perdido de la península hasta el Aeropuerto Internacional de Cancún. De allí al de México DF, luego al de la ciudad de Lima y finalmente a Ezeiza. Su núcleo familiar, embanderado en una oprobiosa campaña de ‘solidaridad cero’, tomará una ruta mucho más directa. Sin embargo a él no le importa. Y a ellos –sospecha- tampoco.


Aeropuerto Internacional Benito Juárez. México DF. Viernes 30 de julio, 23.30 horas.

Estimados:

Los aeropuertos son sitios extraños. Fríos. Impersonales. Y en ellos la gente experimenta una suerte de transformación psicológica que, observada con tiempo y tranquilidad, presenta algunas aristas bastante interesantes. Es como si cada individuo, absorbido por la formalidad de los trámites que deben llevarse a cabo en orden a lograr un abordaje exitoso, dejara de lado el ‘modo cotidiano’ para adoptar, por decirlo de alguna forma y en tren de respetar el título de esta breve reflexión, un marcado aire cosmopolita.


Aeropuerto Internacional Jorge Chávez. Lima. Sábado 31 de julio, 06.55 horas.

‘¿Qué diablos quiso decir con eso del marcado aire cosmopolita?’, pregunta uno de mis lectores que viene siguiéndome desde la playa resuelto –por culpa de algún desorden de personalidad- a escribir mi biografía no autorizada.

‘No tengo la más pálida idea’, contesto yo, que luego de tantas horas de viaje ya perdí el hilo no solo de esta sino de todas mis reflexiones en curso.

Sin embargo me explayo, porque sería una pena no aprovechar el hecho de que por fin he podido enchufar mi computadora en el salón de espera, y la misma se encuentra recargando la maltrecha batería otorgándome alguna perdida esperanza de terminar de una buena vez con este artículo.

A ver si me explico. Cuando miro alrededor, siento como si todos los pasajeros formáramos parte de un ejército sin patria que solo se mantiene unido gracias a las circunstancias, a una suerte de castellano neutro, al idioma británico, al pasaporte de color azul, verde o rojo y a un sinfín de papeles migratorios completados con una letra horrorosa a causa del sueño y las turbulencias.

‘No entiendo’, desliza tibiamente el lector, que para ser un aspirante a biógrafo no es ninguna lumbrera.

De cualquier modo me están llamando a abordar, así que la respuesta tendrá que aguardar una mejor ocasión.


Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini. Buenos Aires. Sábado 31 de julio, 15.30 horas.

Les decía hace algunas horas, en otra ciudad y con otro humor, que los pasajeros en tránsito alrededor de los distintos aeropuertos del mundo adoptan –adoptamos- un marcado aire cosmopolita.

‘Y yo le decía que no lo entiendo’, acota mi biógrafo personal, esta vez no tan tibiamente.

En cualquier caso ya no tiene ninguna importancia. En este preciso instante, el marcado aire cosmopolita se me ha ido al mismísimo demonio mientras estrujo el cogote de una empleada de LAN que tiene la mala suerte de hallarse a cargo de la sección ‘reclamo de equipajes’.

Es que un pasajero sin valija ya no es un pasajero, y por lo tanto los improperios se me caen de la boca en un perfecto criollo que no tiene nada de neutro ni de británico.

Lo único positivo de esta situación es que mi biógrafo se hace humo ni bien la policía aeronáutica aparece en el horizonte.



Barrio de Caballito. Buenos Aires. Domingo 1 de agosto, 16.30 horas.

Una cuadrilla de la empresa LAN armada hasta los dientes toca el timbre de mi casa y huye sin aguardar una contestación. Con la llegada del equipaje, la maratónica jornada a la que hacíamos referencia al comienzo de este artículo por fin se completó. En consecuencia ha llegado la hora del colosal siestón al que también hacíamos referencia al comienzo de este artículo.

Por favor no me molesten con preguntas impertinentes y biografías no autorizadas. Nos leemos el lunes por la tarde, momento en el cual tengo pensado reanudar las visitas a los blogs amigos y afines.


Tengan ustedes muy buenas noches.

54 comentarios:

laura dijo...

Yoni qué placer leerlo nuevamente!!

por lo menos usted tuvo suerte con su valija, en su momento a mí sólo me repusieron una, obviamente vacía

le dejo mi beso Don

La condesa sangrienta dijo...

¿al menos encontró su núcleo familiar antes que las valijas?
Bienvenido, Yoni!
Un beso

Etienne dijo...

Cuando viajamos nos encomendamos al servicio; me pasa que pongo el piloto automático, no pienso en nada, le muestro la tarjeta de embarque y espero que me solucionen el problema de elegir el asiento y todo...


No me haga hablar de los que están encargados de la atención al cliente, y tampoco de los clientes!!
Güelconvak!

dondelohabredejado dijo...

Una alegría grande que ya esté pisando tierra firme, se haya reunido con su equipaje, se haya sacado de encima al biógrafo, y haya cambiado el status de "Pasajero en tránsito" por el de... No sé. Bueno, una alegría grande volver a leerlo, Yoni.
Bienvenido, abrazo grande!

Elvis dijo...

Viajar es un placer, lo que pasa es que incluso el placer nos puede poner de mal humor y tocarnos las partes íntimas...
Pero no se me queje que al menos recuperó el equipaje...

Saludos cordiales.

Winter dijo...

Qué bueno su regreso. Me gusta la experiencia de solidaridad cero. Luego de flagelarse, uno tiene la opción de alguna pequeña revancha. Piense Yoni, usted ahora tiene poder extra.

Sea bienvenido, muchos esperábamos por usted.

Any dijo...

Sr. Yoni! Que bueno que volvió! Ya lo extrañábamos.
Los aeropuertos, el papelerío, el valijerío y sobre todo la gente con la que hay que tratar alli son un embole mayúsculo. Por eso yo sigo en la búsqueda de la máquina transportadora de materia ... cuando encuentre donde la venden le aviso.
Abrazo especial de bienvenida che!

El Gaucho Santillán dijo...

Lo de las valijas, es una conspiraciòn internacional.

Te afanan los calcetines.

yo lo sufrì.

Y tengo fotos!!!!

Alelí dijo...

ke bueno que volviste Yoni, te extrañaba y ya no leer más a Briks es suficiente.

Feliz regreso.

Magah dijo...

Buenìsimo reporte de un regreso agitado! Pero dejese de joder, llevar la pc a Mexico!!!
Me encantò eso del aire cosmopolita, lo estarè apreciando en persona en unos dìas. Me acordarè de ud en los aeropuertos. Hago mi experiencia y despuès le cuento.

Bienvenido!!

Shimmy dijo...

Es una macana que el equipaje decida tomar destino propio sin su consentimiento.
Bienvenido Donyoni!

Minombresabeahierba dijo...

Que sería de usted sin su fortaleza y juventud!

Recuerdo a una germana de Lufthansa que ante la no aparición de mi equipaje en le Viejo continente me dice con una sonrisa llena de orgullo:

- ¡Tranquílicese señor, nuestra empresa recupera el 98% del equipaje perdido!

¿Y si yo estoy en el 2%?- le dije tímidamente.

Le borré la alegría ese día, al menos no estuve en ese 2% luego.


Que tenga un buen día manito y que el tequila lo acompañe.

Abrazo

Mona Loca dijo...

Pero cómo!!! Desaparece por tanticientos días y cuando llega resulta que no se le puede preguntar nada, ni decir nada???

Pero qué se ha creído? Una especie de Ricardo Fort del mundo blogueril, que hace y deshace a voluntad????

No, chiquito, no. Así no es.

Después de tanto viaje, estamos todos esperándolo ansiosos, y usted se debe a su público.¿Entiende?


Después de todo, como decía el filósofo contemporáneo: "el viajar es un placer que no suele suceder"

Besos

dondelohabredejado dijo...

Siempre creí que la canción decía que el viajar es un placer que nos suele suceder... ahora me parece más realista, gracias Mona!!

Cris dijo...

Don Yoni Feliz Regreso , ha estado Ustè en el verdadero MUNDO !! siii , aviones, tràmites, valijas que caminan Solasssss , es como para " Un dìa de Furia" ,diga que los Argentos tenemos una pacienciaaa , pero bueh son los inconvenientes de PASEArrrrrrr !Pero .....la pasò bien ?? aquì se lo extranò .
Saludingui
Cris//mujeresdesincuentay

Samain dijo...

Qué mal que le pierdan el equipaje a uno.
Se aseguró que fuera su valija? No intentaron comprar su perdón con, no sé, un viaje o algo así gratarola?

Marina dijo...

Que lindo leerlo !!, aunque cansado y con algo de mal humor, aunque totalmente comprensible ... después de dormir en la casa de UNO, todo se ve mejor no ??
Me alegro esté de vuelta!
Besote!

Marina dijo...

Y 18 ... claro a su salut!

Marina dijo...

Que honor hacer el " y 18 " en este post de retorno, je, no me diga que no estuve oportuna ... :P

A.R.N. dijo...

sea bienvenido sir bigud. sepa que se noto su ausencia. besos

Mariela Torres dijo...

Nada como las desgracias, entonces, para que uno abandone el aire cosmopolita y se encuentre con quién verdaderamente es. O se encuentren los otros con el que verdaderamente es uno, porque uno ya sabe que uno es uno.

Le cuento que en su ausencia entró al top ten de comentaristas de mi humilde blog. ¡Felicitaciones!

Saludos.

Fabiana dijo...

Don Yoni:

Sea usted Bienvenido al mundo blogger!

Se lo estrañaba, sépalo! :D

Ahora, a lo nuestro..

JODEME QUE TE EXTRAVIARON EL EQUIPAJE!! :O

Naaaaaaaaaaaa..
No es justo!!
No después de hacer escala en Lima, bancarse que los familiares lo dejen a un lado en aras de un recorrido menos tortuoso y encima tener que sufrir a un biógrafo que sabe menos que yo.. :S

Y con respecto a eso..
Que es cosmopolita?

Ah!
Perdón, me olvidé que no se pueden hacer preguntas..

Bienvenido!♥♥

Pablo dijo...

Veo lo que intenta, Bigud. Nos cuenta sus desventuras, desencuentros, desentendimientos y (des)esperas para que digamos "¡Pobre Yoni! ¡cómo sufre por culpa de la abusivas aerolíneas y sus malvados trayectos con escalas!". Pero a mí no se me escapa que el punto de partida de su reflexivo viaje fue Cancún. ¡Cancún!

Espero que las valijas hayan llegado rellenas con estiércol.

Saludos cordiales.

Ouchurus dijo...

Siempre debajo de éste...bué, ejem...



Yoni!! Retornó!! Y no puedo dejar de decirle, que como el de aquí arriba mío, opino que usted es basicamente un ñañoso.Si si, qué quiere que le diga.
Cancún dijo?!!! Mientras tanto acá nos escarchamos de frío y nadamos contra la corriente de niños que nos trataba de llevar por las calles de Buenos Aires. Yo que usted me llamo al silencio.

Ahora en serio: nunca jamás me pasó que no me llegue el equipaje...se arma.Y me disgustan tanto los aviones que por contraste los aeropuertos me parecen los sitios más maravillosos, seguros y confiables del planeta.

un saludo y welcome!

Jazmin dijo...

Últimamente el mundo blogger me tiene a maltraer con emociones inesperadas.

Su vuelta es una de ellas. Luego de sufrir su ausencia, que también fue una emoción inesperada.

Sepa que fuimos varios los que mantuvimos en alto el espíritu del 14 y el 18.
Aún en blogs que nada saben sobre la cuestión, y a riesgo de que nos bloquearan para comentar.

Bienvenido, mi general.

cleopatra dijo...

Conste que lo acompaño en sus inclemencias viajísticas, porque yo también las tuve.

Pero qué lindo lo del siestón.

(Y que feo lo del equipaje)

Beso turístico

Javier F. Noya dijo...

Así será que el limbo existe y está ubicado en los aeropuertos. Tu biógrafo se quedó en la nota y no en la profunda reflexión que motivó la cara de sapos de otro pozo que tenemos los turistas en los aeropuertos, mezcla de "yo no fui" y "no sé dónde c..estoy". Abrazo y placer tenerlo por acá otra vez.

Jazmin dijo...

Es evidente que en mi vida existe menos glamour del que yo misma pensaba.

A mí, las veces en que me ha tocado, no se me notaba un aire cosmopolita, sino más bien una cara de agorafóbica en recuperación.

Eso sí, nunca perdí ninguna valija. Eso me habría enviado directo a una internación domiciliaria con siesta de 7 horas diarias.

Guada GN dijo...

No, ve, yo trato de poner cara de cosmopolita en los aeropuertos, pero lo único que logro es una cara de perdida importante. Por otra parte, si uno pone cara de perdido - pero agarra bien sus cosas, de perdido, no de pelotudo - la gente tiende a tenerle a uno cierta simpatía...
Ahora, voy a adherir al Don Pablo y a su señora esssposssa... No sé de qué se queja, uste´viene de Cancún. Ya quisiera yo.

Julieta dijo...

Bienvenido ! la verdad es que se te extrañaba..Tuviste suerte en recuperar la valija, estaba todo ? porque en Iguazú abrieron la mía y me birlaron unas hermosas chinelas que me había comprado..Sólo eso !se nota que no tuvieron tiempo para más..
Un beso

miralunas dijo...

siendo las 6 pm del lunes, puedo hacerle las preguntas que quiero y puedo, ja!

pero estoy tan contenta con su regreso que solo puedo decir güelcam! con mi mejor aire cosmopolita, cof cof.

un beso

leandro molins dijo...

Como a vos no te roban nada?, que pones cara de litigante, como es esa amenaza?. Y estaba bueno el tequila alla o te emborracha como el que venden aca..., bienvenido!,

Yoni Bigud dijo...

Laura: La mía volvió inmaculada. Muchas gracias a usté.

Condesa: Eso sí. Nobleza obliga. Muchas gracias a usté.

Etienne: No lo hago hablar de nadie entonces. Muchas gracias a usté.

Marina: Comandante de la galaxia. Muchas gracias a usté.


Elvis: Me quedo en el molde. Muchas gracias a usté.

Winter: Un poder que intentaré administrar con inteligencia. Muchas gracias a usté.

Any: ¿Probó en un todo por dos pesos? Muchas gracias a usté.

Gaucho: Con los calcetines no se jode eh.

Alelí: Ese traidor... Muchas gracias a usté.

Magah: Feliz viaje. Espero sus conclusiones cosmopolitas. Muchas gracias a usté.

Shimmy: La voluntad de las cosas es insondable. Muchas gracias a usté.

Minombresabeahierba: A mí me dieron un coqueto folleto que decía "sentimos mucho lo ocurrido con su equipaje". Nada auspicioso, le juro.
Muchas gracias a usté.

Mona: Haya paz. Usté sabe que tiene mi permiso. Muchas gracias a usté.

Marina: La realidad golpea en el momento menos pensado.

Cris: Sí, sí, la pasé todo lo bien que yo la puedo pasar. Muchas gracias a usté.

Samain: Si me daban cincuenta mangos agarraba.

Marina mamá: Muchas gracias a usté.

Marina mamá: Bien ahí.

Marina mamá: Un honor, un deber... no veo la diferencia.

A.R.N: Muchas gracias a usté.

Mariela: Gran verdad la que dice en esta ocasión.
Feliz de haber ingresado al Top Ten, trataré de mantenerme allí a toda costa. Muchas gracias a usté.

Fabiana: Muchas gracias a usté.
Cosmolita es... bueno... y también muy parecido, en alguna forma. Pero un poco distinto, con más qué sé yo.
Espero haberme explicado bien.

Señor Pablo: Playa del Carmen. A Cancún llegué por camioneta. Una hora de camioneta. Y ni una bolita de estiércol.

Ouchurus: No deje influenciar por ese que está arriba. Usted es, esencialmente, una persona de buen corazón.
Comprendo su razonamiento con los aviones.
Muchas gracias a usté.

Jazmin: Me alegra que algunos soldados se hayan mantenido en la primera línea de combate. Serán recompensados con ascensos y alguna que otra loa. El tema es máxima prioridad para mí. Muchas gracias a usté.

Cleopatra: El siestón está al tope de los buenos momentos. Muchas gracias a usté.

Javier: Las caras de aeropuerto son materia de análisis permanente. Hay mucho de eso.
Muchas gracias a usté.

Jazmin: Por lo menos era cara de estar en recuperación. Mire el medio vaso lleno.

Guada: Es cierto, el perdido genuino cae simpático.
De Playa del Carmen. Vengo de Playa del Carmen.
Muchas gracias a usté.

Julieta: La mía llegó inmaculada, con su candadito y todo. Muchas gracias a usté.

Miralunas: Muchas gracias a usté. Pregunte lo que desee.


Un saludo.

Yoni Bigud dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yoni Bigud dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yoni Bigud dijo...

leandro: Creo que tengo cara de pocos amigos. O de abogado.
Entiendo que el tequila bueno emborracha, de un modo distinto, pero emborracha. No soy fanático de esa bebida.
Muchas gracias a usté.


Un saludo.

Mr. Verbal Kint dijo...

Este mundillo necesita gente como usted. Gracias volver.
Sin más, lo saludo de manera afectuosa: un abrazo.

Stella dijo...

Bueno, me alegro que hayan vuelto, Ud y su valija, claro!
Pero opino como Mona, queremos detaaaaalles!!

Besooos

La candorosa dijo...

¡¡Por fin, caramba!!

Y para su próximo viaja y para garantizar la llegada de su equipaje al unísono (?) con su persona, ¡¡viaje en micro, caramba!!

Abrazos!!

La candorosa dijo...

¡¡Por fin, caramba!!

Y para su próximo viaja y para garantizar la llegada de su equipaje al unísono (?) con su persona, ¡¡viaje en micro, caramba!!

Abrazos!!

Almafuerte dijo...

Bienvenido, Yoni.
Para mí que ud. siempre tiene aire cosmopolita, aunque esté en el bar o en la cola de la fiambrería.
Saludos.

Fabiana dijo...

Don Yoni:

Sepa que me quedó mas que claro lo de cosmopolita..

Sobre todo por que me aclaró la duda que tenía sobre que era un poco..
Pero, eso sí, no tanto como.

En fín, si no fuera por usté, cuantos viviríamos en la ignorancia!

Le dejo un beso!♥♥

♥Anita♥ dijo...

Por lo menos la paso bien en Cancún,no?

Me alegro de su regreso.

Cariños

Minombresabeahierba dijo...

¿Voló por VIASA ó por Panamerican ó por Aeroflot?

Por si acaso si lee que la eronave es Tupolev, Antonov ó Ilyushin
no suba:

Tupolev, de fabricación soviética, ha desarrollado cinco famosos modelos de avión, entre ellos algunos de los más grandes del mundo. Tupolev ha sufrido 77 accidentes con 5346 muertos.

Antonov, de fabricación soviética, ha registrado un total de 87 accidentes aéreos que han matado a 2949 personas.

Ilyushin, también de fabricación soviética, ha sufrido 77 accidentes aéreos en los que han muerto 3878 personas.

Abrazo

Yoni Bigud dijo...

Mr. Verbal Kint: No sabe lo que está diciendo. Muchas gracias a usté.

Stella: En breve tendré, creo, algunas imágenes. Muchas gracias a usté.

Candorosa: ¿Usté vio lo que les pasa a algunos micros al salir de Retiro? Muchas gracias a usté.

Candorosa: ¿Usté vio lo que les pasa a algunos micros al salir de Retiro? Muchas gracias a usté.

Almafuerte: Muchas gracias a usté.

Fabiana: De nada.

Anita: Playa del Carmen. Sí. Muchas gracias a usté.

Minombresabeahierba: Volé por Lan. No crea que no pensé en lo que me dice.


Un saludo.

Carugo dijo...

Mire el lado bueno de una biografía no autorizada.
Usted siempre tendrá el argumento de decir que el tipo que la escribe no lo conoce lo suficiente como para ver el verdadero motivo de sus actos y que basa sus conclusiones en hechos puntuales como agarrar del cogote a la empleada de LAN.
Y me estoy yendo porque en un rato voy a buscar a mi hijo al colegio en Parque Centenario y luego a casa (San Isidro) en colectivo.
Claro, no será el siestón suyo pero que en cuanto agarre un asiento, me duermo.
Eso se lo aseguro como que el frío de hoy es mortal...

Marina dijo...

Para que esté al día con todo, me olvidé de decirle que en mi blog, vaya 3 entradas para atrás, yo sé lo que le digo, cuanto le juego que se asombra ...
Beso.

El Mostro dijo...

Que lindo es viajar. Que suerte que volvió.

María dijo...

Menos mal que no tengo el hábito de viajar...

Me estresa el solo hecho de hacer una maleta para ir a la costa, vea.

Creo que es por temor a perder el equipaje.


Un beso.

Bugman dijo...

Señor Bigud, tal vez una de las imágenes más poderosamente evocadoras del mundo moderno es la del pasajero aéreo, en soledad, contemplando melancólico la rotación del carrousel del equipaje, alimentando irracionalmente la esperanza de que sus pertenencias aparecerán en cualquier momento.

Yoni Bigud dijo...

Señor Carugo: Menudo viajecito tuvo. ¿No había un colegio más cómodo?

Marina mamá: ¿A qué se refiere?

Mostro: Muchas gracias a usté.

María: Supere esos temores.

Señor Bugman: Y ni le cuento cuando deja de rotar y el pasajero queda paradito ahí, con su carrito vacío y su mirada melancólica tranformada en ira.

Un saludo.

LadyMarian dijo...

Qué bueno que recuperó la valija! Por qué se queja? Acaso no la recuperó? Ya se sabe que esto es así. Los viajes en avión siempre tienen algo del turismo de aventura.
Peor fue lo que le pasó a una mujer que regresaba de visitar a su hijo en las Canarias. Le mandaron la valija a Argelia en vez de Argentina. Aparentemente los cartelitos de las valijas eran parecidos (ar - arg). Sí, la recibió, con las cosas mojadas pero la recibió.
Ve que usted es un quejoso?

Bienvenido! Espero que la haya pasado muy bien por allá. Qué lindo es volver a pasear por su blog!
Besos

Eleanor Rigby dijo...

Nunca viajé en avión, siempre me pareció que sería algo mágico y/o emocionante, lo que describió se parece muy a lo lejos...

pensé que los extravíos de equipaje eran cosas de las pelis y que nadie meramente cercano lo sufría...siempre hay ese 2%...en fn..

Q bueno q ya está acá!

Yoni Bigud dijo...

LadyMarian: Me llegan a mandar la valija a Argelia y mejor que no me lo digan.
Muchas gracias a usté.

Eleanor Rigby: Algo de mágico tiene. Y de tortuoso. Y los equipajes se pierden de verdad, no como en las películas.
Muchas gracias a usté.


Un saludo.