Extraña sucesión de infortunios que, poco a poco, fueron minando mi voluntad hasta transformar aquel viejo anhelo de triunfo en esta pacífica convivencia con el fracaso.

lunes, 15 de marzo de 2010

SOY UN HOMBRE DE MODA

Síntesis del post: Compendio de cavilaciones internas.



Cuestión previa: No soy el protagonista de esta historia, pero la dedico, sin más, a ese protagonista que tan bien me supo describir sus cavilaciones. Pido disculpas por la extensión, aunque en el fondo piense que la pieza algo devuelve, porque cumple con el deber de entretener.

TÍTULO COMPLETO: DE CÓMO LA BELLEZA DE UNA MUJER PUEDE INFLUIR EN EL ÁNIMO DE UN HOMBRE, Y DEL COMPORTAMIENTO ERRÁTICO QUE DE ELLO SUELE DERIVARSE.

Planta baja. Suben las doce personas necesarias para cubrir la capacidad máxima del ascensor. Mil kilogramos. Una tonelada de humanidad, aunque no todo sea importante para el desarrollo de esta historia.

Otra vez ella. Qué suerte la mía. El viaje en ascensor impone a los pasajeros una serie de obligaciones no tan comunes en el mundo exterior, y esto sucede a causa de esa extraña sensación de intimidad que provocan sus cuatro paredes. Tan próximas, tan desnudas, tan autoritarias.

Por lo pronto queda bien saludar, y mucho más cuando la coincidencia es periódica. Además, si el viaje es lo suficientemente largo, la densidad del silencio puede aumentar en forma exponencial, llegando incluso al extremo de reclamar la intervención de algún pasajero con buen corazón, o por lo menos tan incómodo como para proponer el clima (sí; otra vez el clima) como tema de conversación.

Al veintiocho. Siempre al veintiocho. ¿Sabrá que ese es uno de los escasos números perfectos de los que se tiene noticia dentro de la ciencia matemática? Perfecto. Como ella.

¿Sabrá que yo debería bajar en el piso veinte? Por la salud de mi dignidad, espero que no. Quince segundos de gloria, y luego ocho pisos por la escalera de emergencia. Es que la primera vez que nos cruzamos quedé tan alborotado que me fui hasta el piso veintinueve, y desde ese día, nublado el juicio por la idea ridícula de que ella podría reparar en ese minúsculo detalle, repito el fraude con una dedicación casi patológica.

Nota mental: En el piso veintiocho trabaja la gente de asuntos legales y la de contaduría. Es abogada o contadora. Por favor, que no sea abogada.


Planta baja. Suben ocho de las doce personas necesarias para cubrir la capacidad máxima del ascensor. Seiscientos cuarenta kilogramos; aún demasiada humanidad.

Otra vez ella, dueña de todos los que la rodean. Y también el señor González, un perfecto imbécil. El hombre interpreta que su condición de jefe le concede una serie de prerrogativas que el resto de los mortales no tenemos. Me hace una seña que consiste en alzar las cejas posando la mirada en esas nalgas celestiales. Se siente hermanado por el deseo sexual, aunque esa camaradería sea solo una ilusión pasajera condenada a desaparecer apenas se le presente la primera oportunidad de sacarme del camino.

¡Quiero verlo muerto!

Es probable que hasta ahora se me haya pasado por alto esta confesión, pero debo decir en mi defensa que no estoy hablando de asesinarlo. Solo me gustaría que sufriera una embolia cerebral de una complejidad suficiente como para eliminar su deseo sexual en forma permanente. O por lo menos, su capacidad para transformarlo en acto. Entiendo que eso sería lo justo.

Piso veintiocho. Me coloco detrás de ella y abandono el ascensor intentando provocarle a González un eclipse total de posaderas. Si quiere, que mire las mías.

Nota mental: González sabe demasiado. Ahora sí, debo considerar la alternativa de un asesinato.


Planta baja. Suben diez de las doce personas necesarias para cubrir la capacidad máxima del ascensor. Ochocientos kilogramos. Humanidad suficiente para mantenerme en la clandestinidad, si no fuera porque ayer escalé un peldaño en la carrera hacia el sexo salvaje.

Otra vez ella. “Hola bombón”, me dice. Bombón. Después de tanto tiempo de ostracismo, resulta que ahora me puse de moda, y eso lo tengo que aprovechar. Como si de una ironía divina se tratara, fue el inefable González quien le pidió las fotocopias de ese expediente, obligándola a pedir prestada la máquina del piso veinte. Yo le expliqué las mañas que tiene Florinda (así hemos bautizado a la duplicadora), y mientras hacíamos el trabajo, desarrollamos una suerte de relación inferior a la amistad, pero muy superior a la que puede generarse dentro de un ascensor repleto de humanidad.

Lo cierto es que su nombre de pila es Silvana, nació hace veintiocho años (otra vez la perfección), es abogada y tiene un novio al que, si bien menciona demasiado, no ama con locura. Lo único que fui capaz de razonar mientras la escuchaba, es que sigo inmerso en esta carrera hacia la felicidad. No sé si lo mío se agota con la desnudez, o tiene alguna posibilidad de recorrer un sendero más espiritual. En todo caso, si no experimento la desnudez es muy difícil que pueda penetrar en el alma.

Bombón… el piropo empalaga, pero no deja de ser llamativo. Si llegara yo a tener la osadía de adjudicarle a ella semejante calificativo, de inmediato quedaría registrado en su memoria como un depravado. No digo que no lo sea – ¡que lo soy por dios!-, pero tampoco neguemos que hay gente que se apresura a la hora de juzgar a los demás. Le inspiro ternura, y eso con las mujeres es mucho mejor que nada. La misión consiste en inyectar algo de curiosidad en esa cabecita, porque todos sabemos que ese es el camino más directo al desenfreno sexual.

Nota mental: Es mejor sonreír en silencio que tartamudear con alboroto. Tengo que aprovechar el hecho de que por unos pocos días estoy de moda.

Planta baja. Suben cinco de las doce personas necesarias para cubrir la capacidad máxima del ascensor. Humanidad promedio, condiciones cercanas al ideal.

Otra vez ella. Una criatura divina, no sé si ya lo he señalado. ¡Qué par de tetas! Quisiera decir otra cosa más delicada, pero esos dos monumentos tienen la mala costumbre de atrofiar mi vena poética. Pido disculpas por eso, aunque no me retracto. Tengo el soberano derecho de llamar a cada cosa por su nombre, que para eso escribo y firmo al pie de la página.

Como era previsible, y gracias a esa precaria relación que supimos construir a base de fotocopias, he logrado que me invite a su cumpleaños número veintinueve. Resulta inconcebible que en algún plano, aunque sea uno tan abstracto como las matemáticas, esté alejándose de la perfección.

Lo lamentable de este asunto es que González, utilizando también el ascensor como herramienta de trabajo, ha cumplido los mismos objetivos que yo. Tendré que soportar su horrible presencia -y acaso competir- si deseo ganar el favor de la futura gerente de asuntos legales.

Sí, tiene corazón de abogada, pienso yo mientras me sonríe con una complicidad fingida. Con tanta gente en el medio no podemos cruzar ni una palabra, aunque yo tampoco siento la necesidad. Tengo un amigo que predica, con mucho tino, que si uno no tiene en mente la radicación de un juicio en un tribunal penal federal, es mejor mantenerse alejado de los abogados. Sostiene que los abogados no aman, no odian, no conocen las lágrimas y casi siempre fingen los orgasmos. Más cuando son mujeres. Pero a mí ya no me importa nada. Estoy listo para bajar del ascensor en el piso veinte. Me siento preparado para formar una memoria independiente de estas cuatro paredes entre las cuales mendigo cada mañana las migajas de un cariño utópico.

Estoy dispuesto a regar el paño con todo mi patrimonio a cambio de un solo instante opuesto a la indiferencia.

¿Y qué?

¿Quién quiere arrojarme la primera piedra?

Nota mental: Seguro que la arroja ella, pero de todas formas voy a arriesgarme. No todos los días se pone uno de moda en la mente de una mujer.



Tengan ustedes muy buenas noches.

48 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Mirà che, esto de llamarle la atenciòn al sexo opuesto, dura poco tiempo.

O vas al frente (con clase, por supuesto), o te hacès el "Mo" interesado, a ver si le molesta.

Si està tan RE JUERTE, es probable que no acepte la indiferencia y te avance ella.

Fijate que te dice del novio. si habla mal, en cualquier aspecto, es que no consigue otra cosa (ya tiene 28) pero està dispuesta a cambiarlo.

Sevirìa si alguien te da una mano dicièndole que salìs con tres minas a la vez. Eso les da curiosidad. (a mì me pasò, pero sin buscarlo, y DA resultado).

Gonzàlez es un onanista como tantos. No le des bola.

Y ahora. Porquè querès salir con mujeres jòvenes?

Quedan embarazadas, pibe!!!!

Buscàte una de 45. Te lo digo yo.

El Gaucho Santillán dijo...

Dije el NO interesado!!

eMe dijo...

28... juegue a la quiniela, no son las tetas???

Guacho, qué mujeres de 45 no quedan embarazadas??? Ojo ahí, no se confíe tanto que alguna fértil queda!!!

Mariela Torres dijo...

Tiene razón el Gaucho Santillán, las mujeres jóvenes, y más de 28 casi 29 que no tienen hijos, los van a tener con el primero que les haga caso, apenas suelten al anterior novio que no les dio el hijo. Siempre pasa eso.
Ahora, yo no soy quien para decir que no se debe salir con esa señorita. Salga, nomás.

Saludos.

♥Anita♥ dijo...

Vamos hombre, de un paso al frente!!!

Ahora bien, despues no diga q no le avisamos q la mina queria un baby. Que nombre le van a poner?


Muy bueno el relato.

Jazmin dijo...

Más que entretener, Sr.Yoni, la pieza lo que hace es reavivar lo maravilloso de la situación que atraviesa el protagonista. Porque ese nerviosismo ante la cercanía física, esa taquicardia si nos mira el objeto de nuestro deseo, esa sensación de vértigo si nos habla, el tartamudeo, los celos sin derecho... pueden ser el prólogo de una historia de amor.
Aunque después la srta. resulte una tilinga sin corazón, y nos quede roto el ídem, vale la pena volver a pasar por todo eso.
El día que ya no sintamos así... qué se yo... seremos un González más.
Ah, Gaucho, coincido con eMe, ojo con lo de los límites que impone la edad, eh. Y su consejo, permitame la licencia, es incompleto. Los señores deben cuidarse de muchas cosas más que de un embarazo. Pero eso es harina de otro costal.

Stella dijo...

"Es mejor sonreír en silencio que tartamudear con alboroto"

Absolutamente cierto!!

Algunos ascensores tienen esa magia, que no se bien de donde proviene. Quizas de la cercanía, del silencio, o de vaya uno a saber qué!

¿Y cuándo es el cumple?

Le mando un beso, y mejor me voy porque mi lengua hoy está desatada! No hay caso, cada día me levanto un poquito mas bruja!!
ajajaa

El Mostro dijo...

Ante todo felicitancias por la entrada.
Para números perfecto, el 69.
El señor González, además de ser un perfecto imbécil, es impotente, seguro.
"estoy de moda" esto no lo entendí.
" ¡Qué par de tetas!" por fin un dato de vital importancia.

Vendixiones golicianas.

Magah dijo...

Yoni, dígale a su amigo que va bien, que el hecho de que un hombre provoque ternura, es un punto a su favor.

Que el alma se penetra en segundo lugar, nunca lo haga a la inversa, muchas podrían perder el entusiasmo mientras se ocupan del alma, que aunque no parezca, es mucho mas dura.

Algo de curiosidad en esa cabecita, es imprescindible, las mujeres somos competitivas en ese aspecto y veo que el accidente que sufrirá Gonzáles, deja a las claras que los hombres también. Hágale caso al Gaucho, pero que después vaya poniendo freno, no sea cuestión que se le venga en contra.

Ahora diga ¿Qué tal están las posaderas de su amigo?

Anavril dijo...

Mire que no lo entiendo al hombre ese, prefiere desear en el anonimato y ni bien consigue un guiño deja de importarle...sin siquiera haber propado las te...perdon recorde....!!!! Es de la peor calañaaaa.

Any dijo...

Si no mediara la aclaración de que ud no es el protagonista, hubiera dado por sentado que estaba contando una historia propia. Por lo de los números y eso (se vé que su ejemplo cunde no solo en la blogósfera)
"Es mejor sonreir en silencio que tartamudear con alboroto" guau! me la llevo para tenerla bien presente.
Lo de la curiosidad es cierto, pero debería apurar un poco el trámite porque a veces una se cansa de tanto misterio.
Espero que su amigo tenga suerte y que no se agote todo en un momento.
un abrazo

Briks dijo...

OIGA!!!

esta mina no le dijo una sola palabra en todos los viajes que compartieron y la primera vez que lo encara le sampa un "bombon" ??

mmmmmmmm

cuidese.
es de las de espiritu violento (y más si tiene buenas tetas)



lo peor de esos ascensores es cuando alguien se desprende de un gas y un halo de sospecha se cierne sobre todos los presentes.

sería imperdonable que silvana pensara que fue uste'

Jazmin dijo...

Sr. Briks, lea bien.
Ellos tuvieron un encuentro intermedio en el piso del caballero, cuando la señorita necesitó la fotocopiadora. Botón va, botón viene, y entraron en confianza. De todas maneras, ese "bombón" fue absolutamente histérico. Hay que ver si lo sostiene con actos después. Ojalá.
(Eso le pasa por andar viendo alienígenas)

Briks dijo...

sabe que pasa?
LA CULPA ES DE YONI !

que no sé que de las nalgas...que las tetas..por dio' !!!


asi quién puede prestar atencion al relato ?

La ex Rubia dijo...

Ponerse de moda en el cerebro femenino te puede durar 28 minutos o 28 años. No se que es peor.

Por otro lado....me intrigó! Que pasó en la fiesta???

Carugo dijo...

Sr. Yoni:
Usté dele pa delante. Cuántas veces uno se acerca al área con la terrible convicción de que meterá un zapatazo que se irá a las nubes y termina clavándola en el ángulo...
Y si efectivamente nuestro disparo se va a los caños, por lo menos, hicimos el intento.
Lo importante es tener entre los ojos el arco contrario....

"No sé si lo mío se agota con la desnudez, o tiene alguna posibilidad de recorrer un sendero más espiritual.."
Sublime.
Un saludo!

Fabiana dijo...

Don Yoni:

Oiga, cuídese de las que dicen "bombón" después de un mínimo y único encuentro charlado..
Es una histérica, seguro.
Yo sé por que se lo digo.. ;)

Y si es tan linda como usté cuenta, piorrrrrrr!!
Se sabe linda, por lo tanto lo va a tener a "bombón" de acá, "bombón" de allá in eternum.
Otra cosa, eso de invitarlo a su cumple después de tan mínima confianza..
Que quiere que le diga, me da cosa.. :S

Que me pongo así por que la susodicha tiene un culo tremendo y unas tetas de la gran p**a!!??
Naaaaaaaaaaaa, hombre!!
Como puede pensar de mí eso, eh!!??

(pendejademierdaylareputamadrevosytusgomasyculoperfecto, mmmmmñblñllllbbññlñññlgrrrrrrrrrrrr..)

Fabiana dijo...

Y 18!!

no puedo estar en todas!
sépalo!

:P

Alelí dijo...

me gusta esa idea de sentirse objeto de moda! y más si ocupa la cabeza de tremenda mujer.
yo digo que adelante, de que un paso al frente...antes por las dudas se toma dos medidas de algo bien fuerte y al grito de "sooooooooooooooooooy bomboooooooooooooooooooooooonnnnnnn de licooooooooooooooooooor"

después me cuenta.

besos bomboncito!! (es de chocolate amargo, por el color, digo...)

Pablo dijo...

Si esta mujer es como usted describe, yo le tiro la primera piedra para sacarlo del camino.


Sí, al 20 por favor.

Shimmy dijo...

"repito el fraude con una dedicación casi patológica"
"eclipse total de posaderas"
Dos extremos opuestos de su tan lograda poesía. Mucho me ha gustado y mucho me he identificado en esas historias que solo suceden en mi mente y que, a veces, me alborotan.
Hoy le mando un abrazo Don Yoni, porque hoy siento que escribió como si nos conocieramos.

Calavera dijo...

Pero che: ahora me quedé con ganas de conocer a la mina.

ElFlaco dijo...

Metele negro!!! no arrugue como gusano en bajada, es ahora o nunca.
Gonzales sera un Cajero con "P" pero si es jefe por ahi billetera mata galan, no le des oportunidad y a la primera metele la traba en la escalera.

P.D: Si no posteas foto no te creo es que tengo sindrome de Santo Tomas.

mujeresdesincuentay dijo...

Mire , arrojese , no del piso 28 noooo ! arròjese a la que dice Bombon , pero consejito de Jobata , asegureses que es Silvana y no Silvinaaaaa , lo de Bombon lo escuche en otro lado , no sea cosa que sea ... UNA HISTERICA MAS !!
Saludingui
Cris//mujeresdesincuentay

Mona Loca dijo...

Le dijo "hola, Bombón".

"Bombón", le dijo. No "Enrique", ni "querido", ni "che" ni "flaco", o epíteto similar.

"Bombón"

Que arrime que hay cancha.

Por lo menos por ahora que está de moda, tiene una posibilidad.
Además, lo invitó al cumple! ( claro que en el cumple, está el novio, seguro).
Y al tal Gonzales lo habra invitado porque no le quedó otra.

La bola está en su campo ( de él)
A ver qué hace con ella.

Besos

Cuello de Pavo dijo...

lo admiro, cuando alguien del sexo opuesto me dice algo como ''hola, bombon'', pierdo mis expresiones faciales y el control de las pocas sílabas que llego a modular... ojalá yo fuera tan oportuno como usted

Jazmin dijo...

¿Vio cómo la platea femenina coincide en lo histérico del "bombón"?
Hay pista ahí... hay pista.
Si fuera el muchacho en cuestión, no tendría más dudas, la agarraría en el ascensor, con una mano tendría apretado el botón de stop, con la otra la tomaría de la nuca, la acercaría a mí, la taladraría con la mirada y le diría con mucha intención en la voz "¿Voy a tu cumpleaños?"
Ah, que nunca están solos en el ascensor? Sí, claro. Pequeño detalle. Pero si se diera el milagro, que se asegure que no tenga cámaras (que no le pase como a una que yo sé, que se enteró de la minúscula camarita, después de todo un invierno de acomodarse las medibachas antes de llegar al piso del laburo)

Julieta dijo...

Mirá que hay minas que le dicen bombón a cualquier cosa que lleve pantalones..No es que diga que sos cualquier cosa ,sino que están tratando de hacer un levante y no importa quién sea ..Ahora si lo que te interesa ,como supongo ,es llegar ese par que está a la vista ,dale nomás ,pero tené cuidado..
Ah,y contá que pasó en la fiesta ,no nos dejes con la intriga
Un abrazo y suerte !!

Belugar dijo...

De los que he leído últimamente, el mejor post!
Y no es poco decir. Efectivamente se comprueba la conocida frase…que frase ni ocho cuartos, LA VERDAD INSONDABLE, INTACHABLE (NI QUE FUERA DIOBLE) E IRREFUTABLE DE “Que no haría un hombre por una mujer”!!!!

Perdón el exabrupto, no quise levantar la vos. Pero es que uno se siente identificado con mucho de lo aquí escrito. No he subido hasta un vigésimo octavo piso pero por dioshhhh que he hecho cosas!!!!

Un consejo de alguien que sabe poco pero es un cara rota: cuídese de mujeres que dicen “bombón”

Guada GN dijo...

Concido con la platea femenina. Las mujeres que dicen Bombón normalmente lo dicen porque no se acuerdan de su nombre y así como le dicen bombón a usté le dicen bombón al diarero de todas las mañanas, al puestero de panchos de los mediodías y tutti quanti que se le cruce de forma mas o menos regular.
Ahora, no creo que eso signifique nada. Así que dígale a su amigo que vaya al cumpleaños y después venga y nos cuente como le fue con el par de tetas y la mujer de alrededor.

LadyMarian dijo...

Bombón no necesariamente es tierno. Puede también no serlo, habría que ver la expresión de los ojos, tipo de entonación.

Coincido en lo de la curiosidad. Yo diría que jamás hay que dar certezas de nada. Las certezas cortan la posibilidad de seguir especulando, razonando, imaginando posibilidades. Lo más interesante es dejar al otro con la duda...Ojo! no demasiado, alguna idea hay que darle, lo suficiente como para dejarlo pensando.

El que no tiene posibilidades es González, un baboso de los que jamás pasan de la mirada (por suerte para las mujeres). Si perteneciera a otro medio estaría con los muchachos de la obra diciendo cosas a las que pasan por la vereda.

Este tipo de enganches laborales son fantásticos para tener ganas de trabajar. Lo sé por experiencia! Eso sí, nada de perder el tiempo con personas ya ocupadas!

Mmm... sigo pensando que lo de bombón tiene posibilidades.

Besos

LadyMarian dijo...

Ah! Me olvidaba de decirle que le mandé un mail!

Minombresabeahierba dijo...

El veintiocho ademas de estar relacionado con el agujero..negro, siempre rima con "te lo abrocho".

Quizas la primera piedra se la tiren en su casa...y puede ser de basalto o granito!

Este atento y agachese..y si ademas puede, abroche el 28.

abrazo

El Gaucho Santillán dijo...

Bueno, yo decìa que las de "45", no buscan quedar embarazadas. No que no pudieran.

Y otra cosa: que pasa si esta mina usa "push ups"? eh?

Se puede consederar "fraude"?

Te hacès ilusiones, la llevàs a cenar, a un buen telo, jacuzzi, champagne, y despuès.....LA DECEPCIÒN!

Y le tenès que decir que se los deje puestos, con làgrimas en los ojos.

Las mujeres pueden ser muy crueles, che.

Jazmin dijo...

Gaucho, y que se lo deje puesto! Si la libido masculina se alimenta mayormente de lo visual.
Ojalá existiera la facilidad del "push up" para hombres...

Yoni Bigud dijo...

Gaucho: Entiendo su punto, pero las de 45 también quedan. Igual aclaro que no soy yo.

Gaucho: Se entiende.

eMe: Hice la misma observación que usté.

Mariela: Que no soy yo.

Anita: Que no soy yo.

Jazmin: Vale la pena, sí. Hay que ir con cuidado, pero vale la pena.

Stella: Yo pienso como usté. Es el ascensor, y no otra cosa.
El cumple ya pasó, según creo.

Mostro: Igual hay que asegurarse de no darle chance a González eh. No hay que confiarse.

Magah: Altos consejos. Los transmitiré.
Dicen las que saben que las posaderas de mi amigo alcanzan las norma iram.

Anavril: Cada uno hace lo que buenamente puede.

Any: Habrá que tener en cuenta sus palabras. En síntesis, hay que pisar el acelerador.

Señor Briks: Más imperdonable sería que los presentes pensaran que fue ella.

Jazmin: No puede estar más en lo cierto. Hay que sostener ese bombón con hechos, si no, no vale nada.

Señor Briks: Usté no, eso está bastante claro :)

Ex Rubia: No sé qué es peor. No puedo contestar nada de lo que me plantea.

Carugo: Que no soy yo.
Hay que tener el arco contrario entre ceja y ceja, me quedo con eso. Muchas gracias a usté.

Fabiana: Hay mujeres que esclavizan con esos métodos, no está de más su acotación. Aunque la haga desde el resentimiento.

Fabiana: Bien ahí.

Alelí: Que no soy yo. Pero gracias igual.

Señor Pablo: Guarde otro cascote para González.

Shimmy: Muchas gracias a usté. Estamos hermanados.

Calavera: Qué injusticia.

Flaco: No habrá imagen alguna de ese ser celestial. Use la imaginación.

mujeresdecincuentay: Transmitiré su consejo, y su advertencia.

Mona: Preciso análisis. La bola está en su campo. Debe jugar por abajo y seguro. Descuento que así será.

Cuello de pavo: Que no soy yo.

Jazmin: Hay que escuchar a la platea femenina, sin duda.
Ah... las cámaras traicioneras. El mundo estaría mejor sin ellas. Y usté, veo que también.

Julieta: Que no soy yo. Pero gracias por la advertencia.

Belugar: Muchas gracias a usté. Y gracias por el consejo. Lo transmitiré.

Guada: Eso es, sin duda, lo mejor que puede hacer. Ir, y ver qué pasa. Y olvidarse del bombón. Muchas gracias a usté.

LadyMarian: Interesante análisis. La curiosidad, para usted, viene a ser la clave. Hay que tenerlo en cuenta.

LadyMarian: En breve iré a ver.

Minombresabeahierba: Sensatísimo lo suyo. Rima con te abrocho, así que está todo dicho. La suerte está echada.
Que no soy yo...

Gaucho: El push up es una falacia, una mentira de pata corta.

Jazmin: Tiempo al tiempo. Un día lo habrá, y ahí agárrense...

Un saludo.

La candorosa dijo...

Descreo de las lisonjas del estilo "bombón"... y más, cuando surgen sin previo aviso! (?)

Buenas nalgas y tremebunda pechera no convalidan las ilusiones de ningún hombre!!

De todos modos, si vuelve a ver a este personaje, digalé que mantenerse a distancia prudencial de su objeto de deseo, ¡¡¡le evitará futuros padecimientos!!!

Saludazos!

Crazygirl dijo...

Q de moda ni q ocho cuartos!!
Ahi estan pintados los hombres!! No pueden ver un par de tetas q le diga cualquier tonteria, porq ya se creen....DE MODA!!
Lamento informarle q tiene mas chance la Chilindrina con Brad Pitt.
Lo siento, pero la verdad duele.
Buenas noches

Gabriela dijo...

no se que es lo que llevò a mirarla con esos ojos de no amor, a sacrificar esos 8 pisos de diferencia entre la felicidad y la ignominia.... pero lo entiendo. Digale a su amigo que lo entiendo.

Tenia un compañero de facultad que era muy bonito (no le puedo adjudicar las tetas preciosas de su protagonista y por razones obvias.. pero digamos que tenía muy bonitos rasgos).. el tema es que cada vez que yo lo veia en los pasillos de la facultad me quedaba mirando embobada, era capaz hasta de cursar de oyente una materia que ya habìa rendido y aprobado... pero una tarde persiguièndolo embobada entrè a su clase y nunca màs pude salir.

El romance muriò el día que estando en la fotocopiadora de la biblioteca me preguntò animadamente "hola! vaz a zacar fotocopiaz de ezte libro voz tambièn?!

Era zezeozo. Morí en una mueca de dolor cuando diej secamente "NO" y me fui escaleras abajo sin entender que cornos hacia yo allì si no cursaba esa materia.

Lo que me gustò mucho la entrada que nos convoca es que no sabìa que los hombres se enamoraban tan esùpida y anònimamente como las mujeres.

Esos "es mi novio pero èl no lo sabe" tal vez son los que màs disfruto.

eMe dijo...

Fotocopiadora de la biblioteca??? uuhhhhh!!!!!!!!!!!

Un zezeozo es realmente irremontable... no hay vueltas...

Gabriela dijo...

emucha digamos que no era DE la bilbioteca.. sino que estaba estratègicamente localizada en el mismo piso pero al fondo del pasillo. Internamente era "la fotocopiadora de Biblioteca" .. vamos a mantener los copyright a salvo :)

Creo que si el buenmozodivino me hubiese invitado a su cumpleaños lo tendrìa que haber hecho por carta. Mudito mudito era mejor!!

eMe dijo...

jajajajaa claaaaarrrooo!!! mejor no hablar, hay que ser cuidadoso de nuestros... defectos?

quiero aclarar que exageré adrede lo de la biblio, en mi sala de lectura hay una y discuto una vez por semana con el abogado sobre el tema.

yo creo que hasta que no se la parta en la cabeza y el fotocopie la cabeza (por dentro), no va a entenderlo.

laura dijo...

mire, le pido por favor que no siga echando tierra encima de los boga, que usted aunq no ejerza igual lo es...por dios

eso sí agregue que cada tanto le pifian a lo que leen y sino mirelo al Doc, aunque despues diga que la culpa es suya por describir, o por las tetas o qué se yo

Yoni Bigud dijo...

Candorosa: Le evitará futuros padecimienos, sí, pero acentuará los actuales.

Crazygirl: Las verdades duelen, así, gritadas...

Gabriela: Hay defectos que no se emparchan con nada, vea. Pero en el fondo es mejor que surjan a simple vista (u oída), no me diga que no.
No sé si estamos hablando de amor aquí eh. Pero sí, nos ponemos estúpidos.

eMe: Irremontable.

Gabriela: No sea cruel.

eMe: No eh... la violencia no.

Laura: Desde las sombras uno puede echarle un poco de tierra al gremio. Déjeme esa satisfacción.


Un saludo.

Yoni Bigud dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yoni Bigud dijo...

Comentario suprimido: Oh.


Un saludo.

dondelohabredejado dijo...

Creo que la mejor actitud que ha tenido su amigo es la de contarle sus cavilaciones para que usted las transforme en esta maravilla de relato.
Si quiere concretar que se apresure, porque el tren se va pronto y la oportunidad hay que tomarla en su justo momento.
Un abracito, y buena suerte a su amigo.

La que vive al lado dijo...

Hoy hay muchos comentarios y, confieso, pocas ganas de leer todo.
A continuación:

1)¡JAMÁS, por nada en este mundo, la llame 'bombón' si quiere llegar a imponerse! (en cuestiones de moda-claro está)

2)Los jefes son TODOS babosos: ella lo sabe.

3)Tenga a bien fijarse si ese nuevo "mote" por Ud. adquirido tiene que ver con su ayuda en el uso de la fotocopiadora o algo por el estilo.

4)Lamento comunicarle que si ya le otorgaron un apodo cariñoso, ella YA SABE que usted viaja de más en ese bendito ascensor.

5)Tenga cuidado con lo que escribe acerca de su jefe. Todo lo que aquí se lea puede ser utilizado en su contra el día de mañana.

6) Me reí mucho!

Un Saludo!

PD: No entiendo porque es sólo uno el saludo. ¿Debería creer que Ud. es avaro? Y no estoy hablando de efusividades, sino de cantidad. ¡Caramba, no los cobran!