Extraña sucesión de infortunios que, poco a poco, fueron minando mi voluntad hasta transformar aquel viejo anhelo de triunfo en esta pacífica convivencia con el fracaso.

miércoles, 26 de octubre de 2011

MI SOCIEDAD SECRETA

Síntesis del post: Mi sociedad secreta. Introducción. Maniobra. Catástrofe. Asado número ciento veinticuatro.

Mi sociedad secreta: Corazón y cogote.





Aquellos insensatos que tienen por costumbre recorrer los pasillos de este humilde espacio virtual desde el año pasado o el anterior están al tanto de que formo parte de una sociedad secreta. Un ente clandestino que surgió con el firme propósito de dar vida a un sueño que me acompañó desde mi más tierna infancia: transformarme en un personaje envuelto por un halo de misterio irresistible para mi círculo de amigos, familiares y conocidos. En síntesis, algo parecido a un caballero templario, un illuminati o un masón.

El proyecto cobró vida gracias a la entusiasta participación de dos individuos que comparten conmigo esa misma voluntad de ocultación, y que conciben a la clandestinidad como un fin en sí mismo, desvinculada por completo de las actividades que pudieran llevarse a cabo a su amparo. El resultado, como podrán ustedes imaginar, ha sido una persona jurídica clandestina carente de objeto. Nos ocultamos, sí, aunque, ya sea por conveniencia, pereza o falta de imaginación, jamás fuimos capaces de establecer el porqué.

Sin embargo, gracias a la férrea disciplina innata en cada uno de sus miembros, la sociedad posee una vida institucional nutrida y saludable. Existe un presidente, un operador y un secretario de actas, aunque el primero solicitó cambiar la denominación de su cargo por otra que lo hiciera sentir un poco más representado. Entonces, decía, tenemos un chamán, un operador y un secretario de actas que se reparten las obligaciones estratégicas, operativas y registrales respectivamente. Y si bien la existencia de la agrupación fue descubierta por la mujer del operador durante la fallida ejecución de la primera maniobra (y ha sido celosamente vigilada desde entonces), la misma pudo subsistir gracias a la constante y metódica incineración de cualquier documentación comprometedora (actas, planos, fotos de modelos ligeras de ropas, etc) al calor de las llamas de —hasta la fecha— ciento veintitrés asados celebrados a ese solo efecto. Todo con el consiguiente aumento en los niveles de colesterol debido a la compartida afición a la molleja de cogote y el chinchulín de cordero.

En fin… a lo nuestro sin más, que hoy es cortito.

Se presenta el operador a altas horas de la noche en el domicilio particular del chamán, donde es ansiosamente aguardado por el mencionado individuo y este secretario de actas munido de su pluma y un papel en blanco en el que procederá a volcar con pelos y señales el resultado de la maniobra encomendada (papel que será debidamente incinerado en el asado número ciento veinticuatro).

¿Cómo dice?

No, de ninguna manera. No puedo. Tome en cuenta el carácter secreto de la encomienda, así como también el del ente plural que la lleva a cabo a través del mandatario. Sería irresponsable de mi parte. Y no se me acerque. Ni un paso más. He sido entrenado a conciencia para ingerir el documento en menos de cinco segundos, y casi sin consecuencias para el aparato digestivo.

Se cuadra el recién llegado, y luego de observar el protocolo de seguridad (verificar que no haya moros en la costa) refiere los hechos en apretada síntesis: ‘Salió como el culo’.

Habría preferido un más decoroso ‘fracasé miserablemente’, pero tampoco soy tan pacato. Comprendo y acepto el lenguaje que suele emplearse en el marco de las derrotas más estrepitosas.

Según se desprende de la declaración del malogrado comando, las instrucciones, los planos y buena parte del material provisto para la ejecución del plan han caído en manos del enemigo (otra vez su mujer) luego de una breve escaramuza, de cuya relación no surge a las claras el papel heroico que se atribuye a sí mismo.

Preguntado por las consecuencias que podría acarrear el hecho para la agrupación en tanto persona jurídica clandestina el individuo menea la cabeza de derecha a izquierda y rompe en un llanto profuso y uniforme.

Y punto final. Aquí llegaría el momento de transcribir el acta (confeccionada según el reglamento vigente) si no fuera tan patente la urgencia de celebrar el asado número ciento veinticuatro.

¿Cómo dice?

Sí, mollejas tengo. Pero de corazón. Mi carnicero no siempre está abierto en situaciones de emergencia. Un poco porque suele dormir a pata suelta a estas horas de la madrugada, y otro poco porque desconoce la existencia de este ente clandestino y misterioso, carente de objeto pero rebosante de problemas que son, en el fondo, los que impiden una penosa desaparición.

Hablemos sin eufemismos, señores. Frente a tamaña catástrofe, poco importa si el asado resulta ser de ternera o de novillo. Si la molleja es de cogote o de corazón. Si el chorizo es puro cerdo o mezcla con rata.

Lo único que importa es un fuego vigoroso. Y partir de ahí vamos viendo.


Tengan ustedes muy buenas noches.


PS: Aquellos que estén interesados —no imagino la razón— pueden leer más sobre esta simpática sociedad con solo pinchar la etiqueta 'Actividades clandestinas'. Aunque vale aclarar que el artículo se basta a sí mismo. Aquí no existe un requerimiento, sino una modesta sugerencia.

35 comentarios:

Pablo dijo...

Qué excelentes esas reuniones, ya había leído una desopilante el año pasado. Esta vez la información brindada a los que te leemos ha sido moderada por no decir pijotera, te salteaste detalles por demás jugosos.

Eso si, para mí a punto si puede y no le molesta. Tengo desde el sábado unos aposentos donde planeo hacer uso y abuso de una maravillosa parrilla en una zona cerca de mi segundo hogar, espero que el tiempo me acompañe.

Que tengas maravillosa reunión con tu cofradía.

Abrazo

Etienne dijo...

Tengo una humilde sugerencia, que si quiere el secretario de actas bien podría tomar debida nota de ella.
Habría que pulir los detalles, ver quién sería el brazo armado, elaborar algunas coartadas y todo, pero visto y considerando, habría que provocarle un "accidente" a la mujer del chamán, que parece ser la madre de todos los problemas de la sociedad secreta.
Digo nomás...

VACACIONES EN ROMA dijo...

Don Yoni

No me queda muy claro el tipo de sociedad establecida, personas juridìcas?? o es una asociaciòn ilìcita?? tengo entendido que si està conformado por tres individuos pertenece a esa clase, pero no puedo contradecirlo, el que sabe de leyes
acà es ud. caso contrario seguramente tratarà de cambiar la figura, digo...caso contrario.

Muy bien por las mollejas de corazòn, ud. conoce lo que es bueno, la mujer del chamàn no se olvide que es mujer y siempre tarde o temprano, descubrimos todo.
(Se lo digo asì con una sonrisa amable en mi rostro)

Me gustaria ser mosquita para ver que cosas traman en esos asaditos...ummmnnnn.!!


Buen dìa, y saludos.

Dany dijo...

Estimado, veo que compartimos más gustos y más que alguna desgracia.
Mi sociedad secreta se disolvió hace unos años luego de ser pescada in fraganti en una reunión "secreta" de características similares a una que ud describió.
Pero el hombre tropieza dos veces con la misma piedra y ya empieza a haber "afecto societatis" ( ud me entiende) con un par de ......bueno gente conocida.
Mientras tanto en forma de monotributista sigo efectuando prácticas de todos esos vicios para que no se me duerman las habilidades.

Y si, lo importante es el fuego.
Un fuerte abrazo!

Elvis dijo...

Creo que les falta gente que les dé apoyo logístico. Eso de hacer fuego con las actas... me suena a falta de recursos imaginativos. Para llevar a cabo esas hogueras clandestinas, se me ocurre a alguien que, seguramente, estaría dispuesto a cualquier cosa con tal de ver fuego cerca...

Un abrazo.

Alelí dijo...

que rico el asado!

un placerazo, más si tiene el gustito de lo misterioso y secreto.

yo quiero!

cuándo invitan a una forastera, presente la solcitud en la próx. reunión.

beso

El Gaucho Santillán dijo...

Que buenas son esas reuniones.

Hacemucho que no pertenezco a dìrculo alguno.

Lo ùltimo que recuerdo, es el "Sèptimo cìrculo de la entraña asada", que ninguna mujer pudo compender jamàs.

Un abrazo.

Mecha dijo...

Uhhhh... mucha intriga!!!
Creo que su sociedad secreta que solamente sirve para esconderse, está dando sus frutos, más allá de los fallidos de su Operador.

Si necesitan extras para sus peligrosas misiones, yo por un asado soy capaz de sumarme y jurar lealtad y silencio...

El Mostro dijo...

¿Un charles masón dice usted?

Si no fuese que ya estoy más cerca del arpa que de la guitarra, formaría una sociedad secreta, donde sus miembros se reconocerían por algún saludo especial, que se yo, algo como masticar masilla.

Un abrazo y suerte.

Any dijo...

Me había olvidado de la sociedad secreta. Pero a juzgar por el vocabulario juraría que el operador es el Sr. Briks ??? Ah, que no puede develar identidades ... ok.
La verdá que si nos va a contar las cosas por la mitad ... sería mejor que sus contubernios particulares siguieran siendo secretos, del todo secretos digo. O mínimo debería invitarnos al asado 125. Y mis achuras me las llevo yo por las dudas, me impresionó lo de la rata.
Helado de banana de postre? Ni se le ocurra.
abrazo

Nefertiti dijo...

Esa mujer es demasiado entrometida. Debe incluirse el tema en el próximo orden del día, como para evaluar la posibilidad de chantajearla abiertamente o generar distracciones y datos falsos como para que se entretenga.
O bien "suicidarla" digamos... siempre es una opción.
Salut! Lo importante es el asado acompañado de buen alcohol.

Javier F. Noya dijo...

Ni chesterton hubiera podido describir mejor esa clase de reuniones clandestinas. Y no hay mejor que la unitilidad para que sea realmente revolucionaria su logia. Muy bueno. Saludos cómplices.

http://lodemirta.wordpress.com/ dijo...

Dolina dice que todo lo que hacen los tipos es para levantarse minas...o para comer asado. (Las letras amarillas sobre fondo negro me rompen los ojos.

Rebeca dijo...

Don Bigud
No se si voy a volver a comer mollejas otra vez si se que viene asociada a las palabras corazón o cogote.

Su sociedad secreta si tiene objetivo y mas que claro: comer asado. Todo lo demas es pura excusa. Eso si, no se bien en qué consiste todo lo demás.

Releí alguno de sus post anteriores y el de la 'famosa' desconocida es antológico.

Lelé dijo...

No se me ocurre nada medianamente interesante para comentar, pero no quiero dejar de acompañarlo. Así que aquí va mi austero e insulso aporte del día de la fecha.

Sir Lothar Mambetta dijo...

Usted piense que podría ser peor. Mire, por ejemplo, a Tom "Soy Uno De Los Peores Actores De La Vida Además De La Cara De Mamerto Que Tengo" Cruise y el asunto de la Cienciología (o algo así): ¿a nadie se le ocurrió que podían comer mollejas en lugar de la placenta de sus mujeres?. Por supuesto que el asunto de la placenta es una leyenda malintencionada creada por gente que no respeta al señor Cruise, pero ¿a que a usted ya no le molesta tanto comer molleja de corazón, no?

Un abrazo y un saludo secreto, doctor.

Guada GN dijo...

Mire que de secreta es su sociedad secreta que ya ni me acordaba que pertenecía uste´a una.
Ni que decir que ese es el mejor de los secretos.
El problema de ustedes tres radica, sin embargo, en que la mujer del chaman parece tener memoria de elefante.
A mi me gustan los riñoncitos a la parrilla. Digo, si vamos a compartir gustos culinarios, compartamos.
La placenta, como bien dice Mambetta, se la dejo al petiso Cruise...

Yoni Bigud dijo...

Y... 18.

Como soy un individuo con una nutrida vida social, acabo de llegar a mi hogar. Y en condiciones no aptas para responder los comentarios. Por lo tanto quedará para mañana, cuando tampoco esté apto pero pueda hacerme responsable.

Saludo general.

laura dijo...

como le decia ayer en un par de comentarios que blog se ha negado a publicar, me preguntaba seriamnete que pensara de su marido esa seniora. S'i la del amigote suyo de la cofradia, porque no me va a negar a estas alturas que ese senior es patetico

el resto son solamente excusas para hacer asado, un beso

Shimmy dijo...

Algunos antigüos manuscritos aseguran que son los Illuminati los que más alto colesterol siempre han tenido.

Eleanor Rigby dijo...

Ayer justamente pensaba en comer mollejas a la parrilla, pedido que haría a los tíos del campo para este domingo...


Son copadísimas esas reuniones así, son casi una logia. de las cuales las mujeres nos hemos visto excluídas...x la cultura??? Vaya uno a saber. Hay tipos que no saben ni prender el fuego.-


Un día estaría bueno pertenecer a algo así.


abrazo don Bigud, estoy de regreso

Humberto Dib dijo...

Me ha dejado pensando por qué yo no pertenezco a una sociedad secreta como la suya... pensé en mi nacionalidad, edad u otras razones, pero no me sirvieron de excusa, en algo debo estar fallando para que nadie me invite a una. Tal vez deba iniciarla yo, en ese caso será la sociedad secreta de la "Feijoada com caipirinha".
Le dejo un abrazo.
HD

Malena dijo...

En algunas sociedades anónimas, no se le pueden encomendar la tarea a miembros de responsabilidad limitada. Tendría que haber recorrido más este muchacho. ¡Mirá que venir sin la molleja correspondiente!

Alelí dijo...

borrachín!!!

VACACIONES EN ROMA dijo...

Yoni

El doctor Steven Dowshen, MD, editor jefe de la página KidsHealth, señala: El alcohol es un depresivo. Esto significa que hace más lento el funcionamiento del sistema nervioso central. El alcohol en realidad bloquea algunos de los mensajes que intentan llegar al cerebro. Esto altera las percepciones, las emociones, los movimientos, la vista y el oído de una persona. En cantidades muy pequeñas puede ayudar a que una persona se sienta más relajada o menos ansiosa, pero una mayor cantidad de alcohol provoca cambios más grandes en el cerebro y produce una intoxicación.
Yo voy a ser màs concreta, todavìa le dura la esbornia que no puede responder..??

Afloje un poco.

Igual lo queremos y esperamos.

Yoni Bigud dijo...

Pablo: Hay que mantener el secreto, que es la esencia de esta agrupación.
Suerte con el tiempo, y guarde un poco de vacío para los que no nos toca parrilla este fin de semana.
Muchas gracias a usté.

Etienne: No me convence, fracasaríamos en eso también. Tendría que ocuparme yo mismo, pero mi función es únicamente registral.

VER: El término técnico es persona jurídica clandestina.
No hace falta ser mosca, igual nuestros planes siempre salen a la luz. En forma trágica.

Dany: Lo comprendo. El que se mete una vez en esto, jamás deja el vicio. Y claro, también practica los vicios complementarios.

Elvis: Comprendo el código, pero sepa que preferimos los incendios controlados.

Aleli: Con todo gusto. Pero no vale criticar al asador.

Gaucho: Las mujeres son así, incomprensivas y propensas a disolver logias.

Mecha: No solo basta con lealtad y silencio. También debe jurar hacer el asado.

Mostro: Nosotros tenemos saludo secreto, pero, naturalmente, no puedo contárselo. A menos de que decida sumarse.

Any: Si el Señor Briks fuera el operador, las cosas irían mucho mejor, y nos divertiríamos bastante más.
La invitamos, y tráigase lo que desee. Pero del helado de banana no se salva. Es obligatorio.

Nefertiti: Por ahora las víctimas del chantaje somos nosotros. Hemos impedido la divulgación de nuestras actividades al círculo familiar de los miembros restantes, pero se nos va hasta la última moneda en eso.
Suicidarla no estaría mal.

Javier: Sí, yo me siento un revolucionario. Pero confinado en el monte. Muchas gracias a usté.

CONTINUARÁ EN MINUTOS...

Yoni Bigud dijo...

Mirta: Supongo que Dolina está en lo cierto.
Prometo que en breve haré un ensayo con letra blanca. Note mi buena voluntad.

Rebeca: Con la molleja tiene dos caminos. O corazón o cogote. Esto es así.
Que no tenga clara la actividad implica que estamos teniendo éxito.
Me alegra que le hayan gustado artículos pasados. Muchas gracias a usté.

Lelé: Su comentario me ha parecido interesantísimo. Y además me sentí muy acompañado. Muchas gracias a usté.

Sir Lothar: Voy al baño, vomito y después le contesto.
Ahí está mejor. No, no me molesta. Incluso ahora sería capaz de comerlas crudas.
Muchas gracias a usté.

Guada: Yo los riñones los sumerjo unas horas en una mezcla de cinzano y finas hierbas. Luego, así a la parrilla. La próxima le guardo y me cuenta qué le parecen.

Yoni: ¿No le da vergüenza?

laura: Mire, sigue casada con él, así que algo debe ser rescatable.

Shimmy: Entonces debo ser un Illuminati. Haberme enterado antes y no hacía toda esta movida.

Eleanor Rigby: Fueron excluidas por ser incapaces de guardar secretos. Sí, ya sé, a nosotros no nos va tan bien, pero al menos lo intentamos.
Bienvenida al ruedo. Que sea con suerte.

Humberto: Usted es un personaje ideal para una sociedad secreta. Lo insto a que forme una y me lo cuente, por más que rompa de esa forma los códigos.

Malena: Enorme reflexión la suya. Me deja pensando en el fracaso de la acción del comando. O sea, en la comandita por acciones.

Aleli: ¡No le permito! Bueno, está bien.

VER: No sea impaciente che. Le pido disculpas. Hoy no me retrasé por mis actividades nocturnas, sino por las diurnas. Hay gente que tiene la mala costumbre de exigir que trabaje, y pone como excusa el hecho de haber abonado un porcentaje a cuenta. Pero sabrá usted de sobra que siempre llego a responder. En eso jamás fallo.


Un saludo.

MAGAH dijo...

Uste es más bueno don yoni... escribiendo digo, de verdad que lo leo y digo, de donde saca tanta pulcritud y excelencia en el lexico un atorrantín que viene tarde de tanta cosa social?

Es bueno de verdad ud!!!

LadyMarian dijo...

Yo diría que las mujeres de ustedes saben todo, pero sólo una lo mostró. Sí, yo creo que no les dicen nada para no arruinarles el juego. Es como con los chicos, que uno juega y se hace el distraído para darles ventaja y que también puedan ganar.

Nooo! Pero cómo se le ocurre! Yo no dije que eran infantiles, eso corre por cuenta suya. ;)

Besos

La condesa sangrienta dijo...

No sé por qué, pero la foto me resulta inquietante e impúdica, tal vez por la solitaria desnudez de la carne y la secreta de la sociedad, no sé.
El texto, impecable y la molleja asada, exquisita!
Beso para usté y bon apetit

Emoción dijo...

No puedo dejar de coincidir completamente con LadyMarian. Las mujeres nos la pasamos haciendo esas cosas con los hombres que amamos precisamente por eso, porque los amamos. (Está claro que me refiero a las que no abrieron la boca)

Yoni Bigud dijo...

Magah: Muchas gracias a usté. Lo que intentamos en este restaurante familiar es ser prolijos y firuleteros sin ser inentendibles.

LadyMarian: Sus palabras me han sumido en un profundo abatimiento.
Yo creía en mi clandestinidad, y ahora no sé.

Condesa: Sin duda una foto transgresora. Muchas gracias a usté.

Emoción: Empecé como Illuminati y ahora me siento una rata de laboratorio. Muy querida, pero rata al fin.


Un saludo.

MAGAH dijo...

y lo logra vea....pero ...y el PG de cada viernes???

No se haga el oso Don Yoni!!!!!No con tanto firulete adorna y el otro se distrae, sabe?

Esilleviana dijo...

después de leer todos sus comentarios... solo se me ocurre añadir que deberían de haber estado más finos, sagaces y sutiles, invitando a participar a una mujer. ella se encargaría de hacer más reservado y confidente toda vuestra sociedad pactada y con un mismo fin: evitar que las parejas de los integrantes conozcan de sus estudios y análisis de fotografías de chicas, etc.

genial!!

un abrazo
:))

Yoni Bigud dijo...

Magah: Y los viernos yo A VECES subo un Potente Gen. Lo vengo aclarando desde hace meses. Pero le juro que en ese campo doy lo máximo. Como en todos los demás.
Muchas gracias a usté.

Esilleviana: No es mala idea la suya, pero no conozco (no digo que no existan) mujeres que guarden secretos.
Muchas gracias a usté.


Un saludo.