Extraña sucesión de infortunios que, poco a poco, fueron minando mi voluntad hasta transformar aquel viejo anhelo de triunfo en esta pacífica convivencia con el fracaso.

martes, 5 de julio de 2011

OVEJA MARRÓN VERDOSA

Síntesis del post: Discusión entre madre e hija. El Rulo. Oveja marrón verdosa. Movida de ajedrez. Conclusión.

Tenemos esta encendida discusión en la cola de ‘envíos a domicilio’ de un prestigioso supermercado. Protagonizan el triste espectáculo una madre y su hija adolescente. Observa sin discreción alguna una señora regordeta que ocupa el sitio inmediato posterior en la mencionada hilera. Y justo detrás, a una distancia más prudente aunque con la misma ausencia de escrúpulos, yo. O sea, nosotros, dado que en estos últimos tiempos hemos estado yendo a todos lados juntos.

La cosa es más o menos así: La hija quiere realizar un viaje de ochocientos kilómetros junto a su novio al solo efecto de verlo tocar la guitarra el día sábado en un boliche de Villa Carlos Paz, y la madre, obviamente, está en desacuerdo con el plan. Pero no un poco en desacuerdo. Muy en desacuerdo. Del todo en desacuerdo. Con el método, con la oportunidad, con la distancia y –asumo- con la relación en sí misma, que al final del día es la causa inmediata, mediata o remota (eso se puede discutir) del bendito plan que le amarga el rato.

Resulta que el Rulo, o el peludo inútil ese (así lo individualiza su suegra sin pedir permisos ni perdones), toca la guitarra en una banda. Oveja marrón verdosa se hacen llamar, los muchachos. Y no solo toca la guitarra, sino que además canta. De hecho es el alma máter de la agrupación. Y está llamado a ser uno de los grandes íconos de la música nacional de la década en curso. Bueno, está bien, esto último lo agrego yo, pero sería muy útil que la señorita pusiera un poco de énfasis en resaltar las cualidades positivas de su media naranja en vez de seguir embarrando el proyecto con argumentos de dudosa calidad y procedencia. De nada nos sirve saber que no va sola, que Silvana va con ella, ya que a juzgar por el semblante abatido de su madre ni bien escucha la buena nueva, el hecho se parece mucho más a un agravante que a un aval o una garantía.

De cualquier modo debo confesar que a mí ‘Oveja marrón verdosa’ me parece un nombre fantástico. Un derroche de creatividad que insinúa un costado genial del Rulo, aunque la suegra ingrata se niegue a reconocerlo. Un peludo inútil no se descuelga con ese ‘Oveja marrón verdosa’ para bautizar a su banda. Directamente le pone ‘Los prepucios inflamables’, o ‘Rulo y los coconautas’. Sin embargo este muchacho es distinto. Tiene pasta.

La discusión recrudece, un poco gracias a la inflexibilidad de la madre y otro poco a que la adolescente, a todas luces desprovista de un asesoramiento técnico adecuado, continúa agregando apellidos ilustres a su oprobiosa nómina de acompañantes. Definitivamente el Caracol, el Garoto, la Gallega y el Muerto no gozan del prestigio requerido para mantener a buen resguardo la honra de la familia, sino que más bien parecen certificar, con su sola presencia, el destino trágico de la empresa. El hecho resulta más que evidente para la señora regordeta, que alza los ojos y se muerde el labio inferior como implorando al cielo que esta chica pare de echarse tierra encima. Y, de más está la aclaración, también resulta evidente para mí. Para nosotros. Pero no se nos mueve un músculo de la cara. De ningún modo vamos a hacer nada que provoque que se sientan observadas, ya que ello podría frustrar la escalada de violencia tan necesaria a los efectos de este humilde artículo.

‘¡Bueno basta! ¡Ni oveja marrón verdosa ni carnero verde azulado! ¡Mientras vivas en mi casa y con mi plata vas a hacer lo que yo te diga!’

Bien jugado. En ajedrez eso se llama movida obligada. Es cierto que es una maniobra arriesgada porque la nena ya es grandecita, tiene lo suyo y parece caminar por esa delgada cornisa que separa el mamá puedo del portazo definitivo; pero lo dicho, dicho está, y no hay vuelta atrás.

El silencio de la hija parece jugar en contra de aquellos que clamábamos por una lucha en el barro, pero fundamentalmente en contra de los intereses del Rulo, y de Oveja marrón verdosa. No aparece la réplica. No hay un argumento de última hora, un manotazo salvador que la deposite en la ruta.

Y eso es todo. La nena no está madura, damas y caballeros. Le gusta el Rulo, sí, pero no tanto como para cortar el cordón umbilical. No tanto como para provocar un enfrentamiento épico. Tal vez una escaramuza como la que acabamos de presenciar, pero no mucho más. Se sella en este acto no solo el futuro del viaje, sino el de la relación toda. Pasará el Rulo, en un mes o en un año, a lo sumo. Y quedará, quizás, algún disco de Oveja marrón verdosa oculto en un terroso arcón, justo debajo de un conejo de peluche, una rosa seca o un diario íntimo.

Al cabo de unos minutos llegamos por fin a la caja y pagamos. O pago, porque a la hora de sacar la billetera resulta que nadie vino, que soy yo el que imagina personas y cosas.

En fin… peor para ustedes. El sábado pensaba llevarlos a Córdoba para ver el recital de Oveja marrón verdosa, pero ahora se van a tener que conformar con Carnero verde azulado. Mientras sigan viniendo a mi casa y haciéndome pagar las cuentas van a hacer lo que yo les diga.



Tengan ustedes muy buenas noches.

44 comentarios:

Mariano dijo...

Mire, siempre es mejor que la nena encare preguntando si puede ir ver a "Oveja marrón verdosa" que decir, lisa y llanamente, "mamá, me voy a ver al Rulo". Digamos que no suena muy bien que digamos.


No, bueno, el día que yo tenga una hija, que ni se le ocurra venirme con un planteo de esa envergadura, valga la redundancia. Pst, qué se cree, ya va a ver, mocosa de mierda...

Mariano dijo...

Ah, no sé si suma, pero tengo un primo que supo gastar pisos de escenarios al frente de "Gargajo Violento", una agrupación punk de dudosa calidad que, si alguna vez le dieron espacio en más de un pub del conurbano, fue sin lugar a dudas, por el golpe de efecto del nombre.

Ya lo decía Juan José Bancorrío, "el nombre es lo más importante que uno puede tener".

Alelí dijo...

me hiciste reír un rato pero al segundo siguiente me preocupé, mi niña está en los albores de esa etapa y si llega a venir con un peludo, si llega a venir con un peludo...si se le ocurre impertinentemente ponerse de novia con un peludo músico...ayyyyy pedirle a dios con los ojitos es lo más barato, te digo.

vago, atorrante, bien por la madre!

Dany dijo...

La que evidentemente esta verdosa es la chica que seguramente verá por TV al Rulo con su disco de platino acompañada de su novio, un joven contador.
Lo que si veo es que cada día vía conversaciones de celular o como en su caso en colas de espera uno tiene una fuente inagotable de relatos. La gente ya no tiene pudor, ni la que habla, ni la que estira la cabeza para escuchar.
Abrazo!

El Mostro dijo...

"yendo a todos lados juntos" Ahá. ¿Y eso es bueno o es malo? Yo particularmente odio ir a hacer compras con la señora mostra. En realidad odio ir al supermercado, solo o acompañado.
Pregunta clave ¿que edad le adjudica a la niña? Porque todo se lee distinto si parece de 15 o de 22.
Yo la conozco a la Silvana, es una casquivana, esa chica no es trigo limpio. ¿Silvana lo inventaste vos, no? son nombres extintos, como Adriana o Claudia.

‘¡Mientras vivas en mi casa...’ Jamás hemos usado ese argumento. Los riesgos son terribles. Ver por ejemplo este ejemplo de autoridad mostra.


Por último, los tuyos son los únicos post largos que leo. Sentite orgulloso.

El Gaucho Santillán dijo...

El ùnico grupo que sigo a todos lados, es "Kotorra Kon Katarro", que hacen "Anti Black Rock", pero de forma civilizada, y que me hizo descubrir "Tertulio, el aombroso hombre Mondiola".


Esto de Oveja, le quedaba bien a Telch, nada mas.

Un abrazo.

Gabrielli dijo...

El supermercado da para todo. T-O-D-O.

Sr Bigud, debería dedicarse a asesorar a adolescentes en lo que a excusas y fundamentos se refiere para lograr sus cometidos. En serio, conseguiría mucha clientela... y juicios de los padres, pero es lo de menos.

Bien por la madre que no amilanó con la piba simplemente por una amenaza cualquiera o gente presente. No llegó a la "filosofía de la alpargata" pero por ahí andaba...

Sí aún no soy padre. Se nota????

Sir Lothar Mambetta dijo...

Lo bueno de que nos lleve con usted al super es que nos robamos de todo. Eso sí, si alguien me cambia estos sobrecitos de crema de enjuague. Usted ya sabe que no los necesito.

Excelente su relato (si le digo siempre lo mismo es por culpa de su talento).

Un abrazo, doctor.

Mecha dijo...

Se ve que la corderita estaba más verde que marrón, en eso coincido con usted.
Pero me permito además hacer una análisis sociológico del caso.
El problema es que los adolescentes quieren la oveja, los corderitos y la máquina de hacerlos al asador, vea! Pero no están dispuestos a perder nada a cambio, y se quedan en casa con los matecitos de mamá y las tostadas de pan de campo.

Y así es como esa falta de sana rebeldía se extiende hasta los 40 años, con las consecuencias que eso acarrea...........

Una pena, vea!


Bai de güey, essscelente relato, Don Yoni, como ya nos tiene acostumbrados.

Pablo dijo...

Contra lo que dice Dany, yo creo que la historia puede tener otro final: Rulo se hace contador, se corta el pelo y se casa con la niña.

Reunión de contadores. Un futuro distante pero no tanto. 22:48 hs.

- ..y yo tenía una banda. ¿Cómo se llamaba? ¡Ah, sí! "Oveja marrón verdosa".
- Ja, ja. No te puedo creer ¿y qué decía tu suegra?
- No me hables de esa vieja de mierda.


Ahora, yo la banco a la vieja de mierda. "Oveja marrón verdosa" es un nombre horrendo.

El Mostro dijo...

Concuerdo con el análisis de Mecha. Lo mejor es dejar la heladera vacía y no lavarles ni plancharles la ropa. Yo ya me saqué de encima a dos. El restante aprendió a cocinar y usa la ropa arrugada.

Atte.

La condesa sangrienta dijo...

Mire querido, yo voy al super como oveja al matadero, porque no me queda más remedio. Así es que no cuente conmigo la pxma. vez, y si quiere le mando al conde que disfruta del paseo y en la cola mira colas.
Pero no se confíe demasiado, debajo de la piel de oveja puede estar escondido el lobo. Especialmente si la piel es marrón verdosa.
Saluti!

Pablo dijo...

Pero qué desfachatez, si uno fuera el Rulo estaría en su atuendo sin lavar por meses esperando que la purreta acceda y que se pelee con quien tenga que hacerlo... ahora ya a esta edad se me erizan los pelos de la espalda de pensar en estas cosas, me agarra taquicardia de solo pensar en satrapas como yo rondando a una dulce señorita verdosa!

Muy bueno y divertido!

Abrazo

Pablo dijo...

Y 14! Ja!

Abrazo

Yoni Bigud dijo...

Señor Mariano: Descuento que el planteo de su futura cría no le va a sonar bien. La cuestión es quién va a ganar la batalla.

Señor Mariano: José Bancorrío no se equivoca. Gargajo violento es un nombre de alto impacto.

Alelí: Nadie quiere a un peludo de regalo en la familia. Eso es seguro.

Dany: Hoy en día está muy de moda la publicidad de la vida privada. Me enorgullezco de ser un estirador de cuello profesional.

Mostro: Mire, para mí la nena tendría unos 16 añitos.
Tiene razón con lo de Silvana. En rigor de verdad es el nombre de una novia que tenía mi hermano hace unos 25 años. Como diría Dolina, marcaba uno treinta y cuatro la milla.
Excelente su ejemplo de autoridad mostra. Así se maneja a una criatura.
Muchas gracias a usté. La idea es lograr que por lo menos algunos de ustedes sigan viniendo, sin claudicar con la cantidad de renglones.

Gaucho: Sí, el mote nomás. ¿Usté vio fotos de la oveja Telch?

Gabrielli: Mi asesoramiento, en el tema que sea, cuesta caro. Ese no me parece un mercado exprimible.

Sir Lothar: Yo se los cambio por esta planta de lechuga mantecosa.
Muchas gracias a usté.

Mecha: Ah sí, el sueño de la eterna adolescencia. Hoy se convierte muy fácil en realidad.

Señor Pablo: Ajustándome a la descripción de la suegra debo confesar que no imagino al Rulo como profesional. A lo sumo podría llegar a la reserva de Nueva Chicago, pero sin cortarse el pelo.
No se meta con Oveja marrón verdosa eh.

Mostro: El último siempre es el que más cuesta.

Condesa: Sí, sí, présteme al conde un ratito que me lo llevo a mirar colas.

Pablo: La gente como usted al final obtiene que le paguen con su misma moneda. Le van a salir todas pibas. Y ligeras de cascos.

Pablo: Bien ahí.


Un saludo.

Viejex dijo...

Me quedé intrigado con como sonarán los OMV. ufa.

(Impresionante el diálogo del Mostro con la menor. Si es cierto, el tipo es un capo)

Elvis dijo...

No subestime a la jovencita... Seguramente sólo hizo un alto en el combate para no hacerlo en público y no salir en la prensa, pero seguro que al llegar a su casa reanudó la disputa... Eso sí, el resultado final siempre será una incógnita. Lo mismo va a ese concierto y se la encuentra allí agarrada a una cerveza barata...
Abrazo.

Any dijo...

Yo lo banco al Rulo y quiero ir a Córdoba a ver como suena Oveja Marrón Verdosa, asi que a mi llevemé.
Eh ... ? ah no pagar la cuenta no, ni ahi. Algún día serán famosos y los escucharé en la radio y recordaré que los conocí aqui mismo, en su blog.
(Rulo y los coconautas no está mal, debió haber terciado en la conversa para proponer la idea y de paso distraer un poco a la madre)

Salu2

Nefertiti dijo...

La chiquita esta no es ninguna tonta. Evaluó rápidamente las consecuencias del llamado "portazo final" y evidentemente el Rulo no le llega ni a los talones a la cena lista de la madre, al techo sin costo, o a la ropa lavada y planchada.
Resignar todo eso por un fin de semana? De ninguna manera

Etienne dijo...

Qué feas esas épocas en las que había que arrastrarse para que los progenitores nos financiaran un vicio; de ahí provienen las heridas más profundas de mi orgullo.

La nena desaprovechó una inmejorable oportunidad de sacarse de encima a la vieja y lanzarse a la vida bohemia con el Rulo. Eso o se la vio brava, conociendo el "talento" de su medio limón.

Para mi que la Silvana esa tiene algo con el Muerto y el baterista... los tres juntos!

Abrazos!!

VACACIONES EN ROMA dijo...

Ajà...asì que gastando plata en Jumbo, porque usted estaba ahi, verdad??

Yo le digo que en lugar de " la nena " me escapo, asì sin pensarlo, me voy a ver al Rulo al fin del mundo.

No estoy en condiciones de hacer declaraciones, todo lo que diga puede ser utilizado en mi contra, yo me fui a vivir con un sr. el primer dìa que salì con èl, no era menor de edad, pero en casa fue tal el escàndalo que se armo que ni le cuento, pero me fui igual y no me arrepiento de " ese amorrrrr "

Yo no pago ninguna cuenta de supermercado, ya pague demasiadas en mi vida y menos de Jumbo.


Excelente como siempre sus relatos.
buenas noches a usted.

Shimmy dijo...

Yo tengo muy en claro el asunto de mi hija y sus futuros novios. No voy a tener ningun problema en que vengan a casa o que se vayan de viaje, siempre y cuando el sujeto en cuestión tenga grado en ciencias económicas, haya sido educado en una buena familia, sea respetuoso, prolijo, limpito, sano, deportista, es decir... un pelotudo, o mejor dicho, igual a mi.

Mire que si para pagar con cambio necesitaba unas moneditas yo algo tenía...

MAGAH dijo...

.jajajajajajjjjjjjjjjaaaaaaaaaaaaaaaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjaaaaaaa...y esta son las cosas que hacen que yo a usted lo quiera más allá de ese feo aspecto negro grisáceo un tanto duro e inexpresivo tras el cual usted esconde esta terrible sensibilidad para quedarse atento a los pormenores de un griterío femenino en la cola de un súper y todo, todo por Rulo y esa cosa apetecible que los jóvenes manifiestan entre las piernas, el arte y la intelectualidad.
Genial! Me felicito hoy por amanecer con usted

Yoni Bigud dijo...

Señor Viejex: Hubiera pagado la cuenta entonces.
Impresionante, sí.

Elvis: Puede ser. De cualquier modo encontrarla agarrada a una cerveza barata no es el peor escenario.

Any: Escucharlos por la radio no será lo mismo, pero allá usté.
¿Rulo y los coconautas? ¿Está segura?

Nefertiti: ¿Quién dijo que los adolescentes no miden riesgos? Una subestimación imperdonable.

Etienne: Sospecho lo mismo que usté, ella lo vio tocar, y sabe los bueyes con los que ara.
Esa Silvana es bravísima, vea. No descartaría su hipótesis.

VER: Hay quien dice por ái que dos horas son suficientes para conocerse. Usted es una prueba de ello.
¿Cómo supo que estuve en Jumbo?
Muchas gracias a usté.

Shimmy: A usté le veo un futuro negro con eso.
Traiga pacá esas moneditas.

Magah: Mi feo aspecto negro grisáceo un tanto duro e inexpresivo tiene lo suyo. Mi mamá me lo dice todo el tiempo.
Muchas gracias a usté.


Un saludo.

Carugo dijo...

Señor Bigud:

El Rulo acaba de pasar la línea que divide el éxito del fracaso.
Para desgracia de él (tanto en el amor como en la popularidad) rumbo a lo segundo.
La madre tiene razón: la banda ni siquiera tiene una página web o figura en My Space.
(Sí lo googleé...)
Usted sabe de esto: cero promoción=cero ventas.
De qué van a vivir si no ganan un peso?
Dígale a la señorita que si quiere un baterista con futuro le puedo presentar al hijo de mi mujer.
Hoy está sin novia, es diseñador gráfico y, toca muy bien (y encima por Zona Norte, nada de Córdoba).
No me cree? Escuche, escuche

ESTO

(Sé lo que piensa y tiene razón. Hay que hacer lobby para que abandonen el nido...)
Abrazo!

VACACIONES EN ROMA dijo...

Yoni

Que pregunta....como supe que fue a Jumbo, yo sè todo Yoni y lo que no sè lo presiento o le paso raspando.

Ud. sabe bien como somos las mujeres, me extraña...

Le mando saludos.

laura dijo...

le voy a decir solo una cosa, entre la señora suegra del Rulo y usted hay una pequeña (ponele)diferencia nomás y es que usted es hombre

en lo demás, señor, usted es igual de autoritario que esa mujer

saludito

Yoni Bigud dijo...

Señor Carugo: Su desvergonzado intento de colocar al hijo de su mujer me indigna. Hay que hacer algo para que abandonen el nido, sí, pero no agarrarlos a picotazos para que caigan al vacío.
En fin... voy a ver qué puedo hacer, el material es bueno.

VER: Ah, sí, el sexto sentido.

laura: Las cosas que me dice. Yo soy un ejemplo de democracia y tolerancia, sepaló.


Un saludo.

La que vive al lado dijo...

No podés hacerme reír así (y que me miren con cara de que estoy loca...bah, ya lo saben).
Ojo, no sé si los nombre alternativos que pasaron por ahí no serían más del agrado de las discográficas. Creo que el Rulo, debería replantear el nombre de la banda.
Por otro lado,en tu relato, veo esa subjetividad masculina que lleva a muchos hombres a agruparse para luchar -infructuosamente- contra paradigmas fuertemente establecidos en nuestra sociedad (traducción: ¿por qué, automáticamente, los hombres defienden a cualquier espécimen de su género sin importar la gansada que esté diciendo???)

Para mi que al Rulo, el año que viene, lo encontramos de pelo corto y traje trabajando para la empresa de papá...

Saludos!

PD: ¿podrías decirle a "Dany" -3º comentario, creo- que no relate de esa manera mi vida privada? Te lo agradecería? jajaja!

Ouchurus dijo...

A mi hermano le decían Rulo en la secundaria...cada tanto reflotamos el sobrenombre, como para que no pierda fuerza.

Y la chiquita ésta que usted cuenta,un bife bien puesto y a llorar al campito, ¿a Córdoba?!! Pero en qué cabeza cabe???

Ya me lo estoy imaginando a usted en unos añitos en la cola del super, a los gritos con pequeña Yoni.

Por las dudas no escupa al cielo

saludos querido

Cris dijo...

Don Yoni , ya pasé por esas etapas , por experiencia le digo , terminan llendose a ver "La Oveja marrón con el Rulo verdoso", y la billetera , sigue siendo la MIAAAAA !
Saludinguis
Cris//mujeresdesincuentay

Bugman dijo...

Señor Bigud, tal vez "Oveja Marrón Verdosa" no esté mal, lo reconozco, pero a mí siempre me gustó para una banda el nombre "Todos los Pollos Hacen Caca".
Eso sí, el apodo "El Rulo" es impresentable.

Zeithgeist dijo...

Yo madre.. que queres qte diga, ante tanto depsliegue de creatividad por partee del purrete la dejo nomas.. No podes impedir que tu hija se enrede con semejante aparato! jajaj

Guada GN dijo...

Curioso que la tal Silvana no hubiese utilizado el "pero SHO LO AMO!!!" que tanto les gusta usar a las adolescentes. Ese es un argumento difícil de contrarrestar, porque si uno se le caga de risa - como es la primera reacción automática - no sólo queda uno como un padre tirano si no que además queda como un insensible hijoeputa... que no sería la primera vez, pero vio uste´como son las adolescentes, que uno les coharte la libertad es una cosa, pero que uno se meta con el Verdadero Amor, ah, no, ahí no... El argumento de "mientras la plata sea mía" queda maravillosamente - mi niña de seis años ya ha escuchado la primera versión y todo - en casi todos lados, pero contra el "Sho lo Amo!!" cuesta mucho pelear, porque de ahí a que la cría se te escape por la ventana hay un paso.
Y yo no quiero ir a ver a Oveja Marrón Verdosa, me pinta que no es mi onda... Si escucha de otra banda en la cola del super me avisa...

A.R.N. dijo...

yo me hubiera callado la boca y hubiera viajado igual, total siempre se puede buscar una buena mentira. beso

Caro Pé dijo...

"Oveja marrón verdosa" está banda va a ser revelación y pionera de un nuevo género musical,
Revolución de corcheas y fusas, y semifusas!!!!!

Lelé dijo...

Usted tiene una gran ventaja. Porque está visto: en lo que a colas de supermercados se refiere, uno/a siempre mete la pata. O el cajero inútil, o la pareja de jubilados, siempre pero siempre vamos a perder el tiempo en detrimento de una cola que va mucho más rápido y que está a escasos metros nuestro. Como sea, le decía: usted tiene una ventaja. Con esas historias que se inventa nunca se va a aburrir ni irritar ni acercarse más que el resto a la neura colectiva urbana impredecible y dañina.

LadyMarian dijo...

Ay! Me estoy asustando! Lo que me espera en unos años con mi hija! Además, aunque está mal que lo diga, LittleLady es muy linda.

No quiero ni imaginar porque ya estoy en la etapa de explicar y explicar y después terminar con el típico "Basta, porque lo digo yo y - se - ter - mi - nó!!". No, le aclaro que no me da resultado. Sólo consigo resultados cuando llego a la amenaza de penitencia de días sin TV o sin compu. La técnica es seguir aumentando la cantidad de días si siguen las protestas. El máximo fue dos semanas (después de varias notas en el cuaderno de comunicaciones) y dio muy buenos resultados.

La suegra ahora se queja pero cuando vea que el chico se convierte en el cantante revelación de Disney la va a mandar a la chica para que salve a toda la familia... Hasta le va a conseguir entrevistas con Rial!

Anduve con poco tiempo para visitarlo pero veo que no ha perdido el talento. No sabe cómo me reí!!!! Genial!
Besos

LA NOVIA dijo...

OVEJA MARRÓN VERDOSA??????

Jejejejeje....

Un visionario el Rulo!!!!!

Yoni Bigud dijo...

La que vive al lado: El porqué de esa defensa radica en la conciencia gremial.
Yo también veo un traje en el futuro del Rulo.
Muchas gracias a usté.

Ouchurus: La parte de los gritos se la voy a dejar a la madre. Yo solo bajaré línea subrepticiamente.

Cris: No se resigne.

Señor Bugman: Si quiere darse el gusto podemos cambiar el nombre de MIB. Creo que podría ir eh.

Zeithgeist: Un incomprendido. Solo los jóvenes podemos estar de su lado.

Guada: Sho lo amo es una frase que todos los padres escucharán en algún momento. Combatirla es un deber, por más que el resultado sea poco alentador.
Le aviso entonces.

A.R.N: Qué mal está eso. Vergúenza debería darle.

Caro Pé: Por ahora habría que conformarse con que toquen cerca. Después vamos viendo.

Lelé: Le juro que esta es una invención parcial eh.

LadyMarian: Hay que entender a la señora, una cosa es una megaestrella y otra bien distinta un señor que se anuncia con cartelitos en los postes de luz en Villa Carlos Paz.
Muchas gracias a usté.

La Novia: Sin duda lo es.


Un saludo.

Epístola Gutierrez dijo...

Este post me trajo recuerdos. Podría decirle que me ha transportado a mi adolescencia. A una discusión con mi madre empecinada en negarme un viaje con el archiconocido argumento de que mientras vivas bajo el techo de mi casa vas a hacer lo que yo quiera...
Saludos.

♥Ro♥ dijo...

IMPOSIBLE pasar de largo èste texto!
jajajaja

GENIAL!
me ha hecho reir don Yoni
què manera de escribir!

Una dulce la nena. Dòsil y sincera.
Va a salir buena.


Abrazo♥

Yoni Bigud dijo...

Ro: Es cierto, la nena promete, pero no sería la primera que se queda en promesas.
Muchas gracias a usté.

Un saludo.

Yoni Bigud dijo...

Epístola: La cuestión es si lo logró o no.

Un saludo.