Extraña sucesión de infortunios que, poco a poco, fueron minando mi voluntad hasta transformar aquel viejo anhelo de triunfo en esta pacífica convivencia con el fracaso.

martes, 4 de enero de 2011

LA PERSONA ADECUADA

Síntesis del post: Confesiones de año nuevo. Tratamientos de belleza. Opinión. Monstruos. La persona adecuada. Brindis.



La señora, envalentonada quizás por el clima festivo, por el alcohol, por esa sensación de seguridad que se agiganta cuando se es un simple elemento dentro de una multitud, por ese frenesí confesional que se apodera de algunas almas durante la segunda o tercera hora de cada nuevo año o por razones que escapan a mi comprensión, o mejor dicho, a mi voluntad de comprender, se entrega a una explicación minuciosa de los distintos tratamientos a los que recurrió con el fin de realzar su belleza.

Muchos son los procedimientos que se han llevado a cabo en ese rostro. En ese físico en general. Cirugías convencionales. Avanzadas técnicas que solo se encuentran al alcance de los bolsillos más abultados. Productos con nombres extraños, difíciles o imposibles de pronunciar en la lengua de Cervantes. Prolongados tratamientos a base de fluidos corporales de bestias salvajes en peligro de extinción. Siliconas de última generación, con una vida útil de 2500 años y resistencia a temperaturas extremas. Tanza para pesca capaz de soportar la fuerza de dos tiburones blancos australianos sin cortarse, aplicada metódicamente entre la espina dorsal y el músculo de los glúteos, todo con el fin de mantenerlos erguidos y turgentes. Y algunas otras maravillas que en este momento escapan a mi memoria.

En fin… artillería pesada para combatir el paso del tiempo. Nada que no se haya visto antes.

Sin embargo la señora, sea esto tenido en cuenta por los opinólogos de turno, está feliz con su apariencia. Sí señor. Cómo no. Y sus amigas celebran los resultados mientras importan en las agendas de sus teléfonos móviles los datos de los profesionales responsables de semejantes proezas.

Desde mi humilde punto de vista la señora es un monstruo. Decididamente. Pero uno de esos monstruos que no rompen el espejo por la mañana. Y eso es lo único que en realidad importa.

La fiesta del nuevo año sigue su curso, y yo busco una mesa tranquila. Alejada de los reflectores. Una que tenga un vino en el centro. Algo de comida. Nada más.

A mi lado un viejito con cara de buena persona. Pelado, cejas abundantes, barba de tres días, ojos entrecerrados, dientes amarillos y espaciados, manos titubeantes y velludas en las falanges. Eso es todo lo que puedo decir de él.

Me sirvo un vaso de vino y le ofrezco con un leve gesto, así, sin cruzar palabra. Él me regresa un ademán afirmativo.

Noto que mira. Mira, estoy seguro, hacia la mesa de la señora monstruosa. A ella en particular. Y lo hace con aversión, dejando traslucir un sentimiento que solo puede haber germinado a través de los años. Con la convivencia. Con las tostadas de la mañana. Con las películas de Clark Gable. Quiero decir, hace mucho pero mucho tiempo.

Le sonrío, no sé con qué fin. Él me devuelve una mueca agria. Una sonrisa. Su sonrisa. La mejor que tiene en estos primeros minutos del año.

Levanto mi copa y brindamos. Me gusta pensar que ambos estamos, en este instante, en compañía de la persona adecuada.


Feliz 2011, le digo.

No quiero vivir más, me dice.

Y brindamos de nuevo; cada uno, creo yo, con la esperanza, la íntima pretensión de ahuyentar sus propios monstruos, sean ellos internos o externos.


Tengan ustedes muy buenas noches.

39 comentarios:

Pablo dijo...

Che, no sería uno de los viejos cascarrabias de los muppets? Te acordas? jajajaja!

Feliz 2011, me alegro que le hayas sacado el jugo a semejante anécdota! Yo empecé el 31 a la tarde y creo que desde las 9 de la noche en adelante no puedo contar demasiado! jajaja! El alcohol se encargó de matar las últimas neuronas que hacían sinapsis...

Un abrazo!

El Gaucho Santillán dijo...

Bueno, todavìa estoy en piloto automàtico, pero la anècdota me dejò pensando.

Cuanta gente vive de lo superficial, y cuando mira para adentro, ve que no hay nada por lo que seguir adelante.

Este año me fue bien. No me amarguè.

Saludos

Completo desconocido dijo...

Yo no calificaría como "la persona adecuada" a una que manifieste tan suelto de cuerpo a un completo desconocido no querer vivir más, excepto si lo hace como parte de una aseveración jocosa. Que no parece ser el caso.

La otra excepción sería que sea una mina que me guste, preferentemente tetona. Pero no como el monstruo, que entienda

fea dijo...

a mi me picaron los mosquitos, como NUNCA en mi vida... que lindo cenar al aire libre, no?
... no tengo mas declaraciones

Nefertiti dijo...

La posición del viejo me parece definitivamente la adecuada. Siempre digo que en el momento en el cual deje de ser productiva y empiece a ser una molestia para los que me rodean, voy a querer morirme.
Nada de fuentes de eterna juventud, que la gravedad haga lo que tenga que hacer.

Yo que el viejo me aseguraba un buen veneno para brindar...

Almafuerte dijo...

Agudo y empático lo suyo, como siempre. Hermoso.

Sepan los aspirantes a imitadores de Yoni: cualquiera puede ser un comentarista malvado y burlón de las mediocridades contemporáneas.
El ingrediente secreto es la empatía del observador, y eso no es para cualquiera.

He dicho.

El Mostro dijo...

"A mi lado un viejito con cara de buena persona. Pelado, cejas abundantes, barba de tres días, ojos entrecerrados, dientes amarillos y espaciados, manos titubeantes y velludas en las falanges." ¡Era yo! ¡Era yo!

laura dijo...

usted ya sabe Don... yo aún estoy reflexionando sobre esas tanzas que mencionó, sinceramente habia escuchado algo sobre hilos de oro, pero bueno será cuestión de presupuestos

tampoco puedo dejar de nombrar las falanges velludas del señor en cuestión y la barba de tres días...mire no me haga pensar eso que siempre digo que me encanta una barba asi, me va a sacar las ganas usted

repito mis primeras palabras: usted ya sabe Don yo siempre, siempre me voy a detener en sus detalles

besos



ah los 2500 años de vida útil de la silicona le juro que es para repensar en un futuro si quisiera hacerme alguna refrescadita

Anavril dijo...

Mire usté, por lo que cuenta del pobre hombre no parecería estar en condicion de afrontar semejantes tratamientos...o a él no le queda nada...no?

Oiga! Cada uno se detiene donde puede!!!

Y si la deja por la secretaria? No estarían mas felices ambos? Porque la verdad que usar toda esa inversión en el de siemp..okokok disculpas, me dejé llevar.

Feliz año Don Yoni!

Julieta dijo...

Qué mala onda ese viejo amargo !!
Eso te pasa por andar brindando con cualquiera..
Saludos ..

Lelé dijo...

La flauta! Quá gracioso me resulta el drama así, al desnudo. La respuesta a "Feliz 2011" es de una comicidad descarnada.

Estrella dijo...

Este año me fue bien, no me amargué, dice el gaucho santillán.
Está muy bien!
Dejo de pensar en los recauchutajes, no sirven para nada, solo para dar cuenta de que una está recauchutada.

cleopatra dijo...

Es fantástico el contraste...por un lado una dama entrada en años que cree que puede ganarle al paso del tiempo y por el otro un hombre que sabe que el tiempo lo alcanzó.

Dos formas de encauzarnos hacia la muerte...creyendo evitarla (el monstruo) o aceptando la acechanza.

Excelente, realmente...excelente.

Muy feliz año para vos Yoni

Dany dijo...

La próxima va a tener que tomar algo más fuerte. No es posible comenzar el año escuchando semejante confesión. Ahhhh estoy en "tachame la doble"....ahora entiendo.....tienen tantos blogs uds.....

Pasela lo mejor posible...o cero al as. Me gusta leerlo.

Javier F. Noya dijo...

Un relato de aquellos. Estos vinos de principio de año han dejado su huella terapéutica en su escritura. Dejo agridulce pensar que ese brindis, quizá, sea el golpe mágico con el que se cumplirán los deseos de ambos. Pero al digerirlo, el hombre anciano no estaba tan mal encarado: hay que saber cuándo es el momento de irse, pues seguir quedándose puede ser un triste grotesco. Saludos.

Yoni Bigud dijo...

Pablo: No sé si era uno de esos viejos, yo tampoco veía demasiado bien.

Gaucho: Eso es suficientemente bien.

Completo desconocido: Usted y yo, es evidente, somos muy distintos. Lo adecuado para uno, no lo es para el otro. Pero coincidimos en las tetonas, eso sí.

fea: El aire libre tiene lo suyo. No quiero profundizar.

Nefertiti: Son decisiones que deben dejarse madurar. Por ahora, vino tinto y lechón.

Almafuerte: Ha dicho. Y le digo, muchas gracias a usté.

Mostro: Su barba tiene tres meses. No tres días, y menos tres pelos.

Laura: Y a mí me gusta que los perciba. A los detalles me refiero.
Tenga cuidado con esas siliconas. Algunas me han dicho que duran solo 1200 años.
Muchas gracias a usté.

Anavril: Sí, es como se dice por ái. Mejor tres de veinte que una de sesenta. Y si son secretarias mucho mejor.
Feliz año para usté.

Julieta: Ese hombre no era cualquiera. Cualquiera me hubiera dicho 'che, qué lindo culo tiene la piba de la mini azul'. No quiero vivir me parece una declaración maravillosa.
Muchas gracias a usté.

Lelé: Coincido con usté. Comedia y tragedia hacen una excelente pareja cuando van de la mano.

Estrella: Y lo bien que hace. No es lo que uno se ponga, lo que uno se haga, sino cómo lo lleva.
Feliz año para usté.

Cleopatra: Dos posturas frente a la vida. Muchas gracias a usté, y feliz año.

Dany: Bienvenido también aquí. Hacemos lo que podemos.
Muchas gracias a usté, y feliz año.

Javier: Bienaventurado aquel que sabe distinguir los momentos.
Muchas gracias a usté.


Un saludo.

Carugo dijo...

Podría decirle que es un relato exquisito, como tantos otros de su autoría pero me ha dejado un sentimiento extraño.
Tal vez porque alguna vez me he sentido como usted en una fiesta de fin de año y también como el viejo brindando con sus exactas palabras.
Excelente.
Escuchemé una cosita:
Podría aflojar con la perfección en lo que hace?
Ya se me agotaron los elogios y no soy tan bueno como para encontrar otros.
Abrazo y feliz año!

laura dijo...

y 18!!!

dondelohabredejado dijo...

Qué bueno comenzar el año compartiendo brindis con un ser auténtico. Usted se lo merece. Mis mejores deseos para este año, todo lo mejor para usted, su familia, su carrera de escritor..
Un abrazo.

Brynhild dijo...

Y.. al final ninguna cirugía puede recauchutarte por dentro. Calculo que la señora toda "cirugiada" cuando esté en soledad, se sentirá tal cual el pobre viejo.
Buen comienzo de año, Yoni, el mío viene complicado :(.

LA NOVIA dijo...

Mire que terminar el año con dos personajes tan antagónicos!!!!

Nunca un término medio???

Para mi que el señor era el ex marido de la señora, que habiendo quedado financieramente fundido por los excesos quirúrgicos de su mujer, lo único que le queda es morirse... Y porque ella lo dejó por un personal trainer de 37 años...
Y por esa manía de querer parecer su hija, cuando en realidad es un par de años mayor que él...
Y podría seguir un ratito más, pero no quiero...

Buen relato Joni, me encantó!!!

Besote

Blonda dijo...

Eso pido, un año en el que cada uno pueda ahuyentar sus propios monstruos y fantasmas.

Es lindo leerlo, sépalo.

beso y gran año.

miralunas dijo...

escuche, mi altamente estimado, hoy ando plagienta y desmañada, así que adhiero a Almafuerte y Carugo en cada una de sus letras.
y agrego por lo de único e irrepetible: qué placer su humor, su mirada a las cosas y su fina puntada final.

que nos siga en el 2011! (que también ando egoísta)

Elvis dijo...

Tiene pinta de que ese pobre hombre fué quien se encargó de pagar todas las operaciones de la señora en cuestión... o que era su ex-señora, o que le dió calabazas, vaya usted a saber. Lo que está claro es que a él no le era indiferente.

Saludos cordiales y feliz 2011.

Javier F. Noya dijo...

Vuelvo porque se me redondeó la idea, más parejita, lisita como bola de billar. Lo más notable del relato es que se produce una relación entre el grotesco de quien no acepta su momento y quien lo recibe con despiadada lucidez. Entre el viejo y la mujer se produce ese contraste, que en su tinta resultó notable. Paradojal, pues el decrépito es quien despierta simpatía. Saludos.

Minombresabeahierba dijo...

Mire, yo siento una gran ternura por los Monsters Inc., es que los montruos verdaderos no vienen de celeste..como mi exsuegra que la tengo en Zona de Exclusión hace ya un par de años.

Todo un tema los monstruos internos,los míos son hábiles y se disfrazan hasta de Carmelitas Descalzas..

Abrazo

Samain dijo...

Permítame decirle que usted ve gente con cara de buena por todos lados. Quizás sea una proyección de su inconsciente, no cree?

Le deseo un feliz año nuevo, para usted y los suyos. Levanto un vaso descartable de café berreta. Como le tengo aprecio, prometo no ofrecerle un poco.

Pablo dijo...

Es un brindis original, se lo concedo.

Ya que estaban en esa tesitura bien pudo decirle que en una de esas en el 2011 se le daba y espichaba.

Como que redifine eso de "los mejores deseos" ¿no?

Etienne dijo...

Son raros esos momentos en que uno percibe esa rara conexión de dos almas que aún desconocidas se saben cómplices en esa situación.
Y fueron el mejor dúo de la historia.
En ese brindis está lo mejor, que es el porvenir.

Gran texto gran!!

Abrazos y mejor 2011!

LadyMarian dijo...

A la mujer me la imagino parecida a las Bratz. Por si no las conoce, aquí tiene a las muñecas Bratz.
Espero que no haya tenido que conocerlas por la pequeña Yoni.

Me gustó mucho el relato pero espero que no sea algo que usted vivió porque, para mi gusto, el viejo es demasiado oscuro como para acompañar en un comienzo de año. Sí, esa mujer era peor pero la próxima hay que buscar alguien menos sombrío o estar solo.

Besos

Mona Loca dijo...

A mi lado un viejito con cara de buena persona. Pelado, cejas abundantes, barba de tres días, ojos entrecerrados, dientes amarillos y espaciados, manos titubeantes y velludas en las falanges

Lombrosiano.


Qué cruel puede ser usted con las señoras que sólo queremos vernos más lindas...

Ahora, lo de la tanza esa no la conocía, dónde se puede conseguir el teléfono del Centro de Estética ése?

Mr. Verbal Kint dijo...

Su anécdota está llena de sabiduría, como siempre.
Y el único monstruo que tengo a mano es el cd del "Mostro Sebastian", que incluye todos los éxitos para bailar el 31 a la noche cuando el alcohol está en su punto más alto. (infaltable "movidito, movidito" y "falsa como besito de suegra")

Saludos

A.R.N. dijo...

brindo con usté por el regalo de sentirse acompañado por la persona indicada, sentado en el lugar que le pertenece y tambien brindo porque cuando no sea asi haya mucho vino para que no nos demos cuenta.
besito sir yoni

Yoni Bigud dijo...

Señor Carugo: Yo creo que todos hemos visitado los extremos alguna vez.
Muchas gracias a usté por sus amabilísimas palabras.

Laura: Bien ahí.

Marina: Me alegra verla rebosante de salud. Muchas gracias a usté.

Brynhild: En soledad uno admite cosas que de otro modo no se verían. Muchas gracias a usté.

La Novia: Para mí que era el marido, sin ex. Y también infiero al personal trainer.
Muchas gracias a usté.

Blonda: Salud. Muchas gracias a usté.

miralunas: Muchas gracias a usté por sus siempre amables palabras hacia mi persona.

Elvis: No le era indiferente, está claro. Muchas gracias a usté.

Javier: Quedó redondito. Yo creo que siempre es el más débil el que genera los sentimientos más nobles. Muchas gracias a usté.

Minombresabeahierba: Hay tantas formas y tamaños de monstruos como personas en la tierra. Y por qué no, habrá algunos que sean celestes. Muchas gracias a usté.

Samain: Sí, soy muy inocente en algunas apreciaciones. Hay gente que me lo ha probado.
Salud. Muchas gracias a usté.

Señor Pablo: Yo creo que el segundo brindis resume su apreciación.

Etienne: Es claro que la complicidad no pasa por el mutuo conocimiento, tiene toda la razón.
Muchas gracias a usté.

LadyMarian: Por fortuna no conozco esas muñecas. Y espero no conocerlas.
Las luces y las sombras son, en el fondo, una cuestión de apreciación.
Muchas gracias a usté.

Mona: No me tome por cruel. Hay señoras y señoras.
Por la tanza debe dirigirse a una casa de pesca. Hay muchas en la ciudad.
Muchas gracias a usté.

Mr. Verbal Kint: Terrorífico monstruo el que nos describe.
Muchas gracias a usté.

A.R.N: Salud. Lo más importante es no darse cuenta, porque las situaciones ideales son la excepción.
Muchas gracias a usté.


Un saludo.

Guada GN dijo...

Así no sabría decirle si da gusto empezar el año.
Yo lo empecé en lo de mi cuñado... Y está bien, no era para decir No quiero vivir mas... Pero hubo un par de momentos...
Que tenga uste´un excelente 2011, camino al fin del mundo.

Yoni Bigud dijo...

Guada: Muchos son los motivos para no querer vivir. No sé cómo califica su cuñado.
Felicidades a usté.


Un saludo.

Zeithgeist dijo...

la mierda, tenes tus momentos vos uh?

eMe dijo...

No querría tener que "sostener" ese brindis, qué miércoles se le dice, eh? "qué se cumplan todos sus deseos", por ejemplo???

Mi año nuevo fue por demás complicado y casi me agarra en Luis María Campos y Federico Lacroze sin poder llegar a ningún lado, mire lo que le digo. Si estaba cerca del viejito le proponía un pacto suicida y listo, todos contentos!

Yoni Bigud dijo...

Zeithgeist: Ya lo creo.

eMe: El destino, en esta oportunidad, no lo quiso. Celebro eso.

Un saludo.