Extraña sucesión de infortunios que, poco a poco, fueron minando mi voluntad hasta transformar aquel viejo anhelo de triunfo en esta pacífica convivencia con el fracaso.

jueves, 27 de enero de 2011

UNA PERSONA CHIQUITA CON CARA MEDIO EXTRAÑA

Síntesis del post: Nuevo galardón. Agradecimiento. Un duende. Un mensaje. Discusión. Conclusión. Despedida hasta marzo.

Cuestión previa: Mr. Verbal Kint, que es un hombre ducho en cuestiones de pluma y tinta, ha tomado la inexplicable decisión de otorgarme un nuevo galardón. Sin embargo, yo no pienso cuestionar sus motivaciones. Simplemente agradezco la atención, insto a la concurrencia a que lo visite en su casa y me dispongo a exhibir el trofeo debajo de estas breves líneas.

Como es costumbre, me arrodillo con los puños apretados en el círculo central y repaso mentalmente la lista de mis enemigos para elegir alguien a quien enrostrárselo. Luego me apersono en su casa virtual, me apropio de la estatuilla y salgo corriendo a mi cueva antes de que se arrepienta, en la inteligencia de que un galardón exhibido implica, no solo una transacción terminada, sino también el derecho soberano a rechazar su devolución.





¡MUCHAS GRACIAS MR. VERBAL KINT!

Ahora a lo nuestro.

Anoche, justo cuando me iba a dormir se me apareció un duende. En rigor de verdad no sé si era un duende. Tenía la clásica cara de viejito maligno, ojos claros y tristes, dientes afilados, nariz aguileña, uñas largas y todos los demás estereotipos de cualquier duende que se precie. Pero le faltaban las orejas puntiagudas, y todos sabemos muy bien que sin orejas puntiagudas no hay duende. Así que supongo que más bien calificaba como ‘persona chiquita con cara medio extraña’.

Ahora bien, esta persona chiquita con cara medio extraña tenía la cara medio extraña pintada de azul y blanco. O mejor dicho, de azul con una raya blanca horizontal y otra vertical. Y tenía el pelo largo y revuelto. Y vestía con una pollerita escocesa muy varonil y una suerte de casaca gastada. Y portaba una espadita que mantenía bien en alto con su mano derecha. Y gruñía. Y montaba un caballito negro que no era un pony. Era un caballito chiquito, con forma de caballo grande, pero chiquito. Robusto, musculoso y de largas crines. Pero chiquito.

Y esta persona chiquita con cara medio extraña se paseaba de lado a lado de la habitación, montada sobre su caballito negro que no era un pony, con forma de caballo grande pero chiquito, con su pollerita y su casaca gastada, con su espadita en alto y con sus gruñidos.


CATACLAP CATAPLAC CATAPLAC CATAPLAC…

‘¡I am William Wallace!’, exclamó de repente.

Quedé estupefacto. Quería decir algo, pero las palabras se me atragantaban; así que tomé aire y me dispuse a ordenar mentalmente el aluvión de preguntas que se agolpaban en mi pecho. Sin embargo, cuando por fin estuve listo, esta persona chiquita con cara medio extraña me interrumpió.

‘¡They may take our lives, but they’ll never take our… FREEEEEEEEEED…

¡PUM!

Ahí nomás le revoleé un zapatazo que lo bajó del caballito negro que no era un pony, con forma de caballo grande pero chiquito. Es que pensé que con esos alaridos iba a despertar a la señora Bigud y a pequeña Yoni.

—¡La puta que te parió! —soltó en buen cristiano.

Me sentí un poco culpable, pero se me pasó rapidísimo.

—Esto es una casa de familia, no se puede andar pegando esos alaridos —le dije.

—Pero traigo un mensaje del mundo onírico —replicó.

—Ya me lo imaginaba —contesté mientras me sentaba en la cama.

Lo cierto es que yo no soy bueno para interpretar los mensajes del mundo onírico, y así se lo hice saber. La mitad de las veces no entiendo nada de lo que me quieren transmitir, y la otra mitad pienso que entiendo y obro con catastróficos resultados.

De más está decir que se puso de un pésimo humor, y para colmo uno de sus ojitos claros y tristes comenzó a inflamarse a causa del zapatazo. Me rogó, me suplicó, imploró que analizara el contenido del mensaje, pero no hubo caso. Ni mi vida corre peligro, ni siento la falta de libertad. Nada. Entonces le expliqué que en estos tiempos me acosan las visitas oníricas y que a todas las corro a patadas, pero no se asustó.

Discutimos por más de una hora, hasta que por fin se dio por vencido. Se retiró caminando por el pasillo con la cabeza gacha, con su carita medio extraña pintada de azul y blanco, con su ojito claro y triste en compota, arrastrando de la rienda a su caballito negro que no era un pony, con forma de caballo grande pero chiquito, con su pollerita y su casaca gastada, con su espadita apuntando al piso y haciendo un ruidito molesto con el filo en las baldosas, con sus pelos largos y con sus gruñidos.

Y eso es todo.

Últimamente vengo teniendo sueños de lo más extraños. Me despierto a medianoche y me pasan estas cosas. Debe ser porque estoy a dieta, aunque en ese caso debería soñar con comida. Qué sé yo… chanchos que hablan, vacas que vuelan, patos paracaidistas… no sé. Y sin embargo no hay rastros de nada comestible. Solo personajes irritantes y gritones.

En fin… es altamente probable que esté necesitando vacaciones.

Me voy. Nos leemos un día de estos.




Tengan ustedes un esplendoroso mes de febrero.

29 comentarios:

Mariela Torres dijo...

Yo también estoy teniendo sueños extraños últimamente, me despierto por la noche y no estoy a dieta, ¿no será el calor?

Saludos.

florence dijo...

El tema de los mensajes oníricos, es todo un tema. Uno nunca sabrá que hace una persona chiquita que no es enano entrando a tu habitación con un caballo chiquito que no es un pony, gritando mensajes por ahí sacudiendo su espadita. Creo que eso no tiene mensaje mas que: cerra bien la puerta de tu cuarto, cuida tus zapatos, no mires mas el señor de los anillos ni blancanieves

Lelé dijo...

Fantaseo con que su sueño se debió a una insulsa milanesa de soja que había comido dos horas antes de acostarse. Y que William Wallace estaba en el televisor prendido que le había quedado a Ud. y a la Sra. Bigud mientras dormían.

Etienne dijo...

En ocasión de año nuevo, ya muy pasad la medianoche, vi en pleno río Azul, como suspendido sobre sus turbulentas aguas, a un duende.
No me dirigió la palabra, simplemente me observó. Antes que decidiera hacer nada, agarré y pegué media vuelta y rajé para adentro del refugio, no vaya a ser cosa que me quiera hablar o darme alguna especie de tarea redentora.
Auspicio su actitud: no hay que darle bola a los duendes (o en su defecto a las personas chiquitas que bien pueden ser petisos cascarrabias) en sus caprichos.
Abrazo!

Ouchurus dijo...

Se me pianta un lagrimón con ese video le juro...

en fin...sea cual sea el mensaje, no me importaría en absoluto que mel Gibson aún en tamaño pocket se apareciera en mi cuarto.

Disfrute sus vacaciones

un saludo




P.d.:tuve un novio que recitaba este speech desde "sons of scotland...", oh si...ya sé, no me diga nada...

Alelí dijo...

1 los caballos de los que habla se llaman "falabella"
vea ud. mismo
http://caballosfalabella.com/

2. yo soy una descifradora de sueños, me encantan...alguna parte pequeña de ud. está necesitando libertad (o vacaciones) y ya no sabe como perdírselo.

3. ya lo felicité en los del Mr. pero hago lo correspondiente aquí tb!

felicidad y vacaciones Yoni y un walker pá fljá

Sir Lothar Mambetta dijo...

¡¡¡¿¿¿A DIETA???!!!
¿PERO NO APRENDIÓ NADA DE GÜILIAM GUALAS?

Impresionante momento vivido con el enviado del mundo onírico.
Disfrute sus vacaciones, doctor. Usted sabrá si se las merece o no, pero aprovéchelas antes de descubrirlo.

Le mando un abrazo y sepa que estaré (como muchos otros) esperando sus relatos, maestro.
¡¡¡A orear el casco!!!

Pablo dijo...

Aunque hayas tenido un sueño homoerótico con Willian Wallace y hayas usaado este post para justificarlo, te banco... sabelo! jajajajaja!

Muy buen relato, se ve que andas necesitano vacaciones, cambiar de videoclú o ponerte cable! jajaja!

Buenas y merecidas vacaciones!

Abrazo

Guada GN dijo...

Ja, m´encantó el premio.
Y mire, le voy a ser honesta, después de mucho pensarlo, creo que el speach de William W como grito de guerra es terrilemente estúpido.
Al menos uno o dos deben haber pensado ¿eh? antes de ser arrastrados por el malón.
Yo también le hubiera tirado un zapatazo y que venga con algo un tanto mas práctico.
Pase uste´un excelente febrero mientra as yo trabajo... Y tenga cuidado con su dieta, vaya Dios a saber que otros discursos le van a traer.

Gregorio Kolbe dijo...

Genial el premio.

El relato... ¿qué decir? Me reí mucho. Es ya conocida para sus habituales lectores su magnífica capacidad narrativa. Impecable.

Con respecto a la interpretación de los mensajes de su mundo onírico, creo que es bastante claro: lo que usted necesita es un buen escocés y apagar el televisor antes de dormirse. Y de volverse a despertar, porque supongo que no apaga el televisor mientras sigue durmiendo. ¿O sí? Pregunto, porque con usté nunca se sabe.

Un saludo.

PD: cuando dije "un buen escocés" no me refería a un colorado barbudo que vistiendo pollera toque la gaita y que además sea amable, sino a... bueno... haga lo que quiera. No quiero ser responsable de que usté beba.

Carugo dijo...

No hay duda que la dieta no lo deja razonar.
El mensaje es clarísmo:
"Ius primae noctis" o el derecho de pernada. (o será "empernada"?) potestad que tenían los señores feudales de tener relaciones sexuales con toda doncella, sierva de su feudo, recién casada con otro siervo suyo.
El Wallace ese no empezó todo el quilombo por ese motivo?
Pero espere, espere que las cosas en el mundo onírico no son tan lineales.
Lo que le quiso decir esa personita chiquita con cara medio extraña no es que puede consumar el acto sexual con cualquier mujer (la Señora Bigud, lo transformaría en eunuco rápidamente) sino lo siguiente:

1) Mujer = carne
2) Apetito sexual = Apetito

Más claro, pongale salsa barbacoa

Dele nomás sin asco al asado de tira y al vacío y cuando vuelva, recomience la dieta.

Abrazo y buenas vacaciones!

Brynhild dijo...

Oiga, no era uno de los Peques??
Será que tiene que rumbiar para Escocia? (qué lindooo!!).
Somos muchos los que estamos a dieta, parece.. Yo, lamentablemente, no sueño esas cosas raras, será mi falta de imaginación, o será que estoy obsesionada con alguien entonces siempre sueño que el tipo está con otra, lo cual, es cierto. Bajón, ni siquiera en los sueños me aparto de la realidad. Morfeooooo!! Ponete las pilas!!!
Qué tenga MUY felices vacaciones, estimado Yoni.

Brynhild dijo...

Ah! Y felicitaciones por el premio!

Brynhild dijo...

Y 14.. !

Mecha dijo...

Sr Bigud,

Viniendo de una familia donde la mitad son irlandeses, debo decirle que creo fervientemente en la existencia de los duendes.
Ahora... eso de verlos, tirarles zapatazos y mantener conversaciones con ellos, no me parece de lo más factible, por lo que asumo que usted está consumiendo fármacos para dormir que le provocan profundas alucinaciones.

Yo le diría que cambie de droga, duerma más profundamente, y no recibirá ni duendes ni mensajes oníricos que no pueda interpretar.
Si necesita datos, avise... yo le paso las mías.
;¬)

Saludos!

A.R.N. dijo...

mire sir yoni, cuando uno recibe la visita de duendes lo primero que tiene que hacer es ofrecerles un obsequio, les gustan las canicas azules y los cigarros de chocolate.
paselo lindo en sus vacaciones
bes

dondelohabredejado dijo...

Lo felicito por su merecidísimo premio.
En cuestiones oníricas, no tengo la más mínima autoridad moral para opinar, ya que me visitan personajes de todo tipo, constantemente, y ya estoy acostumbrada, hasta diría resignada...
Que tenga excelentes vacaciones. Se las merece!!!
Un abrazo grande.

dondelohabredejado dijo...

Ah, y en lo posible, afloje con la dieta en vacaciones. Que el disfrute sea a pleno!!

Yoni Bigud dijo...

COMENTARIO GENERAL: MUCHAS GRACIAS A TODOS LOS QUE HAN RESPONDIDO HASTA AQUÍ, Y A LOS QUE RESPONDAN EN EL FUTURO.
NOS ESTAMOS LEYENDO EN UN TIEMPO.

UN SALUDO.

Minombresabeahierba dijo...

Sigo fascinado con el autito que le regaló su amigo K-paxiano.

Me dio lástima el viejito, quizás le venga bien para entender ese mundo onírico leer un poco "La Interpretación de los sueños" de Don Sigmund durante sus holidays.

Abrazo

Minombresabeahierba dijo...

Excelente la interpreatción del sueño del Profe Carugo!

Y no se olvide de agregar la salsa barbacoa

miralunas dijo...

y yo que venía a decirle...; bueh.
vaya, descanse y vuelva.
que yo ya me fui.
seleemo!

le dejo un abrazo, mire. y dispuesto a esperarlo hasta que vuelva. (tiene conservantes permitidos)

Mona Loca dijo...

Con William Wallace encarnado por Mel Gibson no, eh.
Todo tiene un límite.

Disfrute de sus vacaciones!!!

besos

Almafuerte dijo...

Lo más intrigante para mí no es descifrar el mensaje, sino el tamaño chiquito del guerrero y su caballo.

Bien podría haber sido uno de los barbudos de tamaño normal de Wallace, pero no. Era un guerrero escala 1:25. ¿Por qué????

Mr. Verbal Kint dijo...

No tenga duda, es la dieta. Ese tipo de proscripciones alimenticias suelen tener las más sorprendentes válvulas de escape.

Le agradezco la mención en su honorable y transitado espacio. No hacía falta. Disfrute de su premio y de sus vacaciones.

Saludos

laura dijo...

harrrmoso el premio y merecido, claro, si hasta dan ganas que se materialice y poder dar una vueltita

será una mezcla de dieta con falta de descanso...por decir algo, vio? aunque a estas alturas usted ya debe estar a pata suelta tirado por ahi y comiendo de todo tratando de recuperar alguno de los kilos bajados en los últimos tiempos

nos leemos Don, disfrute!!

Zeithgeist dijo...

Si supieras el suenio q tuve anoche. ayy si supieras.
Me fascinaría saber que PORONGA tengo en el subconsciente para que salgan a flote ESAS cosas.

Caro Pé dijo...

Pero...no era un pony no?

Felices Vacations Sr!!!

cleopatra dijo...

Felices vacaciones Yoni.

Hasta la vuelta

Mua