Extraña sucesión de infortunios que, poco a poco, fueron minando mi voluntad hasta transformar aquel viejo anhelo de triunfo en esta pacífica convivencia con el fracaso.

jueves, 4 de noviembre de 2010

LARGA DISTANCIA

Síntesis del post: Un corredor de larga distancia. Un récord Guiness. Un noticiero matutino. Un cronista. Un médico. Una obsesión.




Tenemos a un corredor de largas distancias. Larguísimas diría yo. El hombre, según entiendo, se especializa en una disciplina tan exigente como novedosa. El Ultramaratón, que consiste en correr muchísimos más kilómetros de los que el cuerpo y el alma pueden soportar, pero sin sufrir una muerte horrenda en el intento.

Lo que atrajo nuestra atención hacia este curioso personaje es el hecho de que intenta batir un récord. Desea entrar en el libro Guiness, y para lograrlo correrá sobre una cinta durante veinticuatro horas seguidas. La idea es cubrir en ese lapso más de doscientos cincuenta y siete kilómetros, porque si no, no hay récord. Es decir que no basta con evitar esa horrible muerte de la que hablábamos; además hay que hacerlo bastante rápido.

Y en eso está nuestro héroe -en el asunto de batir el récord- el día jueves a las ocho de la mañana, cuando un cronista del noticiero del canal veintiséis (del que Mona Loca y quien les habla son fervientes seguidores) se acerca a la Plaza de Mayo con el fin de interiorizar a la audiencia sobre los pormenores de la epopeya. Porque la misma, no sé si les dije, tiene lugar en la Plaza de Mayo.


Como en este instante ya han transcurrido trece largas horas de sufrimiento, el que sale al cruce del recién llegado es el médico que tiene a cargo la supervisión del participante. O dicho de otra forma, el profesional que procura evitar que el insensato sufra una muerte horrenda.

Se produce el siguiente intercambio:

- ¿Y maestro? ¿Cómo está Rodolfo?

- Y… acá estamos, tratando de reanimarlo. Queremos hidratarlo, estabilizarlo para que pueda continuar corriendo el mayor tiempo posible.

- ¿Y de ánimo?

- Y… en eso también estamos trabajando, está un poquito caído por todo lo que le pasó.

Ninguna maniobra que involucre tareas de reanimación puede indicar que la cosa marcha según lo planeado. Usted lo sabe; yo lo sé; y el médico también lo sabe. Sin embargo, las respuestas recibidas no calan demasiado hondo en el optimismo del cronista. A esta altura, incomprensible optimismo.

Haciendo caso omiso de las precisiones médicas que presagian el trágico final de este gambito, todavía le quedan ganas de preguntar por el récord. Porque dentro de su mente, la marca vigente tiene fecha de vencimiento. La caída es un hecho que no será desvirtuado por ningún pesimista de pacotilla.

Se acerca al mismísimo Rodolfo, que en este instante camina sobre la cinta con el rostro desencajado, y entonces se produce el segundo intercambio:


- ¿Cómo vamos Rodolfo?

- Y… por desgracia tuvimos muchos inconvenientes, es una carrera difícil. Hasta las diez horas venía todo bien, pero ahí empezaron los mareos. Después me dieron vómitos, tuve hipotermia y me cagué encima, con perdón de la palabra.

- Pero seguís acá, y faltan diez horas para el récord.

Fascinante. Del sano entusiasmo a la desestimación de la opinión profesional, de allí a la negación y finalmente a la obcecación. Sin escalas.

A ver, pedazo de infradotado… llegó la parte en que hay que usar la cabeza. Un poquito aunque sea. Apenas acaba de pasar la mitad de la prueba y el hombre ya largó al pavimento toda la comida de la semana, se puso azul por el frío, perdió el control de esfínteres y se arrastra por la cinta con la mirada perdida en el cabildo. Solo le faltó pedir a viva voz que alguien lo matara…

Por fortuna para él, la respuesta de Rodolfo es bastante más cortés que la mía. Le informa que ya no habrá récord, pero que cada kilómetro que logre recorrer significa dinero para las asociaciones benéficas con las que él y su equipo intentan colaborar.

De pronto interviene el conductor del noticiero, un señor que allá por la década del noventa lucía un frondoso bigote y conducía un show al estilo Lía Salgado, y que ahora no luce ningún frondoso bigote y conduce –justamente- un noticiero matutino por el cable.

El hombre no es ninguna lumbrera, pero conoce el oficio y sabe intuir el ridículo.

Rodolfo no batirá ningún récord. Eso es un hecho. A duras penas logrará evadir una muerte horrenda, siempre y cuando el médico encargado de la supervisión acierte el momento exacto de tirar la toalla. Y su enviado especial… bueno… continuará preguntando por el bendito récord hasta que él decida sacarlo del aire, o el médico le aseste un golpe definitivo con el estetoscopio.

Decide sacarlo del aire, por supuesto. Y lo hace con elegancia. Le habla del récord que ya no será, lo instruye para que no siga incordiando a Rodolfo y le solicita que permanezca atento a cualquier indicio del inminente desenlace.

Y el cronista accede, claro que sí. Y pronuncia la palabra ‘récord’ cuatro veces en la última oración. Y sale del aire mansamente. Y yo agradezco por una nueva joyita de la televisión matutina.

Salud Rodolfo. Espero de corazón que la aventura culmine sin tener que lamentar víctimas ni daños materiales.

Cómo me gusta ser un ferviente seguidor de este noticiero.



Tengan ustedes un maratónico fin de semana.

PS: Esto debió publicarse el viernes a las cero horas, pero como soy un pavote apreté 'publicar' antes de programarlo.

47 comentarios:

Pablo dijo...

No, no! Muy bueno el relato... cómo te está dando de morfar el mundo noticiero! jajajaja!

Dejame disentir con vos (aunque siempre seas el que manda en la virtualidad, según dijiste), el nabo de esta historia no es Rodolfo? El que quiere batir un récord a toda costa para aparecer en un inmundo libro que leen 3 personas y que encima no tiene premio no es un pavote a la pelotudísima potencia? Ojo, no es una aseveración sino más bien pregunta.

Te equivocaste? No te preocupes, mañana publicas algo nuevo y ya está... te perdonamos todo! juaaaaa!

Saludos!

laura dijo...

las pocas, poquísimas veces que amanezco viendo noticiero, sí amanezco, porque las siete para mí es de madrugada ya que como le conté antes laburo cerquiiita de casa (no me envidie Don, no es para tanto) lo hago con ese noticiero de ese canal

reconozco no haber visto nada de lo que contó pero lo escuché por radio todo el día y la verdad no entiendo a cierta gente, menos aún a Rodolfo, muchísimo menos a ese que dice ser su médico...me pregunto qué puede mover a determinada gente a flagelarse de esta forma, porque convengamos que ya ni record ni nada, enton??serán los tan mencionados cinco minutos de fama?

disculpe, pero como yo no corro ni el bondi, me cuesta mucho más poder entender, creo que es eso

y no se subestime Don, a cualquiera le puede pasar darle enter a la tecla equivocada, vio?

yo casi lo incluiría dentro de una de las leyes de Murphy porque blogger viene andando para el culo especialmente en los últimos tiempos...menos cuando uno le da ok a publicar en vez de guardar, y ahí sí que ni cristo le da marcha atrás al blogroll, se empecina en ponerlo allí y bancatela si sos guapo

comentario extenso si los hay, sorry

Briks dijo...

ud no para de meterse con el 4 poder

El Gaucho Santillán dijo...

No. estàs loco.

Yo miro TN para putearlos.

(bah! en realidad, puteo a cualquiera)

Yo estoy en el "Guinnes" pero no le doy mucha pelota.

Me molesta la tribuna al lado de la cama.

Pero bueno, uno se debe al pùblico.

(che! subo post el sàbado, por una cosa de un blog español y Carlos II, "el hechizado"!!!)

Un abrazo.

Fabiana dijo...

Don Yoni:

La verdad es que me enteré de casualidad que había un flaco que quería romper ese record.

Lo que sí estoy obligada a contarle es que, por mas que usté crea que el noticiero del canal 26 es el único cuyos noteros son de terror.. Se equivoca..

Canal trece, 7.30 hs, cualquier día, cualquier noticia.
Está el notero en la puerta de, digamos, tribunales? Y no para de hablar de lo mismo solo que usa diferentes sinónimos para referir al acusado en cuestión y al delito que hace a la noticia.
Se pone el cassette(que antiguedad..), y manda una retahíla de frases que solo se conectan por que el muchacho en cuestión no para de mencionar al acusado y el delito.
En resúmen, solo queda claro que el flaco acusado es un delincuente.

Y que el notero lo único que sabe a ciencia cierta es que el flaco es un delincuente. Punto.

y mejor ni hablar de que te repiten las mismas noticias durante las tres horas que dura el noticiero, no? :S

Tenga usté un excelente viernes, con almuerzo a gusto, vinito y postre, si dan.. ;)

Etienne dijo...

Decí que uno no tiene el poder de mirar todos los canales de noticia a la vez o el tiempo de grabarlos y verlos uno atrás de otro (aparte, quien soportaría eso...) pero ejemplo de la pelot***z atómica de los noteros hay en todos los canales y a toda hora.
Gente que dicen diferentes nombres, que opinan sin saber, que no rematan la nota y la estiran como chicle repitiendo una y otra vez lo mismo, la remake del famosísimo "¿cómo se siente?" del antiguo canal de la palomita al tipo que había tenido un accidente y la familia yacía ahí muerta...
Más que 4º poder, son caricaturas...

Mariela Torres dijo...

Si estas cosas no fueran verdad, yo diría ¡qué imaginación que tiene este escritor y qué humor tan curioso!
Pero habiendo aceptado que es verdad, no lo puedo creer, qué quiere que le diga.

Saludos.

Jazmin dijo...

Considero que dos de los peores inventos de la modernidad son los 0800 y los noteros.
No jodamos. NO son periodistas. Periodista, para mí, es el periodista de investigación. El resto son símil locutores que leen noticias y se maquillan en los cortes.

Y también recordé -como el benemérito intendente- a José de Zer...



Su relato, como siempre, supera al hecho, el personaje, la persona, el contexto... su talento supera el resto, mi general.

Buen viernes.


(no hay PG, veo, pero supongo que habrá vinito, que lo disfrute)

Jazmin dijo...

¿El Sr. Rodolfo... será pariente de Lunaretti...?

Me pareció reconocer la impronta sintomática.

Mona Loca dijo...

Ay, Yoni, cómo lo quiero.

El noticiero del otrora bigotudo es realmente inefable.
No sé si hay otro calificativo que se adapte mejor, realmente.

En una cosa tiene razón Jazmín: los noteros y muchas veces los conductores de noticieros no son necesariamente periodistas, sino locutores. O modelos. O actrices. O hijas de productores.

Y por eso les pasa que no saben qué decir o qué preguntar o repreguntar.


Igual, ese noticiero tiene un no sé qué que qué sé yo, mire que traté de mirar otros en ese horario y de alguna manera mi dedito vuelva a apretar "03" y me lleva a Canal 26.

A partir de las 10, eso no pasa.


besos

Alelí dijo...

¿y la libre expresión?

ud. y todos los que tienen sentido del ridículo atentan contra ella.


ahora si, el corredor no sòlo me parece un pelotudo importante por su intento sino que además se caga y lo dice públicamente, quién necesita ese dato?

MAGAH dijo...

Naaaa... el que corre y los que lo rodean me parece unos bo....

Que se yo, estas cosas me superan.

Any dijo...

Ud labura en canal 26 no me joda ... a mi ya me dieron ganas de ver ESE noticiero!
Estoy de acuerdo con el Sr Pablo, a quien se le ocurre andar batiendo records idiotas para que lo anoten en el guiness? A ese tipo hay que darle un estetoscopiazo! Hay gente tan sola y desesperada en esta vida ... unicamente asi lo entendería vea.
No hay almuerzo solitario de viernes hoy? Bueno, que lo pase lindo en cualquier caso.
buen finde!

Elvis dijo...

Seguro que al pobre Rodolfo se le aflojaron los exfínteres porque el locutor le saboteó el desayuno a base de laxante de caballo... Espero que al menos recogieran las deposiciones convenientemente...

Y luego dicen por ahí que el cuerpo humano no tiene límites..., cuando lo que no tiene límite es la estupidez humana.

Saludos cordiales.

Renegado dijo...

¿En serio el tipo se cagó encima mientras corría en la cinta o fue una humorada de su parte?

Si fue verdad no voy a perdonarme nunca el no haber visto esa nota, porque solo de imaginarme el "y... después de lo que le pasó" como declaración del médico es para desmayarse de risa.

La condesa sangrienta dijo...

Nunca entenderé el sentido de algunos estúpidos records, a menos que aparezca el Libro de los Records más Pelotudos.
un beso!

Yoni Bigud dijo...

Pablo: Rodolfo ha cometido el error de sobrevalorar sus capacidades. Lo que no entiendo es por qué tenía que ser ante los ojos del mundo.
Muchas gracias a usté.

Señor Briks: Yo soy todo valentía.

Gaucho: El arte de putear frente al televisor es algo que satisface el espíritu.
Tomo nota.

Fabiana: Entiendo su punto. Debería existir un curso, con examen final y todo, para obtener el carnet habilitante para salir a la calle con una cámara y un micrófono. Y un cupo, claro que sí. No más de diez o veinte.
Muchas gracias a usté.

Etienne: Tiene razón, ejemplos sobran. Uno trata, en lo posible, de reflejar los más pintorescos. Pero hay cosas terribles.

Mariela: Le juro que es un relato ajustado a la estricta verdad.

Jazmin: Por eso yo prefiero llamarlos cronistas. Es más ajustado, aunque la mejor definición sería 'inútiles outdoors'.
Muchas gracias a usté.

Jazmin: Reconozcámosle que necesitó algo más de tiempo y esfuerzo para caer.

Mona: Tenía la vaga esperanza de que usté hubiera visto lo mismo que vi yo, ya que tiene el mismo tic en el dedito.
No sabe lo que se perdió, le juro.
Muchas gracias a usté.

Alelí: Y lo dijo así eh, tal y como yo lo relaté. Como quien no quiere la cosa.

Magah: Hay de todo en la viña del Señor.

Any: Le juro que si yo trabajara en ese noticiero, varios de los personajes que menciono no llegarían a la pantalla.
Hoy hay almuerzo, claro que sí. Muchas gracias a usté.

Elvis: Y lo más gracioso es cuando varios estúpidos coinciden en un mismo sitio, o por un mismo evento.

Señor Renegado: Le juro que el relato se ajusta a la más estricta verdad. No solo se cagó, sino que lo contó con las mismas palabras que yo, mientras caminaba por la cinta.
Se ve que en su disciplina es una licencia que tienen.
Y sí... se perdió de algo, no se lo voy a negar.


Un saludo.

Yoni Bigud dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yoni Bigud dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yoni Bigud dijo...

Condesa: Es la gloria, Condesa, es la gloria.

Comentario suprimido: Oh.

Comentario suprimido: Oh.


Un saludo.

Epístola Gutierrez dijo...

Rodolfo arruinó la nota con el record, eso no se hace!!!
Un estúpido Rodolfo, eh. Con la de cosas lindas que hay para hacer en esta vida!
Fuera de eso, me gustó muchísimo el post.
Un beso.

eMe dijo...

Esa necesidad urgente que tiene la gente de preguntar idioteces supera mi lógica.
No vi lo que ud. relata, pero es como sí. Me matan sus crónicas, sépalo.

Buen finde!!!

"¿Cómo vamos Rodolfo?" jajajajajaaaaaa

Javier F. Noya dijo...

Bien, bien, no que no me quedó claro es a dónde llegaba jajajajajaaja!! Muy simpático Yoni, me he reído mucho. Buen fin de semana, con algún logro más modesto quizá que el maratónico, digo, para poder contarlo...Abrazo.

Cris dijo...

Usted siga con estos noteros y tendrá severos...."Daños Colaterales", y no hablo de vomitos, menos hoy viernes ,que le toca Comer sano y Beber agua mineral, era así no?
Buen Finde!
Saludingui
Cris//mujeresdesincuentay

laura dijo...

oiga Don, no tiene idea qué pasó con mi extensísimo comentario de esta mañana en este posteo??? no subió o usted me lo borró por aburrido???

Yoni Bigud dijo...

Epístola: A Rodolfo le gusta así, salvaje y primitivo. Las funciones básicas a flor de piel.
Muchas gracias a usté.

eMe: Tiene razón, y después encima se ofenden cuando obtienen respuestas estúpidas.
Muchas gracias a usté.

Javier: Muchas gracias a usté. Todo logro debe ser contado a las masas. Lo espero aquí mismo, el día lunes.

Cris: Yo tengo mi propia gente que me prueba la comida. No temo a los daños colaterales.
Menos los viernes. Ahí nadie está autorizado a meterse con mi tarta de zapallitos y mi agua sin gas.
Muchas gracias a usté.

Laura: Acabo de ver su comentario en mi casilla. No sé por qué no figura acá. Le pido disculpas por el desaire de blogger. Usté lo ha dicho, funciona para el... bueno, muy mal.


Un saludo.

Gregorio Kolbe dijo...

Es increíble. Realmente no puedo entenderlo...


¿de verdad el tipo del noticiero antes tenía bigote?


Lo demás, corre por cuenta de Rodolfo. Je.

(bueno, bueno... no me eche...)

Saludos.

Guada GN dijo...

¿Qué puedo decir que no hayan dicho ya? Sobre Rodolfo, sobre el notero, sobre el noticiero y sobre el bigote ausente del locutor...
¿Quiere una galletita?

Jesslo dijo...

Las obsesiones suelen ser escuela de experiencias vitales con las más variadas y no pocas veces, durísimas consecuencias... la obsecación puede ser motor de grandes pérdidas. No siempre estamos en condiciones de aceptar las propias limitaciones, hasta que estas se imponen forzosamente ¿Cuántos van por la vida con complejo de superman? la sobreexigencia en lo laboral, por ejemplo, con jornadas extenuantes para lograr esto o aquello, mientras que en el momento menos esperado quizá el cuerpo les pase la cuenta antes de poder disfrutar aquello por lo que vendieron su tiempo y esfuerzo ¿Por qué nos creemos en la necesidad de demostrar a veces que somos capaces de lo imposible? Las luces suelen encandilar, llamar la atención, manipular se vuelve parte de una rutina que vende, mientras muchos estarán dispuestos a pagar para ver cómodamente desde un sofá, como a veces ni la propia vida merece respeto... un mundo desechable por el precio de una moneda... un circo en el que cada quien puede adoptar cualquiera de los personajes tan bien descritos en su relato. Una ácida crítica, muy bien lograda. Un abrazo.

Sabrina dijo...

Hola! te dejo la dirección de mi blog, cuando puedas date una vuelta,

http://sabrina-eremita.blogspot.com/

Un beso grande

Minombresabeahierba dijo...

Que lindo que es difrutar de la vida como Rodolfo!

Yo supongo que debía sentirse mejor sobre la cinta que en su casa con su esposa o ése día le tocaba visita de la suegra.

Espero que canal 26 nos avise la próxima hazaña de Rodolfo, como ser beber en forma continua por 24 horas agua del Riachuelo: Los esfínteres agradecidos.

Gran Abrazo

Caro Pé dijo...

Genial post!
Aguante Me tacho la doble ;)!

A.R.N. dijo...

estos shows existen porque hay gente que los consumen.
tire la tele por la ventana sir yoni. besito

LadyMarian dijo...

Yoni: Me ha hecho morir de risa!! jajaja!! clap, clap, clap!!!!! Aplausos de pie para usted.

Disculpe pero acá hay una manga de estúpidos! Rodolfo, el cronista, el que lo contrató, el médico que arriesga la matrícula en semejante cosa y el periodista que "no es ninguna lumbrera, pero conoce el oficio y sabe intuir el ridículo" (brillante frase jajaja!) porque si sigue así va a quedar pegado a las ridiculeces del cronista.

Y casi agregaría al grupito de los estúpidos las organizaciones benéficas! No sé cuáles son pero la verdad es que meterse en esto no les hace nada bien a su prestigio, aunque probablemente les mejore las cuentas. Y ni hablemos de la estupidez de comprar el libro de los Guiness! Yo conozco a uno que lo compraba y mejor ni hablemos de él...

Qué animoso Rodolfo! Ni aunque me paguen corro una hora seguida! jajaja

Besos

LadyMarian dijo...

Uy! Veo que ahora hay otra que pone el pecho a las balas. Bueno, ahora la cara y el pecho. jajaja

miralunas dijo...

señormío, su talento es i ne fa ble.
inefable, en toda la extensión de la palabra.

mis respetos!

(y Rodolfo también. no quiero dejarlo afuera de la inefabilidad, por decir algo)

Brynhild dijo...

Lamentablemente el nivel de los cronistas hoy en día es francamente paupérrimo cualquiera sea el canal. Lo bueno es que nos da para putear a alguien tempranito y nos despierta sí o sí. Ahora bien, este chico Rodolfo, correr en el pavimento o dar la vuelta a perro en una plaza todavía, pero en una cinta??? Cosa más aburrida que esa no hay!!
El conductor del programa antes tenía bigote y usaba unos lentes culo-e-botella terribles, no? Saludos!

Yoni Bigud dijo...

Gregorio Kolbe: Sí, frondoso bigote.

Guada: ¿Tiene dulce de leche? Si no, no.

Jesslo: Tiene razón, no somos capaces de todo por más que tratemos, a veces de demostrarlo. Mire, si me dejan adoptar el papel de alguien, prefiero el del médico.

Sabrina: Bienvenida. Tomo nota.

Minombresabeahierba: Estaremos atentos. Sé que vendrán más proezas.
Muchas gracias a usté.

Caro Pé: Muchas gracias a usté.

A.R.N: ¡Yo soy uno, sí! ¿Qué me gané?

LadyMarian: Los resultados suelen ser muy interesantes cuando muchos estúpidos coinciden en un mismo sitio. Este es el caso.
Muchas gracias a usté.

LadyMarian: Bien ahí, fue la única que lo notó.
La señorita tiene con qué... ¿o no?

Miralunas: Muchas gracias a usté.

Brynhild: Bienvenido/a.
No, no usaba lentes culo de botella. Al menos eso creo.


Un saludo.

LadyMarian dijo...

Mire Yoni, la señorita tiene con qué, por supuesto. No se podía esperar menos de una elección suya (aunque yo no soy una observadora de estas cuestiones, tendría que preguntarle a algún amigo experto para tener más seguridad).

Eso sí, dudo entre decir que su poder de persuasión mejoró o empeoró... Por un lado consiguió que esta señorita ponga el pecho y también la cara. Sin embargo con la otra había conseguido que se sacara más la ropa. ;-P

Bueno, no sé, usted tiene más elementos como para evaluar éxitos o fracasos a partir de este cambio...

Shimmy dijo...

Un record batió este pobre hombre. El del pelotudo.

Habiendo cosas mejores para conseguir dinero a este sanguango se le ocurre morir corriendo? Hay cosas que nunca voy a entender.

Salute Donyoni.

Nefertiti dijo...

Francamente, más allá de las vicisitudes del señor sobre la cinta... le parece correr 24 hs???
Yo me moriría del aburrimiento. Habrá opción de poner un par de películas?

Juli dijo...

Hacía rato que no me reía tanto sentada frente a la computadora...
Su forma de contar es maravillosa, no vamos a quitarle méritos, pero tanto la nota como la ocurrencia de Rodolfo (y ni hablar de lo que le pasó, pobre...) son realmente desopilantes!!! Muy buen post.

Le dejo un saludito.

Nela dijo...

Tal vez lo que quería, con la disculpa de batir un record, era suicidarse con público
Besos
nela

cleopatra dijo...

jajajaj, me hiciste reír a lo grandeee!

Desde el inicio de esa pedorra competencia con el mismo, se sabía, pero tu relato es monumental!

Te beso Yoni

Yoni Bigud dijo...

LadyMarian: Vea, esta señorita se ha sacado la ropa en todos lados. Es más difícil conseguir una foto vestida que desnuda. Lo que yo hice fue mantener el decoro en este espacio, porque es un restaurante familiar.

Shimmy: A cada uno se le ocurre lo que su cerebro tolera o permite.

Nefertiti: No veo por qué no.

Juli: Muchas gracias a usté. Debo decirle que casi todos son logros de Rodolfo. Yo no tuve casi nada que ver.

Nela: A la luz de los resultados se me hace difícil discutir su punto.

Cleopatra: Muchas gracias a usté.


Un saludo.

Samain dijo...

"y se arrastra por la cinta con la mirada perdida en el cabildo" AAJJAJAJAJAJA

Ay... ese reportero es la síntesis perfecta del periodismo actual.

Un grande Rodolfo.

Yoni Bigud dijo...

Samain: Del actual y del futuro. Por desgracia.

Un saludo.