Extraña sucesión de infortunios que, poco a poco, fueron minando mi voluntad hasta transformar aquel viejo anhelo de triunfo en esta pacífica convivencia con el fracaso.

lunes, 13 de septiembre de 2010

EL PLANETA DE LOS SIMIOS

Síntesis del post: Experimento. Científicos locos. Grandes palizas. Viajecitos frecuentes. Hallazgo. Asociación de ideas. Reflexión.



Tenemos este experimento. Un experimento del que, sin duda, varios de ustedes habrán oído hablar en alguna oportunidad, pero que yo no puedo dejar de relatar sucintamente en orden a dotar de sentido al presente artículo.

Resulta que un grupo de científicos locos encerraron a quince monos en una jaula. Luego, en el centro de dicha jaula colocaron una escalera, y sobre ella una banana.

El caso es que cuando un mono subía la escalera con la peregrina idea de hacerse con la banana, el resto de sus compañeros recibía una tremenda descarga eléctrica. Como resultado de ello, al cabo de un tiempo, si a alguno se le daba por encarar hacia la escalera, los otros le propinaban una paliza de esas que delimitan eras.

La consecuencia lógica del asunto fue que, pasado algún tiempo más, a ningún mono se le ocurría siquiera acercarse al centro de la jaula, y fue entonces cuando este inquieto grupo de científicos decidió reemplazar a uno de los animales por otro nuevo.

Supongo que el instinto de los amables lectores me eximirá de relatar cuál fue la primera idea que atravesó la cabeza del recién llegado, y cuál fue la reacción que obtuvo de sus compañeros.

Sí, lo molieron a palos.

Más tarde los científicos reemplazaron a otro individuo, sufriendo el novato el mismo triste destino que el anterior, y así continuó el asunto hasta que el último de los quince integrantes originales también fue reemplazado.

Bien. La cosa es que los monos que quedaron en la jaula continuaron ajusticiando a todo aquel que pretendía alcanzar el premio ubicado al tope de la escalera, pero sin tener la más pálida idea de la razón. Ninguno de ellos había recibido jamás una descarga eléctrica.

Según entiendo, este original experimento sirve como prueba a un sinfín de teorías relacionadas con la estupidez, el comportamiento de imitación, la costumbre y la tradición. Pero lo que en realidad nos importa a nosotros es que sirve de base a este humilde artículo. Y nada más.

A lo nuestro entonces, no sin antes aclarar que será de ustedes la tarea de asociar ideas. Yo ya hice mi trabajo, y estoy más que conforme con él.

Resulta que de vez en cuando, pongamos por caso una vez por mes, me pego un viajecito. No, no esa clase de viajecito. No sea malpensado. Lo que yo hago es agarrar mis petates y lanzarme al ciberespacio bloggeril sin rumbo fijo. Me alejo del vecindario que suelo frecuentar y exploro galaxias que desconozco por completo. Al cabo de un rato ya me son ajenos los blogs, los autores y los comentaristas, y yo les soy ajeno a ellos, puesto que la principal característica del recorrido suele ser la asepsia. Es decir que no existe interacción alguna, solo pura observación de mi parte.

“¿Y qué tiene que ver esto con el asunto de los monitos electrificados?”, preguntará usted agotado de tanto prólogo y tan poca novela.

No lo sé. Le acabo de explicar que la asociación libre de ideas correrá por su cuenta, así que ahora no empiece a cuestionar mis métodos.

Lo que sí puedo contarle es que en mi último viaje me topé, por casualidad, como quien no quiere la cosa (y es que de veras no quería la cosa), con un blog en el que el autor, sus seguidores, los comentaristas frecuentes, los visitantes ocasionales y los anónimos se sacaban los ojos por adueñarse de los comentarios catorce y dieciocho. Y cuando alguno lo lograba, colocaba el número con puntos suspensivos. Incluso he llegado a ver más de un pedido de disculpas.

Lo curioso es que por más que revolví en las profundidades del archivo en busca de uno o más nexos con mi persona, no los encontré. Ninguno de ellos tiene la más remota sospecha de mi existencia, y mucho menos de este costado esotérico que tanta atención me demanda, y tantos insultos me ha hecho ganar.

No sé. Me pareció interesante.

Es todo.

“Oiga… ¿Me está comparando con un mono de laboratorio?”, preguntará usted, que no gusta de que se le escapen mientras asocia ideas.

No por favor. No me malinterprete.

¿Usted cree que me voy a colocar en el papel del científico?

Entonces no me conoce.

De ninguna manera. El primer mono soy yo. Soy el primate que escapa con un motivo válido. Y usted conoce ese motivo. Me conoce a mí.

En cambio esta gente no pelea por escapar del trece, sino por adueñarse del catorce. Lo que la mueve no es la superstición. Es el afán de poseer. De tener lo que otros también desean por el simple hecho de llegar primero. Y para ello recurre a una sencilla formulita cuyo rigor respeta a rajatablas, aun desconociendo por completo el origen.

Creo que las diferencias son elocuentes.

¿Ahora me entendió?

Buen chico…

¿Quiere una banana?



Tengan ustedes muy buenas noches.

62 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Sin embargo, ese es un comportamiento comùn, en la blogòsfera.

En el blog de Esteban Podetti, hace años, estaba la llamada "Directiva 007. Licencia para matar".

Si, cuando èl subìa un post, vos comentabas (habìa moderaciòn), y al publicarse los comentarios, a vos te tocaba el nùmero "7", no podìas comentar por 24 hs.

La gente se desesperaba por caer en el "7".

Por que? nunca lo supe.

Pero algunos comentaristas nuevos, aunque ignoraban aquello, querìan caer nùmero siete, por imitaciòn.

Lo de los monos, aplicado a los humanos, es "pelotudez transitiva" , creo yo.

Saludos

Pablo dijo...

...y 14.

¿Qué? ¿no valía?



En fin, se apuró en publicar el artículo, Bigud, yo todavía soy de los que eran electrocutados si dejaban los comentarios en 13.

Petardo Contreras dijo...

A veces yo me quiero adueñar del 7 pero no llego nunca.
Ni hablar del 14 o 18, es una utopia.
Igual como quien no quiere la cosa a un 69 puedo llegar, siempre y cuando tome un atajo.
En fin, cualquier comentario me deja...

Epístola Gutierrez dijo...

Evidentemente usted es un pionero, hace camino, deja su huella y su marca en la blogósfera.
Y sí, somos todos monos.
Un beso.

Epístola Gutierrez dijo...

Creo que en este post todos intentarán cubrir el comentario 14, ja!

Alelí dijo...

ja
y quiero una banana y pelada!

el 7 de el gaucho lo tengo divino y el 14 vale, es número místico importantísimo, sépanlonnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn!

Alelí dijo...

ve? tengo el 7! yeah!

le saco los piojos de paso?

Viejex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Viejex dijo...

Realmente es curioso hasta lo indecible. A mi me ha dejado absolutamente anodadado y no me atrevo a ensayar una explicación porque me excede.

Pero realmente que usted haya titulato "El PLANTETA de los simios" a esta entrada es por demás curioso.

Si fueta planYETA todavía, ya que el 13 es "la yeta" pero planteta....no, no sé...

A.R.N. dijo...

no le puedo creer... que loco...inconsciente colectivo?
o sera el syv sir yoni virus. bes

Anavril dijo...

Interesante.
Por suerte le puedo decir que en mi blog las únicas que hacemos eso somos la Sta Jazmin, ud y yo (no sé si lo hizo alguna vez el incendiario amigo) Gracias a deus ningun otro lo ha repetido, lo cual demuestra que :
- tienen más de 2 de dos de cerebro
- No llego a 14 comentarios salvo contadas excepciones.
- son muy tímidos.

Lo que sí, debo decirle que mi madre me lo preguntó una vez. Y yo cuando comence y Mr B fue muy amable en explicarlo. O lo leí en su blog...el Alemán ya me esta alcanzando...

Nefertiti dijo...

Somos animales de costumbre, no hay dudas. Mire como repetimos frases hechas sin saber el verdadero significado original ni su procedencia (gato por liebre, como Pedro por su casa, a ojo de buen cubero, chivo expiatorio, entre otras)

Puedo evitar subir la escalera si se que me van a moler a palos. Mi problema no es con la fruta sino con la verdura: a veces me ponen una zanahoria adelante para hacerme correr y no me doy cuenta...

Renegado dijo...

¡¡¡Trece!!! ¡¡¡Treceeeeee!!! ¡¡Gané!! ¡¡Gané!!

¿Qué? ¿No era así?


Ah...

Renegado dijo...

¡¡¡Catorceeeee!!! ¡¡Catorceeeee!!!

¿Ahora si? ¿Tampoco?


Bue ...

eMe dijo...

Mire, yo ya soy mona, así que no me ofende que me diga eso. Ahora, de laboratorio??? Eso ya es otra cuestión, que por ser hoy el día que es, le voy a dejar pasar.

Lo que me deja perpleja es que se ofendió tanto porque le pregunté si era mono aquella vez ("vos tenés 41 también, no?") y acá viene y tira así nomás que lo es. Ok, admito que no fue la mejor manera de consultarlo pero, era lo que yo quería saber!!!

Ok, me retiro!

Jazmin dijo...

Pucha! Ya cambió el título??

Maldito Sr. Viejex que levantó la perdiz. Yo ya venía dispuesta a reclamar el cambio de las que tengo por otras mejores... en fin.


He sido en algunos blogs amigos, una mona que había recibido carga eléctrica. Y de caradura, así, de prepo, mandaba los suspensivos y el 14 ó el 18.
La mayoría compartíamos ese código, yo como comentarista y el/la dueño/a, conocíamos al Sr. Bigud y su "costumbre".
Un día me di cuenta que había ido demasiado lejos, cuando la pregunta sobre qué corno significaba se siguió con una palabrota.

Yo no quiero adueñarme del 14. Sí despegarme del 13, pero como homenaje (y acá ponga el calificativo que le parezca) a ud. Porque a mí, en lo personal, es un número que se me da bien.

Y como soy mona, por donde me mire, cada tanto, vuelvo a subir la escalera.

María Luján dijo...

lo de los monos no me extraña, los cientificos, con tal de decir q somos descendientes de monos, hacen cualquier cosa. Lo del blog con gente obsesionada por el comentario 14 y 18 me resulto extrañisimo. Y la relcion entre ambos no la encuentro.
Oiga, usted me pone a pensar justo hoy, q me duele la cabeza!

eMe dijo...

18 se pone ahora?

Jazmin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jazmin dijo...

Letra, borré el mío que salió un microsegundo después que el suyo.

Lo que quería decir, en realidad, antes de darme cuenta que estábamos en el 16 + 1, era que el comentario de María Luján, solo, paga este post y todos los comentarios que puedan venir después.

eMe dijo...

Venga, yo se lo comparto...

Viejex dijo...

Si, lo cambió, pero si mira bien, no pudo borrar todos los rastros de su lapsus.

Mire como quedó el enlace permanente al artículo:

http://metacholadoble.blogspot.com/2010/09/el-planteta-de-los-simios.html


Ponga "planteta" en google dentro de unos días y seguramente aparezca esto...

Jijijii...planteta!!!

eMe dijo...

Uh! qué malo Viejex!!!

Jazmin dijo...

eMe, si supiera cómo me reprimí para no hacer referencia a "esa" conversación de mono y no mono...
Es que cuando hice una tibia alusión recibí un picanazo, como los monos de la escalera.
Ud., claro, como tiene fusta...


Sr. Viejex, cuando lo leí me pareció que iría sobre las participantes del programa de Tinelli, o algo así. Pero el Sr. Bigud siempre sorprende y salió con un artículo científico.



Bueh, "científico".

Bugman dijo...

Yo vine porque pensé que financiaban implantes mamarios y quería hacerle un regalo a mi mujer. Me siento estafado en mi buena fe.

Mariela Torres dijo...

En mi blog sólo lo hacen usted y Any, a quien la contagió usted. Es decir, salió de acá seguro.

Saludos.

Cris dijo...

Mire con respecto a los simios , podemos citar las bases del Conductismo: estímulo,respuesta,refuerzo,
aprendizaje , o la la teoría del condicionamiento clásico de Pávlov.O no son ningunos bolu...y la descarga elèctrica les resultò jodida. Con respecto a la blogòsfera , al igual que Ustè , de tanto en tanto salgo a caminar ( no nos hemos encontrado , bue , quizàs no quiso saludarme),por allì se ve de todoooo , por eso siempre comento por aquì , en èste mundillo conocido , que compartimos còdigos y no peleamos por nada , va, a nadie le importa si alguno desea pelear, esa es la verdad. Ni me gasto en discutir si es 14 ò 18 , YO 2 veces 7 , 6 veces 3. Me voy a la Jaula , ya estoy reloca y necesito POTASIO !!
Saludingui
Cris//mujeresdesincuentay

El Mostro dijo...

14 es el borracho en la jerga quinielera, será por eso?
Soy el 28, ¿me gané la banana? ¿Puede ser una mandarina?

Etienne dijo...

En todos los blogs que vi este comportamiento, se generó por su intervención. No me gasté en buscar si en algún lugar lo explicaba.
Pero en definitiva, y por lo que entrañan los números 13 y 17 debe ser por huirle a la yeta.

En mi blog, se premia a los que comentan en el puesto 25, lo que significa que nunca hubo un ganador. Jejejeje!!

Ah! De vez en cuando,es bueno cambiar de barrio, se encuentran cosas interesantes!
Abrazos!!

laura dijo...

no voy a agregar nada porque usted lo dijo todo más que bien, lo explicó y hasta lo desmenuzó, pero no puedo dejar de aplaudir este posteo y le digo más, Chapeaux!!

Javier F. Noya dijo...

En mi absoluta estolidez para lo científico, veo algo simbólico en eso de adueñarse del 14. En términos quinieleros y locaciones afines, es el símbolo del borracho, es decir, asocio un marcado interés de adueñarse, simbólicamente pues estamos en la red global virtual, del líquido elemento a libar copiosamente hasta no saber ni quién, ni dónde, ni cuándo, ni por qué. Saludos.

Any dijo...

Vea, no me venga con el cuento de los monos y las bananas y no sé que ... ud tiene la culpa de que andemos gritando 14! por ahi, asi que hágase cargo.
En realidad no es imitación (digo yo queriéndome sacar el fardo de encima) es mas bien un pequeño homenaje a su persona, por ... porque si que se yo, que le tengo que andar explicando.
Y 32
salu2

Minombresabeahierba dijo...

Me acaba de demostrar cuan grande es mi vacío existencial:

No soy supersticioso y no tengo afán de poseer.

Deme una banana para calmar mi ansiedad, y si puede ser que se DOLE.

Gran Abrazo.

Caia dijo...

Lo peor son los que quieren adueñarse del PRI!!! Cosa más estúpida no he visto. Los últimos serán los primeros!!!.
y 34!! (el doble de 17)

Eleanor Rigby dijo...

Sí, pero no me electrifique a los compañeros xq todo mal, eh!!!

Los famosos experimentos onda KÖLer y Kofka, los herederos de Watson y del Sr. pavlov con su reflejo condicionado...Un poco crueles, no???

Nunca me fijé q nro de comentario soy, la verdad...m da risa que la gente sea ran supersticiosa!

Shimmy dijo...

Se me ocurren dos cosas: Una, que no solo Ud. DonYoni, es supersticioso.
La otra, es que desean apoderarse del comentario 14 y 18 porque son blogs de vampiros alcoholicos.
En los numeros de la quiniela el 14 es el borracho y el 18 la sangre, sentiende?

Yo no soy supersticioso porque trae mala suerte, pero a veces me acuerdo de Ud. y porngo "18!", pero claro, soy del grupo de monos originales...

Yoni Bigud dijo...

Gaucho: Sí, sí, pero la cosa es que desde este espacio hemos logrado trascender. Eso es lo único que importa.

Señor Pablo: Mal no le vienen a usté un par de descargas.

Petardo: Son números difíciles los que me menciona.

Epístola: Somos todos compañeros.

Epístola: Ya lo creo.

Alelí: Fuerte declaración la suya.

Alelí: Sí, estoy lleno.

Comentario suprimido: Oh.

Señor Viejex: Cada uno tiene sus ideas ocultas. Es evidente que en algo andaba yo pensando.

A.R.N: Puede ser que yo sea un virus altamente contagioso, sí.

Anavril: No sienta vergüenza de esta noble costumbre. Es, por el contrario, un orgullo y un reaseguro.

Nefertiti: La pregunta es si quieren hacerla correr delante o detrás de la zanahoria. No es lo mismo.

Señor Renegado: Sí, ganó.

Señor Renegado: Ganó otra vez. Los premios de este blog van a cambiar su vida.

eMe: Suficiente. Su comentario sobre el mono y el horóscopo ya me está costando una buena suma en psicólogos.

Jazmin: Me alegra de contar con usté entre las partidarias de esta sana costumbre. Vea, yo no la puedo evitar, el cielo puede caer sobre mi cabeza, pero me encanta contar con gente que divulgue el mensaje voluntariamente. Hemos trascendido las fronteras de este espacio, y en eso usté ha tenido mucho que ver, no lo dudo.

María Luján: No se esfuerce, son delirios míos.

eMe: Sí, ¿qué quiere poner? ¿41?

Comentario suprimido: Oh.


CONTINUARÁ...

Yoni Bigud dijo...

Jazmin: Le ganaron de mano.

eMe: Usted es pura generosidad.

Señor Viejex: Si pone planteta van a salir varias cosas más interesantes eh.

eMe: Deje, estoy acostumbrado.

Jazmin: No le voy a negar que el asunto ese me hizo sufrir un poco. Y lo peor de todo es que es una de esas situaciones que a uno se la recordarán cada vez que se pueda.
Sepa que este espacio está consagrado a la ciencia, al saber por el saber mismo.

Señor Bugman: No se vaya, espere. Nosotros financiamos lo que sea.

Mariela: No tenga duda.

Cris: Ya le traigo su banana eh. Muchas gracias a usté.

Mostro: Tenemos toda clase de frutas.

Etienne: Trataré de ganarme ese premio lo antes posible.

laura: Muchas gracias a usté.

Javier: Qué vergüenza. Venga a comentar sobrio.

Any: Me hago cargo. Y le digo más, así debe seguir. Tenemos la obligación de llevar esta sana costumbre más allá de los límites del vecindario.

Minombresabeahierba: Acá solo tenemos Dole, obviamente.
Muchas gracias a usté.

Caia: En este blog no tenemos Pri.

Eleanor Rigby: O sea que yo le doy risa. Bueno... la idea es esa.

Shimmy: Eso es. Lo importante es haber estado en la jaula original. Aquí todos somos de esos monos, y somos muchos más que quince.
Su teoría sobre los vampiros me ha dejado anonadado.


Un saludo.

Guada GN dijo...

Yo, en un sano homenaje a uste`- y en un no tan sano ataque de superstición, toquemos-madera - le escapo al 13. El 17 no me afecta. Lo lamento. No. Ni un poquito. Ese se lo dejo a los demás. Estoy tratando de limitar un poco la cantidad de superstición que consumo al día. Se me va directamente a las caderas.
Pero sí, sr Bigud, yo cuando me alejo del vecindario también cargo con la antorcha olímpica de la superstición y dejo 14...s por todos lados. Y no dejo explicaciones. Ja.
Uste´dice que cuando vuelva se van a haber molido todos a palos?!
...
No le parece un poco violento todo el asunto?

Guada GN dijo...

Y 40...
- pero porque no marqué el seguimiento, no se vaya a pensar -

Carugo dijo...

Mire, si me pide una asociación de ideas que interprete lo que pasó en su último viaje, le diría que tengo tres teorías:

1) Alguien hizo lo mismo que usted.
Se alejó de su barrio bloggeril y pasó por su espacio o alguno de los de esta vecindad y le pareció gracioso apoderarse del 14 o el 18.
Puede que haya interpretado bien la razón que esgrimen esos números pero casi siempre sucede que el tiempo termina por desdibujar el sentido de un ritual y queda un acto mecánico.

2) Usted entró por algún agujero negro de la web a un universo paralelo en donde la liturgia de esos números no se basa en supersticiones sino en poseerlos.

3) No tengo la más puta idea.
Y deme mi banana.

ElFlaco dijo...

Yo persigo el 7 pero lo mio es otro tipo de fijación que no vale la pena aclarar.
Abrazo

Yoni Bigud dijo...

Guada: Le perdono lo del 17 en tanto y en cuanto continúe esparciendo mi prédica por la blogósfera.
Y que nos muelan a palos.

Guada: Sí, sí, ya me lo explicó alguna vez.

Señor Carugo: Me gusta mucho su segunda teoría. Entré, estoy seguro, a través de una suerte de Palacio Barolo virtual.
No diga esto delante del Señor Bugman, a menos -claro está- que tenga una explicación científica.
Tome su banana, se la ha ganado.

Flaco: No, no aclare. Este es un restaurante familiar.


Un saludo.

Jazmin dijo...

Claaaaaaaaro, el señorito dice "puta" y se gana la banana.


Mirá que bonito.







Simplemente digo que no es justo. Vengo solicitando la fruta -por no ponerlo en otros términos que llevarían a interpretaciones soeces-, como premio simbólico a la obediencia y el aprendizaje, y nada. Pero claaaaaro, el caballerito es el preferido!

Yoni Bigud dijo...

Jazmin: El Señor Carugo se ganó su banana por la segunda teoría. La tercera es un exabrupto que salió impune.
Además yo nunca dije que le iba a negar su banana. Usté también se la ganó con creces.

Un saludo.

Jazmin dijo...

Sí, señor.

Gracias, señor.



Me retiro, señor.



(jijiji)

Mona Loca dijo...

Bueno, al igual que eMe soy Mona así, sin tapujos.

Y un animal de costumbres. A mí no me lleva por la senda bloggeril en busca de nuevas emociones así como así.
Más vale bueno conocido, digo yo.

Por otra parte, su post me hizo pensar que soy un mono más allá de la cuestión astrológica oriental.
Y no me gustó.
Sobre todo porqeu tenía un regustito a verdad.

¿Qué hace ése subido a la escalera?? A él, muchachos!!!



( besos)

Pablo dijo...

Querido Yoni,

No lamento ser un neófito en el mundo blog dado que esta anécdota y la del Gaucho me resultan por demás increíbles, risibles y muchos otros apelativos que no vienen al caso.

Lo de los monos es una especie de alegoría de la caverna perversa, no? Dicen que la mujer del ideólogo del experimento se calzaba, a pedido del marido, la cituronga simil plátano.

Abrazo simiesco!

Jazmin dijo...

Ah, bueno.
Después de este comentario, vaya gestionando en el GCBA la habilitación como boliche nocturno, porque como restaurant familiar ya fue.

La candorosa dijo...

No entendí nada.
Pero quiero una banana igual, eh!!

Ahh!!!... ¡¡Y 14!!


¡Saludos a 220W!



PD: y 50 ¡¡qué embromar!!

nurs dijo...

ja bueno yo hago lo mismo que vos, encima los sufro a los blogs pelotudos pero hasta me generan obsesion juaa, no es el caso del tuyo que lo leo hace un tiempo pero no comente hasta ahora, cola de paja diràs para no sentirme una mona automatizada? o todo lo contario? el tema que viene por la banana estoy falta de potasio.

beso

Yoni Bigud dijo...

Jazmin: Vaya nomás.
Un momento... ¿Usté se estaba riendo?

Mona: Lo importante aquí es ser del grupo original. Eso nos salva a todos la ropa.
Ya deje de pegarle quiere... ese mono ya no se mueve.

Pablo: ¿Dónde escuchó esos rumores?

Jazmin: Y como boliche nocturno aprobamos raspando...
¿Usté dice que lo de la cinturonga merecía amarilla?

Candorosa: Le dejo su banana ahí. Sí, ahí, arriba de la escalera.

Nurs: Bienvenida. Vaya por su ración de potasio. Sí, ahí, detrás de Candorosa.


Un saludo.

nurs dijo...

bueno siguiendo el experimento, no sabès la tranquilidad que me da que ella pase primero.
Nada personal solo supervivencia jajaja

Minombresabeahierba dijo...

Yoni:

¿Mi banana DOLE, es también una banana con "creces"?

Sino me quedo con la bananita DOLCA, que será pequeña y sin "creces" pero dulce...

Abrazo

diosesargentino JULIANO dijo...

me suena a gran hermano en algún sentido.

Elvis dijo...

A mí me puede dar un plátano si quiere, pero calambrazos no que se me desarma el tupé...

Saludos cordiales.

LadyMarian dijo...

No tengo buena relación con los números así que los evito siempre que puedo. Por eso jamás me fijo cuántos comentarios hay, así que jamás pondría "...y 14" o algo por el estilo.
No soy superticiosa, es más he elegido el martes 13 para cosas importantes. Y salieron muy bien!
O sea, no entiendo suficiente de estas cuestiones como para arriesgar una razón para lo que usted encontró.

Es muy recomendable pasear por barrios nuevos. Yo siempre lo he hecho, sobre todo de otras nacionalidades. Bueno, más de la mitad de los visitantes de mi blog son españoles (según el Google Analytics), así que el panorama que tengo es amplio.

Es más, diría que quedarse en nuestro pequeño mundo de blogs es algo así como tener una enorme biblioteca para guardar 3 libros, o usar la compu como máquina de escribir. Un desperdicio!

Besos

Sweet Tiff dijo...

mmm eso de los numeros...no creo en supersticiones, eso es para mentes débiles...los seres pensantes no creen en esas cosas...

de todas maneras quiero mi banana y me someto al experimento.

Interesante blog, entretenido.
besos.

Mr. Verbal Kint dijo...

Es sabido en el ambiente que su alcance e influencia va más allá de lo común, que tiene usted la capacidad de visitar los más recónditos espacio de la blogósfera, dejando su impronta en comentarios siempre acertados. Su influjo quizás sea mucho mayor que el que usted piensa.
Y es sabido también que incluso en sitios donde su presencia pueda no ser esperada, usted irrumpe de manera intempestiva y pronuncia la ya conocida frase "Heeeeere's Yoni"

Saludos

cleopatra dijo...

Si a mi me dieran con una descarga eléctrica, seguro, que como los primates, cagaría a palos a los que quieren la banana.

Pero por suerte, su blog es socialista y busca el placer y no el éxito ni el castigo.

¿Qué número le corresponde a mi comentario? :P

Beso y beso

Rebeca dijo...

Ud. no es uno de los monos de laboratorio, sino el científico que puso los 15 monos originales. Y ahora esta viendo el resultado. Con la única diferencia de que fue involuntario (Eso creo)


Igual no se asuste. Suele suceder.

Yoni Bigud dijo...

MUCHAS GRACIAS A TODOS LOS QUE LLEGARON A COMENTAR EN ESTOS ÚLTIMOS DÍAS.

SALUDO GENERAL.