Extraña sucesión de infortunios que, poco a poco, fueron minando mi voluntad hasta transformar aquel viejo anhelo de triunfo en esta pacífica convivencia con el fracaso.

lunes, 10 de enero de 2011

UN ASESINO SERIAL Y UNA RUBIA TONTA

Síntesis del post: Un asesino serial. Una rubia. Un cruce. El destino. Explicación.



Tenemos a este asesino. Un asesino serial. Cincuentón, atractivo, más bien parco. Una frondosa cabellera que insinúa una tibia sublevación, y cuyo tono indefinido juega en perfecto equilibrio con el verde de sus ojos. Nariz aguileña, repleta de aristas que se combinan unas con otras para lograr una compleja armonía, una belleza singular. Labios finos y pálidos, apenas aptos para matizar sus dientes blanquísimos. Y el mentón oculto debajo de una barba entrecana, recortada con buen criterio y mejor gusto. En síntesis, un hombre exótico y deseable.

Pero nuestro adonis, como me ocupé de advertir al comienzo, es un asesino serial. Elige mujeres jóvenes, de buena presencia física y pocas luces a la hora de razonar. Preferentemente rubias. Eso es muy importante para él. Y las seduce, claro está. Adormece sus sentidos con armas tradicionales, aunque siempre efectivas. Palabras dulces, elogios calculados, delirios poéticos y sonrisas oportunas. Todo vale en el intento de convencerlas de que no hay nada que temer.

Y ellas acceden a una copa de vino, a un café de filtro o a mirar las estrellas en un coqueto balcón. Y se dejan conducir a la guarida del lobo; dóciles, mansas como cachorros.

Y eso es todo. Allí las mata. Siempre, por supuesto, del mismo modo. Primero las viola, luego las somete a indecibles tormentos y finalmente les arranca la cabellera siguiendo el procedimiento de las antiguas tribus que habitaban en Norteamérica. Incluso, según surge del expediente que duerme en algún oscuro juzgado de la ciudad, se masturba repetidamente sobre los cadáveres antes de deshacerse de ellos. Un asco de tipo, vea.

Tenemos, por otra parte, a esta señorita. Rubia, de más está decirlo. Claudia es el nombre que la adorna. Veintidós años, un rostro lindero con la perfección, un físico tallado por los ángeles y unas carencias intelectuales que en otro marco, en otro envase quiero decir, solo podrían acarrearle gravísimas consecuencias económicas y sociales.

Claudia es una tonta, vamos. Pero una tonta de proporciones descomunales. Es una de esas chicas que salen a comprar cigarrillos y se enamoran cuatro veces en la misma cuadra. Y generosa como es en la materia, y en todas las disciplinas anexas, suele acabar con las prendas desgarradas y el corazón roto.

Así las cosas, nuestros personajes se cruzan un día cualquiera en una calle cualquiera. Supongo, quiero creer, que no estoy diciendo nada que ustedes no hubieran imaginado ya. Y es que el destino prepara siempre el escenario más propicio para la producción de los hechos. Elige cuidadosamente las personas, el marco y la oportunidad; y luego se sienta a esperar.

Tenemos, entonces, un despiadado asesino serial y una rubia fatalmente tonta. Tenemos también un cruce de miradas. Y por último tenemos dos ideas tan aisladas como fugaces.

Y eso es todo lo que tenemos. Porque esas ideas, cualesquiera que fueran, no se materializan. Porque nuestros personajes no se dirigen la palabra. Simplemente continúan su camino y se alejan en direcciones opuestas.

‘¿Y entonces?’, preguntará usted con una mezcla de alivio e indignación.

‘Entonces nada, no ocurre absolutamente nada’, responderé yo con mi habitual franqueza de espíritu.

Pero si eso no es suficiente para usted, puedo ensayar una explicación más o menos razonable.

Supongo que el destino no siempre tiene suerte en esa espera de la que le hablaba hace un rato. La producción de un hecho no es una ciencia exacta, y a veces se queda con las manos vacías.

Yo, por ejemplo, sin ir más lejos, comencé a escribir estas líneas con la pretensión de lograr un artículo más orientado hacia lo cómico, pero en algún punto me desvié del camino.

Podríamos decir entonces que no reparé en mi rubia tonta. O, por qué no, que fui tan afortunado como para evadir a mi matador. Usted puede verme como desee, le concedo esa libertad. En cualquier caso será el destino el que salga perjudicado.

¿Cómo dice?

¡Oiga! No quiera tomarme por una rubia tonta eh. No se pase de vivo. Yo soy morocho, y sepa que este envase tan bonito viene acompañado de un cerebr…

Ay caballero… jijijij… pero qué cosas tan lindas me dice…


Tengan ustedes muy buenas noches.

41 comentarios:

LadyMarian dijo...

Sabe la cantidad de veces que he pensado que seguramente el azar me salvó de muchas cosas que no imagino! Por ejemplo, alguno pensó en intentar robarme pero creyó que la cartera era muy grande y le iba a resultar incómoda para arrancarla o para cortar disimuladamente y encontrar dentro la billetera.
Y cuántos accidentes, por ejemplo!

Me quedé pensando en su historia. El asesino buscaba rubias tontas, pero, tenían que ser también fáciles? (Ojo, tonta no es lo mismo que fácil, aunque a una tonta se la puede convencer más rápido de cualquier cosa)
Quizás Claudia le pareció demasiado fácil y él quería disfrutar también de la cacería, que la presa no se rindiera fácilmente.

Muy buena historia. Y un alivio ese final!

Besos

Dany dijo...

En que punto se desvió del camino? Creo que siempre quiso proteger a la rubia tonta, vaya a saber porque. Un hachazo a la nuca de la morbosidad. Nos vemos.

Mona Loca dijo...

Magistral.

Creo que hacía rato que no le leía un cuentículo así.

Veo que las vacaciones ya le están sentando bien.


Por otra parte, creo que el destino prepara toda la escena pero también tiene en cuenta el tiempo. Por qué supone que todavía no está sentado esperando?

QUizás ese fue el primer acercamiento de uno que quizás se materialice más tarde.

O quizás esa tonta tontérrima esté destinada a ser la horma de su zapato?

Pura elucubración, en fin.


En síntesis, me encantó.
Usted es un buen escritor.


besos

laura dijo...

este relato me da la pauta que, hasta cuando usted se desvía de la idea original escribe originales que por supuesto, están en un primerísimo nivel

un verdadero asco ese tipo, todos los morbos reunidos en uno solo y hasta creo que un poco más aún. Pedazo de rata no se privaba de nada

y el azar que siempre se sale con la suya por más que uno crea tener todo muy calculado, le cuento (aunque usted ya lo sabe) que por muy vivo que uno se crea, hay veces que NO SE DA y no hay caso che

y diga que no soy rubia que sino...




beso

dondelohabredejado dijo...

Me encantó.
Muchas veces se tejen situaciones para nada y me da alivio que la tensión se diluya de ese modo, que los personajes sigan su camino hacia no sé dónde, que esta vez el burlado sea el destino.
Realmente comenzó a escribir y cambió el rumbo? O desde el comienzo sabía bien lo que escribiría?
Como sea, es excelente. Felicitaciones.

Shimmy dijo...

Y asi fué como esa rubia de cuerpo esculpido por ángeles y casi cercano a la perfección fué a dar a la televisión argentina, y los argentinos enamorados de su "rubiedad".
Pregunto, porqué el asesino hace café de filtro? se le dificulta lograr su cometido si es instantaneo, no? O es pura sofisticación?
Salute, Don Yoni.

El Gaucho Santillán dijo...

Menos mal que termino bien!!

Yo soy medio fatalista.

no creo que alguien se muera cinco minutos antes.

Buen texto.

Un abrazo.

Elvis dijo...

No cante victoria, esa rubia tiene pinta de dar varias vueltas a la manzana, y que no haya caído a la primera no quiere decir que esté a salvo...

Saludos cordiales.

Minombresabeahierba dijo...

No no no no no.

Una rubia así tan fatalmente tonta, no se le puede escapar a ese asesino serial!

La única posibilidad es que fuera una rubia teñida, digo teñida ése día al castaño ó pelirrojo y por eso no se produjo el encuentro.

Abrazo

Mecha dijo...

Ahhhhh... me encantó!!!

Yo estoy tratando de sacar mi rubia tonta de adentro. A veces más vale asesino serial, que morirse ulcerada de su propia acidez de espíritu.... no???

Samain dijo...

Primero pensé que había entrado en Narrador... hasta que leí cosas como "un asco de tipo", "claudia es una tonta", entre otras cosas.

Muy bueno Sr. Bigud, muy bueno.

No importa que sea morocho y no rubio, lo que importa es tener cara de bueno.

El Mostro dijo...

"Un asesino serial. Cincuentón, atractivo, más bien parco. Una frondosa cabellera que insinúa una tibia sublevación... un hombre exótico y deseable" ¡Otra vez Yo! Dejeme de joder.
¿Los asesinos seriales y/o violadores son como los leones y los zombis? ¿Si están saciados no te atacan?

Excelente.

cleopatra dijo...

Excelente remate!

Pero sabés Yoni? Me hiciste acordar a un bello cuentito de Dolina que se llama "Puentecito" y que habla de eso, del azar, de las oportunidades, de las posibilidades.

Te lo trascribo aquí, espero que te guste:

"El verdadero milagro de la vida no es encontrarse con uno mismo, que después de todo no es más que una paradoja de quinta.
Lo importante es encontrarse con alguien. Esos efímeros puentes que dentro de este mundo de islas algunos suelen tender; efímeros porque duran muy poco y hechos quizás de la misma materia de la que están hechos los sueños.
Por ahí, cada tanto, en esa horrenda soledad que es la vida, uno liga un puente.
Un puente que se puede tejer con un cariño o con un amor; quiere decir que en este mundo donde todas las citas son fallidas, o casi todas las citas son fallidas, en donde casi todo consiste en ir a esquinas donde nadie acude, en donde casi todos los encuentros fallan.
Mi vida es ir a buscar y no encontrar, y es así.
Salvo alguna que otra vez, como flechas luminosas en la noche, en que uno va a una esquina y hay alguien. Yo creo que eso merece festejarse y festejarlo con dignidad, y hacer digno ese pequeño puentecito que se ha tendido.
Sólo una vez en la vida de un hombre pasa un centímetro cúbico de suerte y solo la pescará el que este todo el tiempo atento.
Nos toca solo un cachito de suerte en la vida y el peor de los pecados es dejarla pasar.
Hay que estar atento a las señales, atento a las citas, que se cumplen pero son muy pocas, atento a los sueños que se dan, pero son muy pocos".

Mona Loca dijo...

...y 14.

Guada GN dijo...

Yo creo que la rubia tarada cargaba en el bolso un .38 Smith & Wesson del especial y el asesino de barba no tenía vocación de Pedro Navaja.
He dicho.

Nefertiti dijo...

todo este relato solo me hace corroborar que hay gente que nace con estrella y otros vivimos estrellados.
A la rubia esa le va a ir bien en la vida, va a ver... y logrará una felicidad completa envuelta en su raviol sellado.
No no... no estoy nerviosa, esa vena que me asoma en la frente es una cosita de nada... deje deje...

Carugo dijo...

Lo bueno del destino es que no es una ciencia exacta pero lo mejor es que usted, como escritor, puede hacer lo que más le plazca.
Inclusive, tratarnos como rubias.
Bueno, en mi caso, como una albina.
Besos, buen mozo!

laura dijo...

y 18....sin palabras

Pablo dijo...

Antes que nada: muy bueno... pero quiero tener datos de ese hombre, me está quitando todo MI target en forma despiadada! jajajajaja!

Si se me tiñe y se me depila le suelto algunos piropos! jajaja!

Abrazo

Lelé dijo...

Vio que a veces sucede? Vio que a veces no se puede ser coherente? Empezar con el trulalá trulalá y sostenerlo? De todos modos creo usted lo resolvió con una excelente autoreferencia, como es debido. Así que lo felicito.

María Luján dijo...

fiiiuuú!! q alivio!!
oiga usted esta mas filosofo que nunca, me hizo pensar..usted me dirá: "ay...jijiji a todos le dirá lo mismo..."
No. Solo a los morochos con cerebro

Etienne dijo...

Supongo que el asesino vendría de jugar la fútbol y estaría muy cansado o lo esperaba un amigo con tres botellas de cerveza bien helada o tal vez acababa de matar a todo el equipo de Las Leonas, porque solamente un espíritu satisfecho o distraído puede perderse un blanco tan servido como ese...
Me resisto a creer que no se dio vuelta pasados unos 5 metros para mirarle el culo e invitarla a tomar aire en su balcón!!

Yoni Bigud dijo...

HEME AQUÍ. MAÑANA LAS RESPUESTAS INDIVIDUALES. MUCHAS GRACIAS A TODOS.


UN SALUDO.

Caia dijo...

Será que la salvó ser rubia, tonta, y llamarse Claudia? Cumplo dos de los 3.. chan! Estaré atenta por las dudas.

MAGAH dijo...

Brillante don Yoni! Hacìa rato que no leìa algo de este tipo que fuera transformando mi cara y me dejara con la boca gratamente abierta.
Un final de relato que no termina en ese punto final, y eso, sabe usted como buen escritor, es un logro que le es propio a la naturaleza de los que saben atrapar con las letras.

Me encantò!

Javier F. Noya dijo...

Muy bueno, muy bueno. Entiendo la lógica del asesino serial. Dan ganas de matarlas...pero lo de cortar cabelleras ya es enfermizo. Gran abrazo, muy bueno el final, coincido.

Julieta dijo...

No podés hacer ésto !! Ya me imaginaba las escenas que se venían, soy amante de las novelas de misterio, y me lo cortás ahí..
Tenés que escribir la continuación,la seducción y el crimen..!!!!
Saludos

Yoni Bigud dijo...

LadyMarian: Desde mi humilde punto de vista, la tontera acarrea necesariamente facilidad. Una persona con esas características es fácil de resolver, se la trate en el ámbito que se la trate.
Muchas gracias a usté.

Dany: Puede ser, puede ser. Inconcientemente. Muchas gracias a usté.

Mona: Una teoría interesane. En rigor de verdad, nada me asegura que aún no esté esperando. Concedo eso.
Muchas gracias a usté.

Laura: Uno piensa que maneja las cosas, y de pronto no es así. Y como usté bien señala, no hay caso che. No hay caso.
Muchas gracias a usté.

Marina: Cambié el rumbo, sí. Sobre la marcha y sin querer. Lo que yo quería escribir era que en el mes de enero, con ese letargo propio de la época, las cosas no ocurren. Pero nunca pude redondear la idea.
Muchas gracias a usté.

Shimmy: No puedo responder su pregunta. Sinceramente no lo sé, aunque me inclino por la sofisticación.

Gaucho: Yo creo igual que usted. Muchas gracias a usté.

Elvis: Cuando tiene razón, tiene razón.

Minombresabeahierba: Las mujeres engañan, sí. Y a veces las ayuda la suerte. Es probable que no fuera rubia.

Mecha: No mate a la rubia que hay en usté. No se prive de una vida divertida.

Samain: Yo tengo cara de tonto. ¿Es lo mismo?
Muchas gracias a usté.

Mostro: Usted ha sido, según parece, una fuente de inspiración esta semana.
Muchas gracias a usté.


Un saludo.

Yoni Bigud dijo...

Cleopatra: En síntesis, hay que prestar atención y saber distinguir el momento. Eso no es sencillo eh.
Muchas gracias a usté.

Mona: Bien ahí.

Guada: Todo puede ser, no descartemos esa opción.

Nefertiti: Ignorance is bless, dicen en el norte. Coincido.

Señor Carugo: Ya está, ya me hizo sonrojar. Zonzito.

Laura: Bien ahí.

Pablo: Lo voy a pensar, no le prometo nada.

Lelé: Tiene razón. Uno hace lo que puede, pero no siempre es suficiente. Muchas gracias a usté.

María Luján: Pero qué cosas tan lindas me dice...
Muchas gracias a usté.

Etienne: Son los milagros, siepre difíciles de controlar, incluso para el destino.
Muchas gracias a usté.

Caia: Tiene que cumplir las tres, si no, no está a salvo.

Magah: Me alegra que le haya gustado. Muchas gracias a usté por sus palabras.

Javier: Es claro que entiende la lógica, sí. Usted me dio miedo.
Muchas gracias a usté.

Julieta: Dice Claudia que muchas gracias, que ha estado usted muy considerada.
Muchas gracias a usté.


Un saludo.

Petardo Contreras dijo...

Dio!!
Me recuerda un chiste.
Tenes 3 pibas en la primaria, una rubia, una morocha y una pelirroja...
Cual es la mas grande???




La rubia, porque tiene 29 años.
Abrazo!

La condesa sangrienta dijo...

Tal vez quiso el destino que la rubia ya hubiese cumplido la cuota de 4 enamoramientos por cuadra y el asesino su cuota de crímenes.
Pero el crédito sigue abierto, veremos...

Blonda dijo...

Un asesino remolón.

Flojito resultó el muchacho.

Y usté todo lo contrario ;)

besos!

Sir Lothar Mambetta dijo...

Colosal.

(Con su obra se me están acabando los adjetivos.)

¡Nivelazo, el suyo!
Me tiene a sus pies.

Un abrazo, doctor.

Sir Lothar Mambetta dijo...

Disculpe, acabo de leer "La persona adecuada". ¡Buena jugada!

Fabiana dijo...

Don Yoni:

No sabe cómo respiré cuando ví que la señorita tonta se salvaba!! :O

Creo que opino maso como Lady, en una de esas el asesino necesita que el objeto de su deseo asesinaril sea un poquito mas difícil, no?

Al menos yo preferiría que me cueste un poquito mas.

No hombre!
Que no soy asesina serial!
Es una opinión nomás!

No vé, y después no quiere que le digan rubia..
psst..



acá entre nos, ese corte nuevo le queda diviiino!!
:P

Yoni Bigud dijo...

Petardo: Fino lo suyo. Muchas gracias a usté.

Condesa: El destino seguro que no quiso. Simplemente se encontró con esa novedad.

Blonda: ¿Vio? Yo soy ligero de cascos.

Sir Lothar: Muchas gracias a usté caballero.

Sir Lothar: Redondita.

Fabiana: Puede ser, no me voy a poner a discutirle. Lo que sí, a mí me gustan fáciles, y no mato ni una mosca.
Ay señorita... pero qué cosas tan lindas me dice...


Un saludo.

Zeithgeist dijo...

por lo menos se hubiera escapado siendo pisada por un bondi....
que falta de consideración por los lectores che!

A.R.N. dijo...

su mensaje fluye escondido en el texto como un rio subterraneo bajo una calle adoquinada.
un beso

Yoni Bigud dijo...

Zeithgeist: Prometo sangre para la próxima.

A.R.N: Lo realmente importante es que fluye. Muchas gracias a usté.


Un saludo.

eMe dijo...

Quién le dice no terminen cruzándosé nuevamente en el chino, pongalé.

Fue bueno esta vez, o el "destino" lo llevó por otro lado, no sabría decirle.
Sí le puedo decir (como le mencioné recién nomás en el otro post), ud. está escribiendo tremendo.

Beso!

Yoni Bigud dijo...

eMe: El destino posee caminos misteriosos, tiene razón.
Muchas gracias a usté por sus palabras.

Un saludo.