Extraña sucesión de infortunios que, poco a poco, fueron minando mi voluntad hasta transformar aquel viejo anhelo de triunfo en esta pacífica convivencia con el fracaso.

martes, 30 de agosto de 2011

FARGO


Síntesis del post: Imaginen un bar. No un hospital. Un bar irlandés. Incomodidad. Gustos. Gordo bufón. Contador de anteojitos. Apuesta. Artistas y políticos.

Imaginen un bar. Es indispensable que imaginen un bar, porque la escena de hoy transcurre en un bar. Y si la escena de hoy transcurre en un bar, mal comienzo sería que ustedes imaginaran, pongamos por caso, un hospital. No existen puntos de contacto entre los bares y los hospitales, así que en orden a una completa sincronía entre el relato y su comprensión cabal, sugiero que imaginen un bar y no un hospital.

¿Cómo dice?

Bueno, sí, eso es cierto. La exploración de los poderes curativos del alcohol bien podría ser un punto de contacto aceptable, pero sepa usted que una cosa son las heridas físicas superficiales, y otra muy distinta las heridas espirituales y profundas. No creo que sea lo mismo.

Suficiente. Basta. Imagine un bar y deje de interponer argumentos dilatorios. Ya todos sus compañeros lo están haciendo. Mírelos, ahí, con los ojitos cerrados y esas caritas de fuerza. Si no empiezo rápido van a perder la concentración.

A lo nuestro sin más.

Son las diez de la noche. Estamos en un bar de esos que proliferan en esta época tan impersonal. Un bar tipo irlandés. Si usted había imaginado otra clase de bar intente adaptarlo a lo que a partir de ahora vaya leyendo. Ya es tarde para lamentos.

No me gustan estos bares. Les falta la mística de los bares de antaño, y eso es algo imperdonable. Sin embargo estoy con un amigo. Fue él quien se encargó de fijar el sitio, y lo hizo en función de su propia comodidad. Trabaja a dos cuadras, y el asunto que nos convoca puede liquidarse sin prestar atención al marco.

No soy amigo del ‘after office’, el ‘happy hour’ y demás yerbas que se han inventado últimamente. No me gusta ese clima festivo tan artificial. No me gusta esa música. No me gusta esa barra reluciente, repleta de botellas importadas que nadie toma. No me gusta que el whisky me lo sirva una señorita de curvas proporcionadas y mirada ausente, enfundada en una remera negra con la inscripción ‘Guiness’ entre los pechos. Me gusta, sí, la señorita, pero ese es otro tema. No me gusta ese gordo de traje, el de la mesa de al lado, gerente del sector ventas de alguna empresa nacional, medio pelado, con la corbata asomando del bolsillo derecho del saco, tratando de sobresalir en un grupo de diez personas a fuerza de chistes básicos y un histrionismo que da vergüenza ajena, para ver si al final de la velada le puede echar –por ventura- un polvo redentor a la nueva abogada del sector auditorías. Me gusta, sí, la nueva abogada del sector auditorías, pero ese es otro tema. Mil veces prefiero beber en silencio, con un anciano de gorra de lana y barba de tres días como fondo. Aferrado a su ginebra barata. Con un gallego septuagenario observando detrás de un mostrador terroso, sirviendo sus elixires con oficio. Y rodeado de gente atravesada por hondas penas o genuinas sonrisas, que se echa los polvos como es debido, sin tanta puesta en escena.

Con mi amigo liquidamos nuestro asunto en menos de quince minutos. Pero luego nos distrae el gordo bufón, y ahora estamos, como quien dice, un poco atontados por los poderes curativos del alcohol.

Según mi amigo, la nueva abogada del sector auditorías le echó el ojo al contador de los anteojitos. El joven tímido que tiene al lado, y que se parece a aquel artista norteamericano que ahora se metió en política.

No sé de qué artista me habla, y además el tema no me interesa. Me quiero ir. Solo me quedaría, quizás, para ver cómo impacta este desaire en el ánimo festivo del gordo, pero lo cierto es que la música del lugar me acobarda.

Finalmente decido retirarme y lo dejo a él a cargo de la verificación del resultado de la apuesta. Sí, nosotros siempre apostamos, y más cuando tenemos la sospecha de que una nueva abogada del sector auditorías no va a dormir sola. Yo le puse cincuenta mangos a otro de los paparulos que engalanan la tertulia. Uno que no es ni el gordo gerente ni el contador joven. Es que no me gustan los bufones, y mucho menos los artistas devenidos en políticos, como es el caso –por ejemplo- de Arnold Schuaresnaider, Palito Ortega, Ronald Reagan, Alberto Fernández o Miguel del Sel.

¿Cómo dice?

¿Cómo que no?

Sí que era artista. Actor, para más datos. Y qué actor. O me va a decir ahora que el papel que hizo en Fargo no era para el Oscar…


En su época de artista. Más joven.

Como Jefe de Gabinete. Más viejo.

Steve Buscemi era el nombre artístico.

Creo.


Tengan ustedes muy buenas noches.

44 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Le voy a contar una estrategia.

Usted tiene que hablar con la fulana nueva, y pasarlela mitad de lo ganado en las apuestas.

Entonces ella le darà el dato justo.

Lo de Fernandez, es descacharrante.

Un abrazo.

Alelí dijo...

buen consejo el del gaucho!

me rei mucho con la descripción de lo que estaba sucediendo en la mesa vecina!

miralo a fernández, que buen actor resultó!

Pablo dijo...

¿Atontados por los poderes curativos del alcohol? ¿se lastimaron? Ah, ya veo.

Espero que sea mejor apostando que descubriendo parecidos. Su nombre efectivamente es Steve Buscemi y no tiene parecido alguno con Alberto Fernandez.

Si quiere famosos parecidos busque a un Xavi y un Robert Downley Jr. No aparecen en su relato, pero son mucho más similares.

Bugman dijo...

Esto es un PG disimulado. Vergonia, Señor Bigud, vergonia.

(Pero alguna vez yo también pensé que tenían un aire).

El Mostro dijo...

Tienen cierto aire, pero no quiero que me acusen de parcial, de acomodaticio, de oficilista, así que le voto en contra.
Negativo.

Saludos.

p/s: Yo estaba en esa mesa, no, no era el bufón ni el joven. Tampoco la auditora de buen ver. Pero estaba.

laura dijo...

por un momento dije: otro PG???pero no, es una de sus historietas, porque a decir verdad, historias son las del Narrador.

Pero no me quiero ir por las ramas, resulta que para PG le falta y para historia...también le falta, repito que las del Narrador son mejores.

Aquì de nuevo lo veo apostando y me pregunto si usted (como dice la publicidad) no deberìa usufructuar sus pàlpitos en en Palermo, en el Bingo, obvio

y el bar irlandès se lo cambio por uno inglès, en estos momentos me va mejor

besos, Don

Yoni Bigud dijo...

Gaucho: Estuve flojo, sí. Es que los poderes curativos del alcohol me ponen un poco lento. No me gusta esta sensación de haber dejado pasar una oportunidad tan clara.

Alelí: Un actorazo. Y humilde además. No nos anda enrostrando su pasado a cada minuto. Muchas gracias a usté.

Señor Pablo: Yo no dije que fuera parecido. Dije que es la misma persona. Investigue en vez de criticar gratuitamente.
Sí, había escuchado ese paralelo, y me parece indiscutible.

Señor Bugman: Ahora que no se requiere el voto, ahora que no necesito voces de aliento porque nada he puesto en juego... ahí aparece usted, brindando el apoyo tantas veces retaceado.

Mostro: En contr... ¡pero no che! ¡Acá no tiene que votar! Que son la misma persona le digo.
No me diga que los cincuenta mangos los aposté por usté.

laura: Veo que el estreno de sus piernas nuevas viene acompañado de veladas críticas.
Mire, no sé, en esta al final no gané. No lo conté en el texto de mi historieta, pero lo cuento ahora.
La única macana es que los bares ingleses cierran muy temprano.


Un saludo.

Dany dijo...

La publicidad dice que el baterista de una banda se acuesta con muchas menos mujeres que el cantante, pero con infinitas más que un contador.
Frase que me hiere......y ud, sabe porque. Asique entretenido en ver si el contador al final era un ganador......ud me trae un dilema.......y es que hasta ver su post a mi me gustaba Buscemi. Le mando un abrazo!

laura dijo...

sabía que ya hace un tiempito los bares ingleses cierran a las 23?
no està taaaan mal, no?

Mariela Torres dijo...

¿Me escuchó? Yo le dije que no, que no era actor, pero me convenció, sí, es el mismo.

Saludos.

Dany dijo...

Iba a decir algo pero el avatar de Laura me distrae.....

Carugo dijo...

Mire, su exposición, como siempre, revela una pulcro y minucioso estudio de los personajes y eso está muy bien.
Pero voy a ser brutalmente honesto con usted:
En este mundo enrevesado que un actor sea vocero oficial K o que un político quiera aparecer en un programa de Ideas del Sur, me nefrega.
A mí me interesan dos cosas:
1) Sólo quiero saber quién se masticó a la abogada.
2) Consiguió el teléfono de la señorita de curvas proporcionadas y mirada ausente, enfundada en una remera negra con la inscripción ‘Guiness’ entre los pechos?

Julieta dijo...

Siempre pensé que era un artista, parece un PG positivo...
Abrazo

VACACIONES EN ROMA dijo...

Don Yoni

Todos no podemos estar equivocados, usted nos quiere vender gato por liebre, todos creemos en un PG positivo.

No nos quiera confundir...

Esos bares Irlandeses, en fin...mejor no digo nada, a ver si me lo cruzo un dìa por ahì y estoy tomando algo acodada en la barra a su lado.

Le mando un abrazo.

La que vive al lado dijo...

Me hizo reír.
Y realmente a mi tampoco me gustan ese tipo de bares, ni el gordo que tira chistes estúpidos, y el tímido me da curiosidad hasta que entiendo que es tímido porque no tiene nada que decir -ni siquiera chistes tontos-.
Ahora, en lo personal, prefiero a un buen barman -si es que se puede elegir- porque la chica de la barra con la mirada perdida me pareció que me guiño un ojo... (hoy en día es todo taaan cambiante).
Pero hay algo en lo que coincido: la actuación del actor era para el Oscar.
Saludos.

La que vive al lado dijo...

Por favor! Debería borrar lo escrito por lo mal redactado, pero ya es de noche y ha sido una jornada extensa.

Etienne dijo...

Me parece absolutamente increíble que nadie salte para preguntar por el resultado de la apuesta; claro, como el dinero es ajeno...
A mi me gustó más en otra película, Con Air, pero creo ni para globo de oro dio. Humilde lo mío.
Ah! Y esos bares que nos hizo imaginar, lo único que tienen de irlandeses es el nombre y la remera de la señorita que sirve los tragos. Porque la señorita es bien argenta.
Abrazos para usté!

Etienne dijo...

y 18!!

No se encolerice caramba!!!

Yoni Bigud dijo...

Señor Dany: ¿Por qué? ¿Porque bajo el lema de esa publicidad el Señor Carugo dormiría con más mujeres que usté? No sea celoso hombre.
Se me informa que sí, que el contador ganó en esta ocasión.

laura: Tampoco está tan bien. Más o menos digamos.

Mariela: ¿Cómo le va? Tanto tiempo. ¿Vio? Fue un arduo trabajo investigativo.

Señor Dany: ¿Eh? ¿Qué me dijo?

Señor Carugo: 1- Dice mi amigo que el contador. Pero se me hace que me robó la plata.
2- No. No soy muy hábil para esas cosas. Pero tendría que preguntarle a mi amigo.
Muchas gracias a usté.

Julieta: Y lo era. Ahora lo sabe.

VER: Que no. Que son la misma persona.
Puede ser que me cruce. Por las dudas, yo soy el del casco negro.

La que vive al lado: Ah, sí, los mejores son los callados que meten una o dos frases orientadas en un sentido claro. Dicen.
No se queje de la señorita che. Estéticamente es irreprochable. Y si no mire cómo me fue a mí, que me parece que me guiñó un ojo el gallego septuagenario.
Merecía, sí, pero se lo dieron a la protagonista, que no me acuerdo cómo se llama pero que también merecía.

La que vive al lado: No se castigue, descanse tranquila.

Etienne: Según mi amigo perdí. Ganó el contador joven. Pero me queda la duda.
Creo que no vi esa película.
Mire, prefiero una argentina con remera irlandesa que al revés. Toda la vida.
Muchas gracias a usté.

Etienne: Bien ahí.


Un saludo.

Ouchurus dijo...

Steve...sssstás igual!!!

No creo que normalmente se parezcan, pero en las fotos que publicó, la verdad que si. Diga que Buscemi ya me produce un rechazo inexplicable, porque me hubiese usted arruinado un buen actor.

Me pregunto porqué vienen a ponerse de moda acá, esos bares? ¿Porqué no holandeses? ¿escoceses?¿birmanos? eh?
Diga que tengo una hija 100% irlandesa que si no...


¿que?! ¿que me mira así? Mi marido tiene un octavo de sangre irlandesa!!!

Sir Lothar Mambetta dijo...

PG positivo.
Lo que no entendí es que hacía tanta gente bebiendo en un hospital. Ah, ¿era un hospital irlandés?. Ahora entiendo.

Es tarde para leerme los comentarios. Si alguien ya escribió la misma tontería que yo. Bórreme el comentario y anote otro voto a las gambas de Laura.

Abrazo, gamb... doctor.

Sir Lothar Mambetta dijo...

Hay un punto que era una coma pero ya le dije que es tarde y debería estar durmienlasgambasdelauranosepuedencreer.

Mr. Verbal Kint dijo...

Oiga, nunca me había percatado de tal similitud. Este es un PG oculto, y le doy mi positivo, como es de costumbre.
Ah, y somos muchos lo que nos gustan los bares con septuagenarios bebiendo un moscato. El problema es que también nos gustan las mozas con la inscripción de las letras de Guiness estirada a más a no poder en el frente del cuerpo, o las chicas de legales de la empresa de la vuelta que se juntan cada tanto en el after de moda. Y bue, ya sabe, a veces una cosa pesa más que la otra, a veces hay que pegarse una vuelta por ahí aunque no sea más que con el único motivo de mirar desde lejos porque esas jóvenes de ceñida indumentarias son como diría el tango: "como un desnudo de vidriera".
Un saludo.

Any dijo...

Lo de Fernando Alberti (perdón, es un chiste interno, quise decir Fernandez) es una genialitud!!! ud es muy occcservador che.
Porque no se dedicará de lleno a la actuación el tipo este ... ?

Que bueno encontrar a alguien que opina parecido sobre los after hour, happy hour y demases hours; son eufemismos, inventos del capitalismo apátrida , levante encubierto con nombre raro. Vamos a lo concreto como dice ud, el viejo, el gallego conocedor de su oficio y el levante autóctono tradicional y efectivo.

Muy bueno
un abrazo

Esilleviana dijo...

jajaja
en los hospitales también hay cafeterías... :)) aunque no son irlandesas, pero sí igual de incómodas...

un bar irlandes es un local forrado de madera, con parqué (no el conjunto de valores bursátiles,no? :)), con muchas estanterías repletas de botellas de muchos coloeres (vacías o llenas) y música irlandesa... jaja
imiginado pues.

-voy escribiendo a la vez que le estoy leyendo...-

"No soy amigo del ‘after office’, el ‘happy hour’ y demás yerbas...que se echa los polvos como es debido, sin tanta puesta en escena". Este párrafo es insuperable, solo hay que quitarse el sombrero y saludarle...

bueno en cuanto al desenlace de la apuesta... diría que la abogada estaba esa noche cansada e ignoró tanto al gordo bufón como al tímido de las gafas; a altas horas de la noche no mostró ningún interés por la fiesta.
había que darle un giro un texto.

una lectura muy divertida y agradable.

un saludo

Shimmy dijo...

A mi tampoco me gustan los bares modernos. Prefiero beber en soledad, casi a oscuras, con Sinatra de fondo, dejando que los poderes curativos del alcohol hagan su trabajo.

Si tiene tiempo, busque el meme Steves Buscemi's Eyes.

Samain dijo...

JA! Son iguales en serio!

Oiga, usted REALMENTE confía en que su amigo le diga la verdad de con quién se fue la abogada del sector auditorías? 50 mangos es un dinero...

Viejex dijo...

Ha descrito usted con claridad meridiana el porque me sentía incómodo en esos bares. Yo creía que sólo era mi aversión a las muchedumbres y el bullicio, pero es más profundo que eso. Recién ahora lo comprendo.

Yoni Bigud dijo...

Ouchurus: Usted siga ignorando mis dichos. Como su marido, el irlandés. No se parecen. Es una sola persona. De ahí su rechazo.

Sir Lothar: Nadie es capaz de comentar como usted. No hablo de mejor o peor. Hablo de su manifiesto desequilibrio.
Anoto el voto, parece que solo así consigo unanimidad.

Sir Lothar: Lo noto consternado.

Señor Kint: Comprendo la salvedad que hace. Sin embargo entiendo que para observar ese desnudo de vidriera alcanza con pararse, precisamente, del lado de afuera de esa vidriera. De ese modo se salvan unos mangos para poder apostar lo que sea menester.

Any: Es el capitalismo apátrida que nos come crudos, y se intenta meter en nuestra cama. A eso se le pelea con una ginebra y algo de valor del de antes.
Muchas gracias a usté.

Esilleviana: Usté porque no vio los hospitales de acá. Las cafeterías no parecen siquiera cafeterías.
Me gusta el bar que imaginó. Tiene lo suyo.
Si la cosa fue nomás como dice usté, mi amigo me robó dinero.
Muchas gracias a usté.

Shimmy: Brindo con usté. Voy a buscar lo que me indica, a ver de qué se trata.

Samain: La verdad es que no confío, pero de vez en cuando está bien hacerse el tonto.

Señor Viejex: Tenga por seguro que no es culpa. Esos sitios no merecen que sea uno el que se castigue. Me alegra haber contribuido.
Muchas gracias a usté.


Un saludo.

MAGAH dijo...

Don Yoni, usted sabe que me ha incomodado desde un principio cuando me acomodè en Las Violetas y violentamente y sin alternativas me mandò a un bar irlandès...bueno entiendo que justamente en Las Viloetas no hubiera habido la oscuridad necesaria para que se de el àmbito apropiado para su apuesta...pero ademàs y ya instalada con el irlandès me cambia de personaje...yo estaba con Florencio y ud...ud me confunde don Yoni...o serà el alcohol o la falta de mistica de estos bares modernos y ruidosos... y aparece este actor devenido en politico...Luis Brandoni!!!!! si, ese...que bien està no???

Que tenga lindo dìa y no le deseo buen almuerzo por que no es viernes y entiendo que hoy no almuerza solo....¿Còn quien almuerza don Yoni?...apuesto a...mejor me lo guardo, ando sin un peso.

Guada GN dijo...

Mire, yo voy a ser honesta. No tomo alcohol, no apuesto, no me gusta escuchar conversaciones ajenas y no miro a chicas tetonas con remeras negras con inscripciones... Para qué fue que me trajo acá?

Bueno, está bien, le mentí, sí hago todo lo que dije anteriormente que no hacía... pero aún así sigo sin estar segura por qué me trajo, al cabo que no conseguí ni alcohol, ni plata, ni tomarle el poco pelo al medio pelado, ni hablar con la chica tetona de la remera negra. Si me trajo sólo por lo de la identidad secreta de Anibal... mire, no sé qué decirle.

Yoni Bigud dijo...

Magah: Los sitios que yo menciono no compiten en la misma categoría que los sitios que usté menciona. Ni siquiera merecen llamarse igual. Y a Randazzo no se lo vio en el afer office.
Hoy no almorcé, así que hizo bien en no apostar. Muchas gracias a usté.

Guada: ¿Pero qué hace insensata? Ya suficiente alboroto había hecho la platea masculina con las piernas nuevas de Laura como para que usté venga y diga muy suelta de cuerpo que mira o habla con chicas tetonas de remera negra.
Ciertamente no la traje para que Dany Y Sir Lothar terminaran de perder la cabeza. Pensé que iba a quedar conforme con mi revelación, que no es poca cosa.
Muchas gracias a usté.

Un saludo.

La condesa sangrienta dijo...

Mientras leía pensaba que la calidad de su descripción superaba cualquier anécdota. Pero con el final se superó a sí mismo, muy bueno!
beso y buen viernes

Guada GN dijo...

Sepa uste´disculpar, no era mi intención distraer a nadie de las piernas de Laura.
Mire, hablando de tetonas con remeras negras, le dejo acá un artículo que seguro lo va a hacer sonreír, hoy que es viernes y almuerza solo :)

http://www.elpais.com.uy/especiales/digital/salud/espsalu_460004.asp

Vaya, vaya, me agradece en otro momento.

Javier F. Noya dijo...

Jua! Buenísimo. Gran actor el tipo, que hizo de frustrado ladrón de bancos en "El gran pez". Escuche, don Joni, nada alusivo ¿no? Saludos. Me encantó también este remplazo al potente gen de los viernes.

Sir Lothar Mambetta dijo...

Guada (¡qué digo Guada!). Queridísima Guada:
No quepo en mí de felicidad. Primero sepa que comparto su afición por las mujeres tetonas con remera negra (o sin ella). Pero lo que realmente me dejó al borde de la lágrima de felicidad es que, si lo que dice el artículo que usted recomendó es cierto y mis cálculos son correctos, prácticamente soy inmortal.

Un beso y mil gracias por la noticia.


Sr. Bigud: Yo no estoy consternado; no sé por qué piernas eso de mí.

Abrazo y (según la data de Guada) larga vida para usted.

Minombresabeahierba dijo...

Yo apuesto por el flaco, en BIMBO bien que se voltea a la señorita (¿y a su amiga?) del bar.

Ahora a esperar al flaco de candidato a Presidente para el 2015para seguir al modelo ó a la modelo.

Gran Abrazo

Lelé dijo...

Esta vez se pasó, Yoni. Lo felicito.

El Señor F. dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAAJAJA!

me reí en voz alta!


No me esperaba el remate, para nada, y sí, es un potente gen accidental!

El Señor F. dijo...

Y piénselo.. si hicieran algo interesante en los cuatro años que les quedan, lo conseguimos a Cristoph Waltz para que haga de K (tristán no da, che) y a Chris Griffin para que haga de Máximo.

Sí, ya sé, es un dibujo animado. Pero googleelo. ahora mismo. Y dígame que no estoy el lo correcto.

Caro Pé dijo...

jajajaj.

pd: adoro a Steve Buscemi y labura por lo general en muy buenas pelis. Al menos las que ví donde actúa él, están todas buenas. (buenos directores)

Y es el q hace el personaje Mr Pink!? también en perros de la calle NO?
Y sino me equivoco en Fargo hace de malo-malo como es Alberto Fernandez, claro, jajaja estoy verborrágica sin sentido, disculpe Yoni.
Un Saludo.

Caro Pé dijo...

Hace tanto que ví Fargo que en realidad no me acuerdo.

Pablo dijo...

Como me hiciste cagar de risa, muy buen post!

Abrazo

Yoni Bigud dijo...

Condesa: Muchas gracias a usté.

Guada: Es hora de agradecer su aporte. Siempre pensé que lo mío iba a ser más temprano que tarde. Ahora tengo otra visión.

Javier: Un actorazo, ya le dije. Muchas gracias a usté.

Sir Lothar: Un saludo inmortal.

Hierba: Yo votaría a cualquiera que lo lograra. Así de frívolo soy.

Lelé: Muchas gracias a usté.

Señor F: Que no. Que son la misma persona le digo, che. Créame.

Señor F: Está en lo correcto, pero yo tengo mi propio candidato para hacer de Máximo. Ahora no me acuerdo el nombre.

Caro Pé: Creo que está en lo cierto. Gran película Perros de la calle.
Sí, hace de malo malísimo.
Hable tranquila, para eso estamos.
Muchas gracias a usté.

Caro Pé: Yo la vi de nuevo el otro día, por la tele.

Pablo: Muchas gracias a usté.


Un saludo.